La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

jueves, 12 de abril de 2012

El azul deshonrado: drama pasional entre policías aberrosexuales

Un agente de la Policía de la Provincia solicitó un urgente traslado al lugar más lejano de la capital que fuera posible, luego de que su exnovio, un civil, lo atacara impíamente en la comisaría 6 de Castañares, cuando este se encontraba de guardia.

Los hechos, ocurridos hace poco más de un mes, se mantenían en estricta reserva para no perjudicar al uniformado involucrado en los sucesos, quien, luego de la paliza recibida de parte de su expareja, estuvo internado poco más de una semana, aquejado por fuertes dolores productos de los puñetazos, puntapiés y rasguños que recibió de parte del otro joven, quien pese a poseer modales femeninos, utilizar pantalones ajustadísimos y calzarse con chatitas, demostró lo que es capaz de hacer una persona enajenada por los celos y la bronca de la traición sentimental.

“Sos un sucio, un guarango, un mal hombre... ­Cómo te atreviste a dejarme solo en casa anoche e irte al club a bailar con otro, traidor!”, le espetó el recién llegado al agente, quien se hallaba de servicio aunque sus ojos daban clara muestra de que la noche anterior había sido intensa.

“­Contestá, mal tipo!”, volvió a gritarle, pero el destinatario de los retos, quien jamás pensó que algo así podría sucederle en su lugar de trabajo, no articulaba palabra y solo miraba fijamente a su por entonces amante, quien parecía indignarse cada vez más.

Yo te voy a enseñar lo que es romperle el corazón a un hombre”, espetó, aunque a partir de ese momento comenzó a decir palabrotas irreproducibles, al tiempo que su voz femenina se iba transformando en un alarido ronco, casi animal.

Nadie reaccionaba en la dependencia. Era domingo por la mañana y mucho público que se hallaba en la comisaría se arremolinó en torno al joven afeminado y el agente increpado.

Pero faltaba lo peor.

“­¿No vas a decir nada "Casti'?!” (el apodo del agente sometido a la reprimenda amorosa), volvió a gritar el sujeto.

El agente, al ver que las aguas no se aquietaban y que el escándalo crecía, se levantó de su silla, avanzó rodeando el escritorio y armándose de valor, le replicó por primera vez, luego de más de 10 minutos de no haber abierto la boca. “­Salí inmediatamente de aquí...!, ­qué te has creído de venir a humillarme a mi lugar de trabajo... no te quiero ver nunca más, fuera, fuera, fuera!”, repitió y dio un paso hacia adelante, como si se aprestara a acometer contra el celoso ruidoso. Sin embargo, no tomó en cuenta la agilidad de este, quien, moviéndose como Flash, se le fue encima y lo detuvo propinándole una sucesión de rasguños, que hicieron sangrar la cara al uniformado.

Ante tal despliegue de habilidades como peleador, llegaron a la carrera hasta la oficina de guardia otros uniformados, quienes trataron de detener la implacable y sorpresiva golpiza a uno de los suyos. Sin embargo, no pudieron impedir que el despechado lanzara una última serie, se apoderara del arma reglamentaria de quien creía el amor de su vida y saliera del edificio a toda carrera, empujando a cuanto ser humano se le cruzaba en el camino y se perdiera zigzagueando por las calles de la barriada norteña, sin poder ser alcanzado por los policías que intentaban detenerlo.

El lastimado fue trasladado a un centro asistencial público, donde le practicaron los primeros auxilios y luego lo derivaron a una clínica privada.

Poco después y ya casi recuperado, se presentó en la Jefatura de Policía y solicitó ser trasladado de urgencia al lugar más alejado que fuera posible, solicitud que le fue concedida de inmediato, siendo despachado a una unidad de la zona sur del territorio provincial, de donde el joven y supuestamente enamoradizo uniformado es oriundo.

FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.