La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 5 de junio de 2012

Ejemplo nacional: el municipio de Concepción repudia a los enemigos de la Vida

El Concejo Deliberante de Concepción aprobó una ordenanza por la cual impone a la administración de ese municipio que los papeles oficiales lleven el membrete “Concepción, Ciudad Pro Vida. No al aborto - No a la eutanasia”. La aprobación de la norma se concretó luego de prolongados debates que se extendieron a lo largo de tres sesiones. Luego de que la norma quedara firme, el concejal Eduardo Carrizo (UCR), agradeció a la doctora Beatriz Gil de Requejo, por haber disertado en relación al aborto, eutanasia y muerte digna. Según Carrizo, las ideas expuestas por Gil de Requejo fueron determinantes para llegar a la sanción de la ordenanza, además de proveer un marco conceptual y científico a las profundas convicciones éticas que sostuvieron los ediles al sancionar la norma. “Hoy podemos decir, con orgullo, que la ciudad de Concepción, por medio de sus representantes, defiende el primer derecho del ser humano, el derecho a la vida desde su concepción, hasta su muerte natural y espero que esta posición del Honorable Concejo Deliberante sea un mensaje que llegue a todos los lugares del país”, dijo Carrizo luego de la aprobación de la norma.
 
La postura explícita del conjunto de ediles de la ciudad de Concepción, que circulará con su mensaje impreso en la papelería oficial del municipio, llega en un momento en donde el tema del aborto volvió a estar en el tapete en todo el país, precedida por la resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que declaró la no punibilidad de los abortos practicados a embarazos originados en violaciones, y que además recomendara a las autoridades de Salud -nacionales y provinciales- la adopción de un protocolo que favoreciera la atención y la eventual interrupción de embarazos en las mujeres que los desarrollen como consecuencia de haber sufrido violaciones.
 
La clara postura expresada en Concepción, a través de los representantes del pueblo en el gobierno municipal, llega también en un momento en el que diversos hechos conocidos a lo largo del mes de mayo en el sur de la provincia dejaron la sensación generalizada en la población de que “abortos clandestinos se hacen y el gobierno no hace nada para controlarlos”.
 
En ausencia de declaraciones oficiales que desde las propias autoridades de Salud de la provincia se debieran haber ofrecido respecto al “aborto sin protocolo” que se habría practicado en el Hospital de Alberdi, la información relacionada al hecho que circula por el sur de la provincia es, por un lado, la relativa a una mujer que en coincidencia con la época del hallazgo del feto en Alberdi, estaba siendo atendida, en la Maternidad de San Fernando del Valle de Catamarca, por severas lesiones sufridas la habérsele practicado un aborto en un lugar del sur de Tucumán. Por otro lado, las derivaciones de pacientes con ginecorragias, desde Alberdi a Concepción, disminuyeron desde mediados de mayo.

El miércoles 15 de mayo, El Tribuno publicó, a partir de testimonios de personal del Hospital Juan Bautista Alberdi -de la ciudad homónima- información sobre el hallazgo de un feto en el inodoro del baño de la sala de Maternidad de ese centro de salud del SIPROSA. El hecho -sucedido en la tarde del lunes 13 de mayo- había sido denunciado de inmediato a la Policía por el médico de guardia del hospital y los comentarios comenzaron a circular alimentando un escándalo entre los vecinos. Desde la Comisaría local, se informó a algunos medios de prensa la ocurrencia del hecho, dando entidad a lo que hasta entonces había sido sólo un rumor. 
 
Desde entonces, ningún organismo oficial dio información sobre el grave acontecimiento, “como si el escándalo no hubiera llegado a sus oídos”. Los oídos a donde debió llegar el escándalo, además de los de la Fiscalía de la IIIª Nominación del Centro Judicial de Concepción, que investiga el caso, son los de las autoridades del Area Programática Sur del SIPROSA, que tiene sus oficinas también en la ciudad de Concepción. Pero su hermetismo sobre el tema es similar o mayor al del que se percibe en las autoridades del Hospital de Alberdi.
 

2 comentarios:

  1. Muy alegre por enterarme de esto y muy triste a la vez. Alegre porque un grupo de políticos por fin escucha a su pueblo y se comporta como ellos le piden. Triste porque no alcanza con que Concepción impulse esto, también debería suceder en Monteros, La Cocha, Ciudad Alberdi, Bella Vista, Famaillá, Aguilares, Trancas, San Miguel de Tucumán, Salta, Neuquen, Buenos Aires y todas las ciudades del país.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.