La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 8 de mayo de 2012

Beatriz Alperovich, según su marido, resultó ser la Madre Teresa de Calcuta

El silencio que hizo durante varios segundos antes de contestar acalló también a sus colaboradores. Tomó aire y defendió a su esposa: que se malinterpretó lo que dijo y que ella es una persona de gran corazón que se desvive por los más pobres. La opinión pública del gobernador, José Alperovich, sobre las polémicas declaraciones de su mujer, la senadora nacional Beatriz Rojkés, era una de las más esperadas. Finalmente, ayer se conoció su pensamiento.

La presidenta provisional del Senado había cargado culpas sobre la familia de la pequeña Mercedes Figueroa (6 años) a horas de conocerse su crimen en Villa Muñecas.

"Tenemos que hacernos cargo de las responsabilidades que tenemos los padres en lo que hace a seguridad (...). No podemos tener al señor Estado a la par de una familia que está borracha, y permite que una criatura de seis años esté sola", había dicho la presidenta del PJ tucumano. Un día después, Rojkés se disculpó por sus palabras.

"Quien la conoce a 'Betty' sabe lo que para ella representó la chiquita [por Mercedes Figueroa]. Creo que no se interpretó lo que ella quiso decir", consignó Alperovich tras la pausa. Ocurrió durante una conferencia de prensa luego de recorrer obras en Las Talitas y tras lanzar el programa "Más Obras para Más Trabajo".

"El sufrimiento que tiene por la gente humilde supera todo. Quienes la conocen personalmente saben el sufrimiento que tiene y cómo se desvive por proteger a la gente más humilde", aseveró con gesto adusto.

Luego, agregó que la senadora había pedido disculpas y que es una mujer con el "corazón tan grande" que todos los días vela por los humildes. "Sé lo que vive y lo que ha vivido con la muerte de esta pobre criatura. Para nosotros representa una gran indignación. No tiene perdón de Dios lo que le hicieron", concluyó. A continuación, Alperovich evitó hablar del pedido de la oposición para que la Legislatura interpele al ministro de Seguridad Ciudadana, Mario López Herrera.

1 comentario:

  1. No entiendo: ella se disculpó desdiciéndose pero él dice que fue un malentendido. Si fue un malentendido ella no tendría que disculparse desdiciéndose, si ella se disculpó desdiciéndose no es un malentendido.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.