La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

miércoles, 4 de julio de 2012

Alumnos de la Escuela Normal de Tucumán se rebelan en contra de la tiranía alperovichista

Estudiantes contestatarios

Cuatro alumnos de sexto año  de la escuela Normal de Tucumán  aguaron la entrega de las netbooks del plan Conectar Igualdad cuando levantaron sus carteles exigiendo ver el programa de Jorge Lanata, que debería emitirse por Canal 10, que responde al gobierno provincial y que por decisión de su directorio no se transmite en el territorio provincial.

Según pudo reconstruir Perfil.com, los hechos ocurrieron cuando la ministra, Silvia Rojkés de Temkin elogiaba los logros obtenidos por el gobierno provincial y justificaba la ausencia del gobernador José Alperovich que había comprometido su presencia para participar del acto.

Fue entonces cuando una fuerte silbatina se apoderó del salón y cuatro alumnos del sexto año levantaron un cartel con la leyenda "Yo también quiero ver a Lanata". Molesta por la situación, la ministra los desafío a que subieran al estrado a fundamentar su opinión.

Lejos de amedrentarse, los alumnos que responden a distintas divisiones de sexto año subieron al estrado y en un clima tenso explicaron sin titubeos su postura ante la ministra: "No es nuestra postura ir al choque, nosotros lo único que pedimos es la posibilidad de ver por televisión abierta a alguien que piensa distinto”.

Los dichos fueron acompañados con un fuerte aplauso, mientras Rojkes de Temkin trataba de explicar lo inexplicable, porque se censuraba a Lanata. Luego de los alumnos aprovecharon la oportunidad para manifestar los cambios que se hicieron a última momento en el sistema educativo.

El broche de oro del acto, estuvo a cargo de una docente de la escuela, que se mostró sorprendida por la actitud de los chicos y no ahorro críticas al periodista Jorge Lanata, a quien acusó de trabajar para monopolios que  poco y nada le interesan la educación. Para evitar que los hechos pasaran a mayores, la ministra dio por terminado abruptamente el acto, aunque se comprometió a debatir con los chicos si existe o no censura en Tucumán.


Una ultrakirchnerista que adoctrina en lugar de educar

Graciela Achin es la “profesora” de Historia que utiliza los espacios educativos en la Escuela Normal para dar cátedra de ultrakirchnerismo a los alumnos.

Según algunos alumnos y padres, esta “docente” aplica el discurso K habitualmente en las aulas, intentando convencer a los jóvenes sobre los beneficios del “modelo” de la presidenta Cristina Kirchner.

En el ya famoso acto de entrega de netbooks, Achin pidió la palabra frente a todo el alumnado (engrosado además por los punteros políticos y empleados del Ministerio de Educación que fueron acarreados por la ministra Silvia Rojkés) para decir que “(Jorge) Lanata representa a un sector opositor”.

Mientras la ministra Rojkés asentía, Achin siguió con el adoctrinamiento K: “Lanata está del lado de aquellos sectores poderosos que hoy controlan y tienen el monopolio de la comunicación”.

Los jóvenes no alcanzaron a entender a qué se refería, ya que en Tucumán el único monopolio de medios que conocen es el de Alperovich. Y a nivel nacional, todos los canales que se ven por televisión aburren las 24 horas con las noticias K, a excepción de TN. Los cristinistas también son dueños de la principal emisora (Radio 10) y tienen decenas de medios escritos y sitios de Internet.

Mientras Rojkés escuchaba el discurso partidista impartido a todos los alumnos, e incluso asentía con su cabeza, Achin creyó que necesitaba sumar aún más méritos, y embistió nuevamente: “a Lanata no le interesa si ustedes se educan o no. Lamentablemente tienen los medios de comunicación masivos para distorsionar muchas de estas políticas que se están haciendo en el país”.

“No crean que Lanata es tan fabuloso. No puede decir lo que se le canta”, finalizó la señora Achin, que se desempeña como “profesora” de Historia Argentina.

1 comentario:

  1. Esta vieja zurda que vaya a dar clases a una Unidad Básica!!

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.