La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 29 de mayo de 2012

Grotesco: la sinarquía sionista que se apropió de Tucumán maneja la campaña para el ascenso al poder del impresentable Daniel Reposo

Un cretino de primera o el perfecto kirchnerista

Casi toda la oposición objetó la candidatura del impresentable y mentiroso serial Daniel Reposo a procurador general de la Nación, incluido el radicalismo, con sus máximas autoridades a la cabeza. No sólo porque no tiene grandes antecedentes y su especialidad sea el derecho laboral, cuando en la Procuración se trazan políticas criminales –entre ellas las que tienen que ver con los funcionarios corruptos – sino que mintió descaradamente en su currículum. Sin embargo, lo que nadie dice es que su origen político justamente es radical. Es más, aún estaría afiliado a la UCR, según él mismo sugirió ante el Ministerio de Justicia.

Todos se preguntan entonces por qué lo eligió Cristina Fernández de Kirchner ante tan pocos antecedentes y lauros -más allá de su actual rol de síndico general de la Nación, desde fines de 2009- y siendo afiliado radical, un partido opositor. Hay quienes creen que además del declarado kirchnerismo profesado por el candidato se estaría ante un caso de devolución de favores al estudio jurídico que parece haberle salvado el pescuezo al vicepresidente Amado Boudou en el escándalo Ciccone y, por ende, al gobierno de Cristina. Boudou se cargó a un histórico del llamado “camporismo”, Esteban “Bebe” Righi, y justamente su lugar es para el que fue propuesto Reposo: procurador general, jefe de todos los fiscales.

La versión que circula por los pasillos y despachos de los tribunales federales de Retiro no es descabellada. Reposo y Darío Richarte –jefe del estudio que diseñó y ejecutó la estrategia para salvar a Boudou a través de la defensa de su socio y amigo José María Núñez Carmona- se conocen de la militancia común en la agrupación universitaria radical Franja Morada, en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), en la década del 80.

Richarte llegaría una década después a ser subsecretario de Inteligencia en el gobierno de la alianza UCR-Frepaso encabezado por Fernando de la Rúa. Era amigo de Antonio, el hijo del presidente y líder del llamado “grupo sushi”. Curiosidades: casi lo mismo que ocurre ahora con el líder de la agrupación juvenil La Cámpora, Máximo Kirchner, que pone cuadros en todo lugar que haya disponible. Es decir, el hijo del Presidente metido en un grupo de poder con gran influencia sobre el Gobierno.

Lo curioso es que “La Cámpora” supuestamente salió derrotada al renunciar justamente quien fuera -con apenas 33 años, en 1973- ministro del Interior del fallecido presidente Héctor Campora, es decir Righi. O sea, en 2012, sin Néstor y con Cristina, los viejos sushi le ganaron a La Cámpora de Máximo, el supuesto próximo candidato que garantizará la continuidad del apellido Kirchner en la boleta electoral.

Otro que andaba para esa misma época en la UBA y Franja Morada es el abogado Fabián Carosso Donatiello, el mismo que figura como inquilino del departamento vacío de Boudou en Puerto Madero pese a que vive hace varios años ya en Madrid, España. En realidad se cree que el departamento era ocupado por otro abogado, Alejandro Vandenbroele, cuyo divorcio mal llevado con Laura Muñoz hizo desatar esta increíble historia. Su ex soltó que él era el “testaferro” de Boudou, pero el vicepresidente dijo no conocerlo. El juez y el fiscal que allanaron luego el departamento donde se encontraron vínculos entre Boudou y Vandenbroele, Daniel Rafecas y Carlos Rívolo, ya no están en la causa.

Vandenbroele preside hoy la imprenta Ciccone Calcográfica, salvada de la quiebra en 2010 por un misterioso fondo de inversión y llamada ahora Compañía de Valores Sudamericana (CVS). Imprime billetes –negocio de más de 30 millones de pesos-, el año pasado hizo las boletas del Frente para la Victoria –no se sabe cuánto facturó, la Justicia Comercial todavía espera que se lo explique- y apenas salió de la quiebra, a mediados de 2010, trabajó para el Gobierno en el censo nacional de ese año, el mismo que se hacía mientras Néstor Kirchner fallecía en El Calafate.

El principal sostén de Richarte es el auditor general de la Nación Francisco Javier Fernández, el mismo al que el propio Kirchner había decidido ponerle un límite cuando ordenó soltarle la mano en el Consejo de la Magistratura a otro impresentable, el ahora ex juez federal de Zárate-Campana Federico Efraín Faggionatto Márquez. Ese juzgado es clave en el narcotráfico, por su jurisdicción sobre los puertos de ambas ciudades, desde los cuales parte mucha cocaína hacia Europa. Faggionatto se había metido en la campaña electoral 2009 al acusar inopinadamente a Francisco de Narváez de narcotraficante. La prensa descubrió la burda maniobra y De Narváez terminó derrotando al kirchnerismo. Fue suficiente para que el fallecido Néstor le bajara el pulgar al impresentable Faggionatto.


Afiliación hebrea

Reposo se define como “un tipo de centroizquierda” y se confiesa “un judío que profesa fervientemente la religión”. Está casado y tiene dos hijos que todavía van a la escuela primaria. Desde mediados de 2010 debe conciliar su actividad predilecta de los sábados, el golf matutino, que practica en un predio de Hebraica en la provincia de Buenos Aires, con los partidos que juega en la segunda categoría del fútbol argentino su querido River Plate. 


La increible campaña del Clan Alperovich para que Reposo alcance el estrellato

Mientras siguen apareciendo más datos falsos en el currículum de Daniel Reposo, el candidato oficial para dirigir la Procuración General de la Nación, se supo que Tucumán aportó casi todas las notas de apoyo a su postulación.

La votación para aprobar o rechazar el pliego de Reposo se realizará en el Senado, y la presidenta provisional del cuerpo, Betty "Furcio" Rojkés, recibió la orden de dedicarse a juntar firmas -ayudada por su hermano Carlos "Mayonesa" Rojkés, quien percibe 30 mil pesos mensuales como asesor-, para apoyar al candidato de la Casa Rosada.

Como siempre, los Alperovich-Rojkés se extralimitaron en la muestra de incondicionalidad a sus amos.

Intentando obviar su patética incapacidad para estar al frente del Senado, Betty se dedicó a hacer firmar las notas que avalaran la candidatura de Reposo. "Tenemos que ser los que más notas presentamos", lo desafió a Mayonesa.

Así, lograron que 103 intendentes y delegados comunales de Tucumán, así como militantes de La Cámpora, presentaran notas de apoyo idénticas y con la misma fecha.


La diputada nacional Graciela Ocaña comentó que le llama la atención respecto de las adhesiones a su candidatura que “la mayor parte se corresponde a la provincia de Tucumán. Prácticamente la mitad de los municipios y comunas elevaron su adhesión al pliego”.

Dijo no saber la razón de esta situación, y sugirió que esa sea uno de los interrogantes que le transmitan los senadores a Reposo.

Pero agregó que todas las adhesiones “se reunieron el 25 de abril en San Miguel de Tucumán y todas firmaron la misma nota, a pesar de que incluso vimos, por información de Internet o de algunos medios tucumanos, que esas mismas personas estaban a varios kilómetros de San Miguel de Tucumán”.

Por eso, ironizó: “Nosotros le sugerimos a la Presidenta que más que como procurador nos parece que por la adhesión que concita Reposo en Tucumán lo presente como candidato a gobernador de Tucumán”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.