La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 10 de julio de 2012

Guerra en el Barrio Unión: la delincuencia vence al pueblo argentino

La lucha contra los delincuentes parece no tener fin en el puesto policial del barrio Unión, inaugurado el 22 de diciembre pasado y atacado en trece oportunidades. Ahora, en vez de agredir el edificio del destacamento, los malvivientes actúan en contra de los efectivos.
 
Un nuevo capítulo se registró el domingo pasado, aproximadamente a las 17, cuando un grupo de maleantes identificados como “Los del espacio verde” intentaron agredir a sus pares de “La 3”.
 
En ese momento, cuando alrededor de quince agresores se dirigían hacia el centro integrador comunitario (CIC) del mencionado barrio situado en la zona norte de esta capital, los patoteros gritaron: “¡Vamos a agarrarlos a los vagos de la (calle) 3!”, pero fueron impedidos de hacerlo por el personal policial, que patrullaba por el lugar.
 
Al instante, uno de ellos vociferó: “¡Vamos a darle a la cana!” y dos de los agresivos sacaron a relucir sendos cuchillos Tramontina, tipo sierrita, para intentar apuñalar a los uniformados.
 
Mientras los patoteros que portaban las armas blancas se acercaban a los agentes, los otros empezaron a arrojar elementos contundentes en contra de los mismos y la sede del destacamento; pero los efectivos, pese a su inferioridad numérica, lograron apresar a cinco integrantes del grupo antagónico, identificados como Luis “Pato Malo” Mansilla (18), Víctor “Chupamoco” Rodríguez (18), Rodrigo “Gol en Contra” Suárez (19) y dos menores de 15 y 16 años. El resto huyó.
 
Los menores fueron regresados a sus hogares, mientras que los otros tres fueron alojados en la Alcaidía.

El barrio Unión posee tres famosas patotas, que, a su vez, son rivales entre sí: “Los del espacio verde”, “La 5” y “La 3”. Pero los acérrimos contrincantes de siempre se unieron el domingo y en otras oportunidades para atacar a los policías de la zona, cuyos vecinos están desesperados.

Los ataques originados desde el momento de la apertura del puesto policial (el 22 de diciembre de 2011) tuvieron un único fin para los maleantes: echar a los efectivos de la zona, que anteriormente era “tierra de nadie”, según denunciaron en más de una oportunidad los vecinos del barrio Unión, situado en la zona norte de esta capital. Sin embargo, los malvivientes no pudieron lograr su cometido.
 
Por ese motivo, durante este tiempo el destacamento sufrió agresiones trece veces, aunque desde mayo pasado, los patoteros cambiaron el modus operandi y ahora decidieron agredir cobardemente a los policías que trabajan en esa zona en inmediaciones del puesto, momentos antes o después del horario laboral de los uniformados.
 
Un total de seis policías, identificados por sus apellidos, Visgarra, Chávez, Torres, López, Vega y Villegas, sufrieron lesiones en las diferentes embestidas cometidas por los patoteros, cuya lucha parece no tener fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.