La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 19 de junio de 2012

El "progreso" llegó a Tilcara

Las violentas peleas entre patotas de Tilcara ya dejaron como saldo un joven estudiante secundario herido y mucha preocupación entre los habitantes del pueblo.

A pesar del silencio policial y municipal, los hechos violentos se suceden con una preocupante cronología y sus consecuencias se hacen visibles en una comunidad que desde hace rato dejó de tener la armonía que solía disfrutar.

Seguramente para los pobladores de Tilcara existe una enorme lista de causas que provocan semejante panorama.

Por esta razón varios vecinos expresaron que entre las causas de semejante violencia, la venta y consumo de drogas “es la principal”. En este sentido expresaron que las zonas oscuras de la plaza principal “se vende todo tipo de drogas y es una realidad que se desmadró hace como dos años, más o menos”. 

Sobre esta situación varios habitantes del otrora apacible pueblo señalaron que “no llega la civilización sin la barbarie”, y aclaró que “esto es lo que nos trae el progreso”. Claro que lo expresado no hacía referencia a la mejoras educativas y sanitarias de Tilcara, sino a un crecimiento económico que, de la mano del turismo, hizo del pueblo ya casi una ciudad.

Por su parte otros vecinos expresaron que “antes a un changuito que se sentaba mal en el respaldo de uno de los bancos de la plaza y venían dos policías y lo hacían sentar bien”. “Parece una zoncera, pero así empiezan”, dice una vecina del pueblo y agrega con algo de resignación que “habrá que aprender a convivir con estas cosas” porque “yo no sé cómo se puede hacer para evitarlas”.

A su vez otro vecino dijo “antes le echábamos la culpa a los gringos, pero ahora son nuestros propios hijos”.

 
Puede ser que el tema no sea echar la culpa como hacen los chicos en la escuela. Lo de las drogas es tan cierto como que se le vende alcohol a los menores y que, en las fiestas, el único negocio es la venta de bebidas alcohólicas, aunque se trate de bailes para adolescentes, ¿pero es ese todo el tema? ¿La salida de esta situación son prohibiciones que, de todos modos, tampoco se cumplen? ¿Se trata de delitos o de síntomas de una comunidad que anda mal y reclama una cura?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.