La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 26 de diciembre de 2011

Denuncian que el genocidio abortista que sufre Tucumán es parte de una perversa movida de control demográfico internacional


El sólo hecho de ingresar al centro del debate nacional la posibilidad de instaurar en nuestro país la legalización del aborto, abrió un sinnúmero de posicionamientos a favor y en contra de esta práctica que ya avanzó en una discusión por parte de los parlamentarios en el Congreso de la Nación y se mantiene la cautela y expectativas por la suerte final que tendrá el tratamiento en profundidad de esta iniciativa.

En este marco, la profesional pediátrica, Viviana Crivelli brindó una disertación en el Colegio de Abogados de Tucumán denominada "Anticoncepción y aborto. Estado Actual de las políticas públicas" donde desarrolló un panorama sobre las cualidades que conlleva la interrupción voluntaria del embarazo en razón de una polémica instrumentación de los métodos anticonceptivos y las posibles consecuencias negativas que acarrea dicho accionar.

Además, en diálogo con El Siglo, la galena indicó que detrás de toda esta movida social, ideológica y política, existen pautas internacionales que propician un cambio en el esquema de organización poblacional tendiente a menguar el crecimiento de la natalidad.

"Los sistemas de anticoncepción y aborto son un daño en sí mismo, hay políticas que los consideran una solución a los problemas de salud de la mujer, cuando en la realidad esto no es así, y se encuentra comprobado científicamente. El consumo de anticonceptivos no considera el derecho a nacer de los niños. Cuando los resultados en laboratorios son negativos en este tipo de medicamentos, no se publican, hay un sesgo de comunicación", señaló Crivelli, a modo de criticar la aplicabilidad de dicho tratamiento, a su juicio, abortivo.

Consideró, a su vez, que tanto los sistemas de salud, como los agentes sanitarios inducen a una "distorsión por la propia falta de información adecuada que se brinda a las mujeres sobre todas los aspectos negativos o efectos adversos de los métodos anticonceptivos, por ejemplo a la píldora del día después que se la difunde como anticonceptiva pero en realidad es abortiva, solamente que no se emite la información que demuestra este hecho", añadió.

Estimó como fundamental promocionar adecuadamente los rasgos negativos de la anticoncepción, qué significa un aborto para una mujer desde el punto de vista para su salud mental, "estoy segura que en un primer momento puede tener desesperación porque no sabe qué tipo de contención tendrá, pero una vez que entienda el problema y que tiene una vida gestada, cambiará de idea", apuntó.

A modo de justificar la postura expuesta en relación a este polémico tópico, quien tiene a su cargo la cátedra de Salud Pública de la Facultad de Medicina, adujo que se esperaba, en sus principios alrededor de los años 60, que la "píldora del día después" redujera la cantidad de nacimientos fuera del matrimonio, "detrás de este argumento se esconde una tremenda falacia, hoy, cuando el uso del anticonceptivo se ha extendido durante más de 40 años, los hechos desmienten que tal uso condujo a una reducción de los nacimientos y cada vez hay más abortos e hijos extramatrimoniales".

Es dable mencionar que Crivelli se desempeñaba como directora general del Programa Integral de Salud pero protagonizó una serie de desavenencias con el SIPROSA durante el año 2008, puesto que para ese entonces el Ministerio de salud de la provincia había adquirido 50.000 dosis de pastillas anticonceptivas pero sin requerir el consentimiento de la profesional, quien, al requerir informes sobre el financiamiento de la compra en cuestión como así también la metodología de la distribución de este medicamento y tras no recibir respuesta alguna por parte de los funcionarios del área, decidió renunciar a su cargo.

"Es importante que se dejen nacer a los niños, pero hay que ver cómo los adultos les podemos brindar las posibilidades de tener unas mejores condiciones de vida y que se puedan desarrollar adecuadamente en cuanto a educación, salud y posibilidades laborales. Hay médicos que promocionan esto, pero otros que por el apuro en atender rápidamente siempre dan la solución más fácil que es aconsejar el aborto, cuando no informan adecuadamente todas las consecuencias de ese hecho", aseguró, depositando responsabilidades primarias en los cuerpos médicos involucrados en la atención ginecológica.

Al momento de ser consultada sobre los factores que intervienen para la concreción de este tipo de medidas que tienen como fin la interrupción del embarazo, Crivelli consideró que uno de los motivos es que "hay políticas internacionales que tienden a disminuir la cantidad de población, es decir, el tema de la natalidad en los países de desarrollo. Este interés hace que bajen préstamos económicos del Banco Interamericano de Desarrollo y del Banco Mundial para políticas públicas necesarias en el tema de salud, pero viene incluido con el condicionamiento relacionado a la salud sexual y procreación responsable en vista a la disminución de la natalidad", precisó como una forma de aludir a la supeditación de las remesas de dinero a lo pautado en materia sanitaria desde estos ámbitos de decisión.

"Esta situación, por ejemplo en Europa, está provocando un envejecimiento de la población y la juventud no puede sostener con sus aportes a las personas que están jubiladas, nosotros vamos por ese camino, cuando en realidad tenemos la necesidad de poblar el país", explicó.

Crivelli graficó en torno a la situación que "en Tucumán tenemos alrededor de entre 20 a 25 mil abortos anuales, entre inducidos y no, naturales y provocados, lo cual es una cifra altísima. Debemos trabajar con la mujer que quede embarazada cuando no lo desea y atender bien ese embarazo para apuntalar la crianza de su niño. Allí, el área de salud es fundamental, en el aconsejamiento y contención para la mujer. Puesto que, en la actualidad, no se invierte en prevención y protección de la salud".

Al mismo tiempo, cargó contra las posturas que sostienen que ante la homologalización del aborto, se reducirían los casos de morbilidad que afectan a la madre. "Está totalmente probado que en los países donde el aborto es legal, no ha disminuido la mortalidad materna, no es un medio adecuado para ello, por lo tanto, esta no es una argumentación válida. Entre el 50 y 60 por ciento de los casos de muerte materna es causa del aborto", indicó.

En otro de los tramos de la charla con este medio, la galena hizo referencia a las situaciones por la que debe atravesar la franja juvenil, una de las más proclives a cometer este tipo de prácticas, debido a la temprana iniciación de su vida sexual.

"Un adolescente no está preparado para un embarazo, no tienen obligaciones ni mucho menos la formación en su aspecto físico y mental para ser padres en ese momento de su vida, llevándolos a un estado de desesperación. Pero lo que conduce al embarazo es el tema de la difusión de las relaciones sexuales libres a la edad que quieran, cuando no es lo conveniente. Es toda una cultura mediática que lleva a una falta de valores para afrontar de una manera diferente su vida. Más del 80 por ciento de los jóvenes que se practicaron abortos, tienen experiencia con la anticoncepción", finalizó Crivelli.

Salteños emboscan a una patrulla policial

Cuatro heridos y un móvil policial destrozado es el resultado de un enfrentamiento entre una banda de la zona norte y un móvil de la Policía de Salta. Entre ellos, un menor resultó con herida de arma de fuego, luego de participar de una emboscada hacia una patrulla policial que realizaba recorridos preventivos.

Ocurrió a las 03.20 de la madrugada cuando personal de la Sub Comisaría Castañares realizaba patrullaje preventivo a bordo de móvil interno 779, a cargo de un oficial sumando a la dotación dos efectivos, un suboficial y un agente.

En calle Perito Moreno y Asentamiento Luis Agote, observaron a seis jóvenes conocidos en la zona por actos de violencia y mala conducta, quienes sin motivo alguno, comenzaron a arrojar piedras contra la unidad móvil, provocando la rotura del parabrisas, por lo que los uniformados descendieron del vehículo oficial.

Cuando bajaron fueron sorprendidos por aproximadamente 20 personas que salieron desde distintos domicilios, arrojaron elementos contundentes al vehículo y rodearon a los tres policías.

Viéndose superados por el grupo de agresores, el oficial a cargo intentó efectuar una maniobra con el arma larga que portaba para hacerlos desistir de su actitud violenta, la misma se trabó, por lo que se vió obligado a recurrir a su arma reglamentaria.

En el momento de intentar extraer la misma un menor se arrojó hacia el oficial para intentar quitarle el arma, efectuándose un disparo y escuchándose en forma simultánea otra detonación de arma de fuego, aparentemente de otro de los efectivos presentes en el lugar, quien vivió una situación similar.

No obstante continuaron arrojando piedras a los uniformados mientras se retiraban del lugar, resultando con lesiones dos policías. 

Microbasurales a cielo abierto ulceran Salta