La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

miércoles, 4 de abril de 2012

Despilfarro indignante: el gobierno recompensará generosamente con dinero público a quien ubique a un preso político secuestrado

Foto del monumento a Fochi y sus compañeros de jarana.
El Ministerio de Justicia de la Nación ofreció 100.000 pesos de recompensa a quien brinde datos útiles para ubicar al escribano Juan Carlos Jesús Benedicto, un civil que, con sólo 18 años, formó parte de los grupos de tareas del centro clandestino de detención del Arsenal Miguel de Azcuénaga, en Tucumán.

El represor, acusado de secuestros y desapariciones durante la última dictadura, cumplía desde 2010 prisión domiciliaria, acusado de privación ilegítima de la libertad, torturas y torturas seguidas de muerte en el caso del estudiante de Ciencias Exactas de 22 años Gustavo Adolfo Fochi.

Sin embargo, Benedicto -sobre quien pesaban denuncias por violación al régimen de prisión domiciliaria- en diciembre debió ser trasladado a un centro médico por un supuesto intento de suicidio y, desde allí, se fugó.

La Resolución 353/2012 publicada ayer en el Boletín Oficial ofrece una recompensa de 100.000 pesos a quien "brinde datos útiles" sobre el paradero de Benedicto, quien durante la última dictadura militar actuó bajo el seudónimo de "Conejo".

La norma lleva la firma del ministro de Justicia, Julio Alak, y expresa que en el Juzgado Federal número 1 de Tucumán, a cargo de Carlos Britos, se instruye el expendiente caratulado "incidente de captura de prófugo Juan Carlos Benedicto en la causa Arsenal Miguel de Azcuénaga CCD s/ secuestros y desapariciones".

3 comentarios:

  1. como conoces los mecanismos de persecucion....la tenes clara....sos de la CIA? JAJAJAJA QUE PATRIOTA QUE SOS!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Y si en lugar de saciarles las ansias de venganza a una familia que crio a un delincuente mejor no usan esa plata para arreglar hospitales, escuelas o tantas cosas que hacen falta hoy en dia, eh?

    ResponderEliminar
  3. Linda foto.

    A Benedicto lo secuestraron las propias fuerzas de seguridad kirchneristas. Esto de la recompensa es una parodia (de todos modos no me extrañaría que aparezca un fulano diciendo que lo encontró a Benedicto gracias al estímulo económico y testimonie con fabulaciones).

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.