La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 9 de abril de 2012

Las culipresas: tres mujeres fueron detenidas por asaltar un taxi

Una banda, integrada por tres mujeres, cayó detenida cuando estaban en plena tarea delictiva con un taxista que pudo pedir auxilio. Diego Gramajo, el último de los taxistas asaltado, relató su experiencia al haber sido víctima de las mujeres que iban armadas.

Tres jóvenes mujeres le hicieron seña a un taxi en la esquina de Moreno y Matheu. Eran poco más de las 22 del martes cuando Diego Francisco Gramajo detuvo el Chevrolet Corsa de Centro Taxi y ascendieron las pasajeras. Una de ellas, delgada y de larga cabellera negra, se sentó adelante. Las demás, una rubia de pelo largo y una morocha con un corte más pronunciado, se ubicaron en los asientos traseros.

"Me pidieron que las lleve a Alderetes", contó el chofer de 31 años. En el camino, las mujeres conversaban acerca un viaje que estaban por realizar. "Todo bien hasta que llegamos a la rotonda de la Banda del Río Salí". Fue en ese lugar donde el taxista sintió por primera vez un frío en la nuca. La joven que viajaba en el asiento de atrás había sacado un revólver y lo apuntaba con firmeza. "Vos quedate quieto y no te va a pasar nada", le advertía.

Así lo condujeron a una casa que se encontraba en la esquina de un pasaje, cerca del barrio Antena. "Las otras dos se bajaron, se pusieron a hablar con unas personas y después cargaron bolsos en los asientos de atrás", relató Gramajo. En ese momento, un móvil de la Patrulla Motorizada pasó por el lugar; si bien no advirtió lo que sucedía, las mujeres se pusieron nerviosas y lo obligaron a retomar la marcha.

Pese a que la intención de las pasajeras era regresar al lugar donde habían parado el taxi, le ordenaron al conductor que se detuviera en Paraguay y Bolivia, en Banda del Río Salí. Mientras ellas intentaban extraer el reloj y el estéreo, siempre apuntándolo con el arma, Gramajo le hizo seña con las luces del auto a un motorista de la Policía.

El uniformado solicitó refuerzos. Cuando éstos llegaron, las mujeres se bajaron del vehículo y la que apuntaba al taxista pasó a amenazar a uno de los policías. "Dejame ir que te tiro", le gritaba. En simultáneo, una de sus compañeras comenzó a hurgar entre sus ropas y extrajo una pistola. Mientras ambas lanzaban insultos y amenazas a los agentes, la tercera resguardaba sus espaldas.

En cuestión de segundos, 10 motos y dos autos de la fuerza rodearon el lugar, según Gramajo. Al verse acorraladas, las jóvenes realizaron dos disparos y comenzaron a correr. Los uniformados las siguieron y una cuadra y media más adelante consiguieron aprehenderlas.

Una vez que llegaron a la sede policial, las mujeres fueron identificadas. Una de ellas tiene 24 años y vive en el barrio El Trébol. Las otras dos son del barrio Antena y tienen 24 y 32 años. Además de las armas que cargaban, les secuestraron una billetera con $ 2.244. El trío quedó a disposición de la Fiscalía de la IV Nominación.

1 comentario:

  1. Si estas negras metieron dos balazos no entiendo por qué la policía no las acribilló ahi nomás. Hace falta que vuelva el Malevo y limpie la suciedad de Tucumán como lo hacía antaño.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.