La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 28 de febrero de 2012

La civilidad ausente: aborígenes invitan a criollos a una celebración sólo para apalearlos después

Deplorable estado de los concurrentes
Una descomunal gresca, con una pelea de "todos contra todos" fue el saldo del "encuentro de la hermandad" que la tarde del domingo organizó la fundación Crecer Tartagal y el foro de mujeres del departamento San Martín en la comunidad aborígen guaranítica de Yacuy ubicada 20 kilómetros al norte de Tartagal.

La presencia de alrededor de 2.000 personas pertenecientes a las comunidades aborígenes a los que se sumaron criollos de Tartagal y de Aguaray, la entrada libre y gratuita, la escasa cantidad de personal policial contratado -solo 4 efectivos- y la ingesta de bebidas alcohólicas que comenzó a la mañana y se extendió hasta que la policía dijo basta, tuvo como un saldo previsible para cualquiera pero al parecer, menos para los organizadores del evento al que publicitaron durante toda la semana.

El "encuentro de dos culturas unidos en un abrazo fraternal" comenzó en horas de la mañana pero alrededor de las 5 de la tarde cuando ya nadie sabía dónde estaba parado, comenzaron las peleas.

Fuentes policiales consultadas explicaron que "los 4 efectivos cuando se dieron cuenta que no iban a poder parar semejante batahola comenzaron a pedir ayuda a las comisarías de Tartagal y Aguaray". Como la comunidad Yacuy está equidistante de las dos localidades llegaron refuerzos pero tampoco fueron suficientes. "El personal de infantería que estaba de descanso tuvo que ser convocado con urgencia y fue trasladado hasta el lugar" relató la misma fuente.

Finalmente y cuando la policía logró contener a los más violentos comenzó a trasladar a los heridos y contusos hacia el hospital de Tartagal; los más golpeados llegaban irreconocibles no tanto por los golpes sino por la pintura que los cubría de  la cabeza a los pies pero igual debieron ser asistidos en el nosocomio local; a la comisaría 42 arribaron también otros jóvenes a formalizar denuncias todos multicolores y bien mojados con el objeto de denunciar a los supuestos agresores.

Un menor de 16 años de la localidad de Aguaray de apellido Arias recibió una herida con arma blanca que el interesó el abdomen por lo que debió ser intervenido quirúrgicamente y permanece hospitalizado en Tartagal.

Por la trifulca varios jóvenes alcoholizados estuvieron demorados pero a las pocas horas todos recuperaron la libertad; tampoco los familiares del menor herido formalizaron denuncia por la agresión que el chico sufrió.

El "abrazo fraterno entre criollos y aborígenes" finalizó pasada las 7 de la tarde cuando el personal policial debió intervenir para parar a los más revoltosos mientras otros bastantes golpeados eran trasladados al hospital de Tartagal.

FUENTE

1 comentario:

  1. Esto es una gran verguenza. El maximo responsable aqui se llama Emilio Ovando.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.