La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

jueves, 1 de marzo de 2012

Por enfrentarse a la censura en Internet, Interpol demoró a un tucumano vinculado a Anonymous

El allanamiento

Policías tucumanos llegaron el viernes a un departamento ubicado en Miguel Lillo al 700, luego de que la Justicia local recibiera un exhorto, originado en Colombia, para secuestrar una computadora que está sospechada de haber participado de un ataque masivo contra páginas de organismos oficiales de ese país.

La información proporcionada por una fuente de la investigación indica que el ataque ciberterrorista ocurrió el año pasado, en protesta por una ley impulsada por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que buscaba penalizar el terrorismo en internet.

Inmediatamente el gobierno colombiano fue tras el grupo que se habría adjudicado el ataque cibernético, que se autodenomina terrorismo anónimo. Indagaron en los IP (es un número que identifica un dispositivo en una red) desde los que se realizaron los hackeos, y cuál es la actividad que prosiguió en los siguientes meses en cada una de esas computadoras.

Así detectaron a cinco lugares de Argentina y tres de otros países sudamericanos. En la investigación intervino Interpol, que requirió a las policías de cada país que se realicen diversas medidas.


La versión del acusado

Para Interpol no hay dudas. Desde una de las computadores secuestradas en la casa allanada el viernes en Miguel Lillo al 700, participaron en el ataque a páginas oficiales del gobierno colombiano en 2011.

Además, el tucumano que vive en ese domicilio pertenecería a Anonymus, el famoso grupo grupo mundial de hackers que se manifiesta a favor de la libertad de expresión, de la independencia de Internet y en contra de diversas organizaciones de derechos de autor.

En España, Chile, Colombia y Argentina se realizaron diversos allanamientos simultáneos. Interpol identificó a 25 hackers, de acuerdo a la información brindada por el organismo, y se confiscaron 250 elementos de equipos informáticos y teléfonos móviles en 15 ciudades.

La policía española, que detuvo a cuatro personas, uno de ellos menor de edad, en Málaga y Madrid acusa también a uno de los detenidos de haber difundido datos personales de agentes de policía y guardaespaldas que protegen a la Familia Real y al presidente del Gobierno.

En Chile, la Policía de Investigaciones dijo que tenía identificados a cinco ciudadanos chilenos y un colombiano, dos de ellos menores de edad, y todos ellos se encuentran en libertad aunque fueron citados a declarar ante la justicia.

Interpol Argentina, en tanto, recibió el pedido para que se realicen los allanamientos en Capital Federal, San Isidro, Río Cuarto y San Miguel de Tucumán. En total, fueron 10 las personas, todas mayores de edad, que habrían sido detectados por Interpol como partícipes del ataque.

El sábado, el tucumano acusado de hacker declaró en la división Homicidios y Delitos Complejos, a cargo de los comisarios Miguel Gómez y Hugo Cabeza, según el pedido que la organización internacional realizó a la Policía local. El hombre negó cualquier vinculación con el ataque, aunque los elementos informáticos secuestrados de su casa serán sometidos a pericias.

"La operación Unmask se lanzó a mediados de febrero, tras una serie de ciberataques coordinados originados en Argentina, Chile, Colombia y España contra el ministerio de Defensa colombiano y páginas internet de la presidencia, así como la compañía de electricidad Endesa en Chile", escribió Interpol en un comunicado.

El martes a la tarde, Anonymous hackeó la página de internet de Interpol en Inglaterra, en represalia por los allanamientos a sus miembros. La web estuvo inhabilitada durante toda la tarde. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.