La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

jueves, 10 de mayo de 2012

Penosos efectos de la desidia en Abra Pampa

No se justifica cómo después de 25 años de haberse cerrado Mina Pirquita y casi 40 desde que dejó de funcionar la Minera Metal Huasi, todavía se sigue hablando de remediación, mientras miles de niños todavía sufren la consecuencia de tener plomo en la sangre. La remediación de Metal Huasi se hizo en lo físico, se limpió un espacio que estaba contiguo al pueblo, a metros de viviendas y centros educativos. Pero los niños, jóvenes y adultos de Abra Pampa, seguirán llevando por sus venas la sangre contaminada, no solamente de plomo sino también de la ineficiencia del estado provincial que tardó un cuarto de siglo para limpiar el pueblo, con millonarias sumas invertidas.

La política minera en la provincia no fue la más acertada de los últimos años. Lo reconoció el mismo Gobernador Eduardo Fellner al hacer referencia en el Día de la Minería a los trabajos de limpieza en Abra Pampa, quien reconoció que algo no se hizo bien en Abra Pampa.

Pero hoy esas políticas no cambiaron en nada, sólo en la opinión de los mismos actores políticos que siguen propagando a viva voz los beneficios de la actividad minera para las provincias y especialmente los pueblos de donde se extrae gran cantidad de mineral.

No sirve hablar de “punto de inflexión” entre lo que “es hacer las cosas mal y hacerlas bien”, como dice Fellner, cuando todavía sigue rondando por Abra Pampa el fantasma de Metal Huasi, y en sus calles se puede ver niños con enfermedades congénitas, malformaciones, etc.

Los trabajos de remediación ambiental, en su primera fase se llevaron a cabo en el ex establecimiento Metal Huasi, que comenzó a funcionar hace 50 años y quebró en la década del 80, dejando un saldo ambiental adverso, según precisó el titular del Servicio Geológico Minero Argentino, Luis Ferpasi quien exhibió un completo e ilustrativo video documental.

Explicó que en una segunda etapa, se construirán obras de uso como un anfiteatro para 1.500 personas y en otro sector un polideportivo, además del desmantelamiento del establecimiento y la rehabilitación de zonas impactadas, se aclaró.

Fellner destacó el sentido de festejar y hablar de remediación, pero de inmediato aclaró que “sería un contrasentido peor eludir y no resolver los problemas”.

El Gobernador se refirió a “errores del pasado”, que derivaron de “una falta de legislación adecuada; de la metodología técnica apropiada; de los controles; de toma de conciencia y de responsabilidad de muchos”.

En realidad los errores del pasado no se cometieron por falta de legislación, sino por la inacción y la falta de capacidad del Estado provincial para resolverlos, porque hasta se destinaron grandes sumas de dineros, se solicitaron créditos al BID para Abra Pampa, y aún así, todavía el flagelo sigue afectando a sus habitantes.

Abra Pampa se transformó en un basurero, en un centro de alta contaminación de plomo y otros metales pesados cuyas 10 mil toneladas de escoria y 600 de humoblanco,  fueron llevadas por el frío y árido viento no sólo a pueblos vecinos sino que se introdujeron en la sangre de sus habitantes, para provocarles enfermedades que van desde daños cerebrales, retraso en la pubertad, alteraciones en la visión, problemas de aprendizaje, daños en las funciones motoras, hasta saturnismo crónico”, reza uno de los tantos informes que se realizaron en torno a esta minera.

Según un estudio que se encargó al Grupo de Investigaciones Químicas Aplicada (Grupo INQA) de la Universidad Nacional de Jujuy, sobre la situación de los pobladores, en el que participaron 234 niños, la mayoría de ellos si bien no necesitaban tratamiento de desintoxicación, no se excluía que el plomo les hubiera causado lesiones cerebrales irreversibles.

Un estudio realizado por la Universidad de Jujuy tendiente a evaluar el impacto de la actividad de compañías mineras en la región de la Puna jujeña, arrojó el impresionante resultado de que el 81 % de los niños en la comunidad jujeña de Abra Pampa tiene plomo en sangre en cantidades dañinas para su salud, consecuencia de la contaminación ambiental producida por mineras, con énfasis especial en Metal Huasi, una fundición abandonada.

El estudio relevó que la comunidad padece un alto impacto de la actividad de las compañías mineras. Los jóvenes presentan problemas de crecimiento, enfermedades de la piel, entre otras consecuencias.

1 comentario:

  1. Abra Pampa pueblo contaminado pueblo olvidado
    Hay niñas y niños contaminados con plomo mediante la segregación del poder ejecutivo nacional con su exponente mayor, secretario de minería y el poder ejecutivo provincial, jefe de gabinete, diputados, senadores, autoridades de Gestión Ambiental, de la Cámara de Minería, de la Secretaria de minería; intendente, entre otros, quienes desconocieron el Art.41 de la Constitución Nacional sobre el derecho a un ambiente sano, y, obviaron la ley 26061 de los derechos de las niñas ,niños y adolescentes para lograr sustanciosamente masacrar a los niños de la puna jujeña , contaminando con plomo .Estos señores son los alumnos predilectos del ilustre sanjuanino. Para ellos vale su recordatorio: “¿Lograremos exterminar los indios? Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar. Esa calaña no es más que unos indios asquerosos a quienes mandaría a colgar ahora si reapareciesen. Lautaro y Caupolicán son unos indios piojosos, porque así son todos. Incapaces de progreso. Su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se los debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo al hombre civilizado”.
    (“El Progreso”, 27 de septiembre de 1844) Domingo Faustino Sarmiento

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.