La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 16 de abril de 2012

Nueva "amayada": Zaffaroni fue declarado Visitante Ilustre de San Miguel de Tucumán

El titular del Departamento Ejecutivo Municipal de la ciudad de San Miguel de Tucumán, contador Domingo Amaya, entregó al juez Eugenio Zaffaroni una copia del decreto que lo declara Visitante Ilustre, y le obsequió un poncho tucumano como símbolo de la cultura local.

“El municipio distingue hoy no tan solo al excelente profesional que nos enorgullece a nivel mundial, sino también al gran ser humano, que lucha con sus palabras y pensamiento por la democracia, la libertad y el derecho de las personas”,  destacó el Intendente Amaya. El Jefe Comunal valoró “la humildad y sencillez con que el juez ilumina y enriquece especialmente a las nuevas generaciones que aprenden de su conocimiento”.


Hoy, las revelaciones que colocan a Eugenio Zaffaroni como poseedor de departamentos en los que funciona o ha funcionado una red de prostíbulos indican que, en las entrañas del poder, prostitución, drogas e impunidad son parientes inseparables.

Cabe aquí recordar que Zaffaroni, ministro de la Corte, cuando en el país se discutía fervorosamente la despenalización del consumo de marihuana, no tuvo reparos en señalar que “una plantita se puede tener”. Este nuevo escándalo del progresismo despenalizante, abolicionista del estado de derecho, estalló a partir de una publicación de Perfil, que lo sindicaba a Zaffaroni como habitante de un lujoso caserón de Caballito. Y que además, en el 2000 había adquirido un monoambiente en la exclusiva zona de Recoleta, que hoy está rentado a unos inquilinos que no pasan desapercibidos, ya que allí trabajan tres mujeres que se dedican a la prostitución.

Zaffaroni, imbuido de la retorcida idea que expresan algunos colegas suyos de estar protegidos por el amplio paraguas de los derechos humanos, creyó que conversando con Víctor Hugo Morales podría zafar de la situación que hoy lo expone frente a la opinión pública. Así que, graciosamente, disparó: “este escándalo me evita el desalojo”. Pero esta historia en caída libre recién comienza, y se une a la que ha arrasado con la santidad de Hebe de Bonafini, defendida por el abogado “por los derechos humanos” Raúl Barcesat por la modesta suma de $1.080.000.  

A la denuncia de la ONG La Alameda ante la Procuración General de la Nación, se suma la del abogado Ricardo Monner Sanz, quien demanda la inmediata renuncia de Zaffaroni. Arguye Monner Sanz que el magistrado dueño de los departamentos en los que se desarrollan o desarrollaban los negocios prostibularios no puede integrar un órgano del Estado del que también es miembro Carmen Argibay, que ha hecho de la lucha contra la trata “su lucha”. 

1 comentario:

  1. Amaya declaró "visitante ilustre" a Hebe de Bonafini, ahora a Zaffaroni, ¿quién sigue? ¿Firmenich? ¿Máximo Kirchner?
    Alguien que haga que deje de utilizar el nombre del Municipio de San Miguel de Tucumán para honrar a esos miserables, pues el pueblo tucumano, en su gran mayoría, los repudia.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.