La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

jueves, 14 de junio de 2012

La voz de la coherencia: Olmedo presentó un proyecto en contra de la despenalización de las drogas

Decididamente contrario a la despenalización de la tenencia de estupefacientes para uso personal, el diputado nacional Alfredo Olmedo manifestó que la reforma que está en debate en la Cámara de Diputados de la Nación constituye el primer paso en “una carrera descendente hacia la legalización de la droga, desde el cultivo de plantas utilizada como base del estupefaciente, hasta la habilitación de laboratorios y comercios para la fabricación y venta sin restricciones de la misma”.

El legislador salteño consideró que la reforma planteada no varía en el fondo de la cuestión el tema que inquieta a la sociedad, dado que sólo hará salir de las sombras los usos y las costumbres de quienes ya son usuarios, consumidores o adictos. Nadie adquirirá la costumbre sólo por el “permiso para drogarse públicamente”.

En su proyecto, el diputado Olmedo incorpora al Código Penal algunos artículos. Vale recordar que el artículo 83 del mismo señala que “será recluído con prisión de uno a cuatro años, el que instigare a otro al suicidio o le ayudare a cometerlo, si el suicidio se hubiese tentado o consumado”. Pues bien, Olmedo incorpora como artículo 83 bis la reclusión de tres a cuatro años al que instigare a otro al uso de estupefacientes y/o le ayudare a conseguirlos y/o a consumirlos cuando el uso del mismo no sea a causa de prescripción médica indicativa como curación o tratamiento de una enfermedad adquirida o contraída.

Asimismo, como 83 ter, establece que “será reprimido con prisión o reclusión de dos a tres años y medio quien fuere sorprendido en el uso y/o consumo de estupefacientes, por atentar contra la moral y la salud pública. La sanción será aplicada en institutos especiales dentro o fuera de los establecimientos penitenciarios de la nación y/o de las provincias, y tendrá por finalidad el sometimiento del procesado a un tratamiento especial de desintoxicación, cuya prolongación dependerá del decisorio judicial y del diagnóstico previo que a tales fines elaboren peritos médicos dependientes del poder judicial”.

Entre otras cosas, Olmedo impulsa crear como parte integrante del Servicio Penitenciario Federal, el Instituto de Atención y Tratamiento para los Procesados Adictos al Consumo de Estupefacientes, con sede en cada uno de los establecimientos penitenciarios del país dependientes del Poder Judicial de la Nación, el que se integrará por personal especializado y de conformidad a lo que determine la ley especial que se dicte en consecuencia de la presente a los fines de la conformación y funcionamiento del Instituto de referencia en este artículo

“Mi proyecto pretende no demonizar al adicto, sino crear barreras que desalienten a quienes aún no se han iniciado en el uso de las drogas ilegales, y dar solución a quienes ya viven el horror de la adicción, sin desaprovechar los recursos que se destinan principalmente al cuidado de la salud pública y de la seguridad que tanto preocupa por estos días”, señala el diputado.

Quienes padecen el infierno que significa la adicción a las drogas ilegales, no se verán de ninguna manera beneficiados con la despenalización que se pretende introducir. Al contrario, con esta modificación seguirán en un estado de indignidad humana y sin mecanismos de auxilio o de intento de evitar la adicción”, concluyó Olmedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.