La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 2 de julio de 2012

Argumentos para alambrar la frontera Norte

La frontera entre Argentina y Bolivia es una zona caliente. En los últimos años el aumento del tráfico ilegal, que abarca desde ropa y artículos electrónicos hasta droga, y la insuficiencia de controles configuran la realidad de una zona por la cual diariamente transitan miles de personas de un lado a otro.

Fuentes de los organismos de control consultadas por El Tribuno señalaron que desde 2006 el tráfico ilegal creció un 200% en el paso Aguas Blancas-Bermejo.

A estas actividades ahora se sumó el ingreso no declarado de divisas. En lo que va de junio se realizaron ocho secuestros de divisas, el último por un valor de $175 mil.

Se trata de la infracción más común detectada en los últimos tiempos por las autoridades en Orán, debido principalmente a la actual cotización del dólar.

La modalidad empleada es llevar dólares a Bolivia, cambiarlos allí por pesos e ingresarlos nuevamente al país. Por cada moneda estadounidense se obtienen $3 más que en Argentina, ya que en Bolivia el dólar cotiza a $7,10.

Por otra parte, la cantidad de estupefacientes secuestrados aumentó notablemente en 2012.

En lo que va del año se constató que Aduana Argentina realizó 16 operativos con más de 100 kg de droga secuestrada, principalmente cocaína y pasta base. Gendarmería Nacional, en tanto, ya incautó más de 200 kg. Según se informó, la mayoría de los detenidos en los operativos por tráfico de droga son argentinos y la modalidad empleada es ocultar los cargamentos en vehículos de distinto porte. Se estima que en la frontera el kg de cocaína cuesta unos 10 mil dólares. 

Con respecto al ingreso ilegal de ropa, electrodomésticos y artículos de electrónica, entre otros, los referentes consultados no se aventuraron a brindar una cifra estimada sobre el valor de dinero que ello moviliza, pero señalaron que se trata de varios millones de pesos. Informaron también que por cada colectivo o camión retenido con mercaderías varias se secuestra un valor estimado de tres millones y medio de pesos, con un promedio de tres operativos diarios de Gendarmería Nacional.

Por su parte, el juez federal de Orán, Raúl Reynoso, señaló que la cantidad de efectivos de los tres escuadrones de Gendarmería, apostados en el norte en Aguaray, Tartagal y Orán, son insuficientes. “Es una frontera de 200 km”, dijo.

A ello hay que agregar la ausencia de controles de las autoridades bolivianas. A pesar de los numerosos reclamos que realizó el Gobierno argentino, el puerto de chalanas que une la localidad de Aguas Blancas con Bermejo no cuenta con ningún control de Aduana, Marina ni Migraciones de Bolivia, por lo que los únicos controles son los de Argentina. 

1 comentario:

  1. Mas que un alambrado hay que hacer una muralla.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.