La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

jueves, 26 de enero de 2012

El polémico hotel en Tafí del Valle: miserias de la casta política tucumana

Yapura Astorga intenta hacer cumplir las leyes

Es más alto de lo que debe y, por ende, se "adueña" del paisaje que tapa con sus alas de dos y tres plantas erguidas sobre la avenida Gobernador Miguel Critto, a 200 metros del cruce con la ruta provincial 307. Pero esa no es la única tara de este controvertido hotel edificado por Luis Zermoglio (y aún en construcción): el establecimiento carece de papeles que avalen su adecuación a la normativa vigente, según el intendente Jorge Yapura Astorga, a quien no le ha temblado la mano para ordenar la clausura de la obra, medida que fue ejecutada durante la segunda semana de enero.

"Transgrede todas las ordenanzas. Los dueños se largaron a edificar sin presentar ningún tipo de carpeta. ¿Quién sabe cómo fue construido?", resumió el ex radical Yapura Astorga, que en los comicios de agosto desplazó al alperovichista Carlos Rodríguez de la intendencia de Tafí. Pero ese no es el único defecto de este hotel de 50 habitaciones que se ganó el calificativo de polémico en marzo de 2010, cuando el gobernador José Alperovich pasó por encima del Ejecutivo y el Concejo Deliberante tafinistos para ordenar que lo habiliten pese a que su altura superaba los 6,10 metros permitidos en el Código de Edificación. "Además, descubrimos que quien se presenta como dueño del hotel no es el mismo dueño del terreno", añadió con indignación Yapura Astorga.

Sin eufemismos, el intendente apunta a La Gaceta que durante la última década muchos creyeron "que podían limpiarse el traste con la Municipalidad". "Eso se acabó. No me cabe la menor duda de que hay que demoler y, si es preciso, voy a ir con este tema del hotel hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Y si los concejales intentan destrabar la situación con una ordenanza, voy a vetarla. Le anticipo, además, que habrá más operativos", adelantó con tono severo.


Primero el dinero, después los derechos

"No sé por qué se habrá paralizado la construcción del hotel. Una inversión de esas características no se tendría que haber parado", dijo el gobernador. Desde su óptica, el cumplimiento de la ley no parece ser algo relevante cuando hay dinero en juego.

Al respecto, el presidente del presidente del Ente Tucumán Turismo, Bernardo Racedo Aragón, también quitó importancia a la clausura de la obra. "Es solo un tema de documentación que hay que presentar al municipio de Tafí", minimizó.

Lo cierto es que -según empresarios del sector turístico- el interés del gobernador por el nuevo hotel en Tafí del Valle radica en que se trata de un emprendimiento más de los hermanos José y Enrique Orellana, los "dueños" de Famaillá, que utilizan como pantalla a otras personas vinculadas con el negocio hotelero.

En los últimos años, los Orellana -que integran la lista de socios privilegiados de Alperovich- realizaron múltiples inversiones en distintas zonas de la provincia, especialmente en San Miguel de Tucumán, incluyendo la ampliación de un antiguo hotel, y la adquisición de costosos inmuebles.


El apriete

El Gobernador José Alperovich se reunió con el Intendente de Tafí del Valle, Yapura Astorga.

Al respecto, Alperovich informó que "Astorga no tiene problemas en que el Hotel avance, lo que sí quiere es que el dueño presente los papeles en orden, no es cuestión de avanzar sin papeles". "No tiene drama en que se posibilite la construcción del hotel, pero con los planos del hotel en condiciones y me parece bien" 

1 comentario:

  1. Una vergüenza. Yapura Astorga intentó hacer su trabajo y el gobierno provincial (es decir Alperovich) le pasó por encima.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.