La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

sábado, 18 de agosto de 2012

Agosto en Casabindo: honras a la Virgen María y fiesta taurina en Argentina


En las honras a la Virgen de la Asunción, el miércoles miles de personas de distintas partes del mundo se congregaron a participar de los tradicionales festejos patronales de la comunidad puneña de Casabindo, ubicada a más de 3.300 metros sobre el nivel del mar, en el departamento Cochinoca de la provincia de Jujuy.

La celebración litúrgica se realizó en la antigua capilla del pueblo, que albergó imágenes de los patronos de la zona.

Las actividades comenzaron bien temprano, por la mañana, con un acto protocolar celebrado en la plaza, que más tarde albergaría a miles de almas llegadas desde distintos puntos del mundo, para admirar el “Toreo de la Vincha”.

En la antigua y vistosa capilla de corte colonial, la estatuilla de la Virgen de la Asunción estaba acompañada por más de treinta imágenes de los santos patronos de las diferentes comunidades y los parajes aledaños a Casabindo. Entre ellos de Barrancas, Cochinoca, Abra Pampa, la Imagen de Copa Cabana de Queñual, y de zonas como Ojo de Agua y Río Negro.

Tras la misa y al son de la banda de sikuris, los samilantes se reunieron frente a la capilla y comenzaron a practicar su danza hasta que comenzaron a salir todas las imágenes patronales para dar inicio a la procesión, que recorrió las calles del pequeño poblado puneño para luego retornar a la iglesia a través de una plaza que estaba colmada de público. Es que una gran cantidad de personas no quiso perderse un lugar cómodo para presenciar un espectáculo, que por sus características es único en nuestro país, el “Toreo de la Vincha”.

Si bien se trata de una fiesta patronal, el desafío a los toros en la plaza de Casabindo es una de las actividades centrales y que más llama la atención del público.

Según contó a nuestro medio, Ricardo Ventura, el “Toreo de la Vincha” se celebra para recordar a un indio del lugar, quien desafió a los españoles que llegaban para conquistar el lugar hace poco más de doscientos años.

“Dicen que los españoles se querían hacer cargo de esta tierra, pero el indio Pantaleón Tabarca las defiende, como así también a los lugareños, ya que querían quedarse con todo”, relató Ventura.

Por este motivo Tabarca fue capturado por los españoles y a cambio de su libertad, como así también la de su pueblo, debía recuperar una vincha que llevaba en su sombrero de la frente de un toro. “Entonces el lucha con su manto y logra recuperar su vincha, como así también con su libertad como la de los pobladores” remarcó el vicepresidente de la fundación Protemplo.

En una nueva edición del “Toreo de la Vincha” numerosos jóvenes se expusieron por “honor” y por “devoción” a la Virgen de la Asunción a furiosos toros, para recuperar y ofrendar la vincha, que recuerda a Pantaleón Tabarca, a la santa patrona de Casabindo.

Los toros tuvieron numerosos contrincantes aunque solo un par de ellos lograron cumplir con el cometido, pero ninguno quedó excluido de los fuertes golpes y rajadura de ropas provocada por los cuernos de las furiosas bestias.

El joven Aníbal Vázquez de Casabindo, que salió airoso del enfrentamiento con el aclamado “Chapulín Colorado”, uno de los toros más grandes y “malos” del pueblo, sostuvo que no era la primera vez que participaba, aunque sí era la primera vez que lo lograba, por lo que inmediatamente de quitarle la vincha al inmenso bovino, se la ofrendó a la Virgen de la Asunción.

“Lo hice con devoción a la Virgen, ya que gracias a ella todo se puede” remarcó Vázquez.
Por su parte Javier Teruel, otro de los que se enfrentó al toro “colorado” aunque sin éxito, recibió una dura golpiza y prometió volver a lograrlo.

1 comentario:

  1. Son las fiestas taurinas más aburridas del mundo. Se trata de un montón de tipos tratando de burlar al toro, cuando en realidad debería de tratarse de un enfrentamiento entre el toro y el hombre, entre la fuerza y la destreza, entre la fiereza y la valentía.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.