La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 20 de agosto de 2012

Ante la desidia del Estado frente al nacotráfico, la Iglesia Católica ayuda a los adictos

Cada 24 de septiembre la Virgen sale a las calles en procesión y lleva una corona. No solo simboliza su rol de reina y Patrona del pueblo, sino que esa corona es fruto de la entrega de los tucumanos.

Hace 100 años se hizo una colecta de dinero para comprarla y ahora se volverá a apelar a los tucumanos, pero para realizar una corona de caridad.

"María es redentora de los cautivos, y hoy una de las cosas que mantiene cautivos a muchos jóvenes son las drogas. Por eso nuestra intención es apelar a la donación para instalar la Fazenda de la Esperanza en la zona de El Cadillal", comentó el párroco de la basílica de La Merced, Carlos Sánchez.

Se trata de una comunidad que trabaja con los adictos y sus familias a través de la convivencia, el trabajo y la práctica de las enseñanzas del Evangelio. En Aguilares funciona una desde hace un año y ayuda a 15 jóvenes.

Pese aunque todavía no se hizo pública la intención de abrir un segundo centro, Sánchez resaltó la cantidad de personas que se acercaron para colaborar. Ya les donaron el terreno en el que se construirán la iglesia, las habitaciones y los talleres. También los materiales para edificar, el diseño del proyecto, la construcción y la instalación del agua.

"La colocación de la piedra basal en el sitio en el que se levantará la Fazenda se hará durante la novena a la Virgen, en septiembre", anticipó. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.