La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

jueves, 24 de noviembre de 2011

Pasó a la inmortalidad el General Antonio Domingo Bussi, comandante del glorioso Operativo Independencia

"Hoy ha muerto un señor que nunca confesó, que nunca se arrepintió, y que es más, juró que lo volvería a hacer", afirmó Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.

Hombres de la justicia de Salta y Jujuy en la mira de los narcos

Tres jueces federales, un secretario de un juzgado y un fiscal federal de las provincias de Salta y Jujuy, a cargo de importantes causas ligadas al tráfico de cocaína, sufrieron amenazas y atentados que atribuyen a organizaciones ligadas al narcotráfico. Las víctimas trabajan en una zona caliente, que es la principal vía de ingreso de la droga desde Bolivia. 

Según datos oficiales, en esa jurisdicción se secuestra una tonelada de cocaína por año.

Las amenazas, perpetradas con diferencia de pocos días contra funcionarios del fuero federal, no registran antecedentes en el país. Esto provocó sendos pronunciamientos del Consejo de la Magistratura y de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, que repudiaron los ataques. 

Se trata del juez federal N° 1 de Salta, Julio Leonardo Bavio; del juez federal N° 3 de Orán, Raúl Juan Reynoso; y del juez federal N° 2 de Jujuy, Carlos Olivera Pastor. También atravesaron situaciones similares el secretario penal del Juzgado Federal N° 2 de Jujuy, Federico Aníbal Zurueta, y el fiscal federal N° 2 de Salta, Eduardo José Villalba.

“El caso del doctor Zurueta fue el detonante para que interviniera el Consejo de la Magistratura. A partir de ahí, a los jueces federales se nos consultó si alguno de nosotros habíamos sufrido amenazas o atentados contra nuestra integridad física. En mi caso, puse en conocimiento que el 9 de septiembre, en el mismo momento en que se demolía una casa que los narcos usaban como aguantadero para acopiar droga y venderla al menudeo, por algunas radios FM mandaban mensajes de textos diciéndome ‘te vamos a matar’ , entre otras amenazas que el Juzgado Federal N° 2 está investigando”, le dijo a Clarín el juez Bavio.

El magistrado interviene en una causa donde cayó una banda de narcopolicías, a la que se le incautó 50 kilos de cocaína y que comandaba el entonces subcomisario Gabriel Giménez, actualmente prófugo. La Justicia solicitó todos los mensajes que recibieron las radios FM, por lo cual quedaron identificados los teléfonos celulares, pero los aparatos están denunciados como robados en la vía pública por sus dueños. Los narcos cambiaron los chips y dejaron de usarlos tras enviar las amenazas.

Bavio es quien le envió un oficio al presidente de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta, Jorge Villada, para manifestarle su preocupación por el crecimiento de tráfico aéreo de cocaína en la región, “que los medios de comunicación denominaron ‘lluvia de droga’”. Por esta situación, le pidió al Gobierno nacional que radarice la frontera norte.

Por su parte, el secretario Zurueta fue atacado a golpes por varios hombres cuando ingresó con su vehículo al garage de su casa, en la capital jujeña. No le robaron nada y antes de huir le advirtieron: “La próxima te matamos” . El hecho se produjo días antes de jurar como juez en la justicia provincial, cargo que había ganado por concurso y que todavía no asumió.

La advertencia más macabra la recibió el juez Olivera Pastor, cuando los custodios encontraron en la puerta de su juzgado una caja con su nombre y apellido. Adentro había un claro mensaje mafioso: un cráneo humano.

El fiscal federal Villalba también atravesó un incidente violento, cuando un hombre descendió de un colectivo e intentó entrar a su oficina armado con un machete. El policía que estaba de guardia lo evitó y sufrió un corte en el pómulo izquierdo.

En tanto, el atentado contra el juez Reynoso fue abortado cuando su chofer se dio cuenta de que el tanque de combustible había sido violentado. Según los estudios de laboratorio, alguien le puso cuatro kilos de azúcar en la nafta. “Me iban a matar”, le dijo a Clarín

Entre las causas que investiga está la banda de narcoempresarios que reclutaba gendarmes. Es el mismo juez que, en un reportaje con este diario el 6 de junio último, advirtió que “cada día hay mayor cantidad de droga circulando en el país”.

La madre de la niña muerta por un aborto en Salta está detenida: sería coautora del asesinato de su nieto

A más de diez días de la muerte de la niña de 13 años por un aborto provocado, hecho que no sólo conmocionó a los salteños por la presunta mala praxis de una profesional y la responsabilidad de una clínica privada en el hecho sino también reavivó el debate en torno a la despenalización de esta práctica, el juez penal 8, Federico Diez, a cargo del caso, confirmó que tiene detenida a la madre de la menor desde el viernes pasado por su supuesta intervención en el ilícito.

Como ya se mencionó, la niña llegó a una clínica privada de la ciudad de Salta el 7 de noviembre pasado, acompañada por su madre. La menor fue atendida por una médica y después de realizados unos estudios de rigor, como una ecografía, fue derivada al hospital Materno Infantil, después de 16 horas de la primera consulta médica en la clínica, ya en un estado crítico.

Posteriormente, y pese al esfuerzo de los profesionales del nosocomio público, la niña murió el 8 de noviembre a raíz de una infección que ya había avanzado sobre los órganos vitales de la niña, sin que hasta el día de hoy se haya podido determinar si la niña contó a alguien lo que realmente le sucedió.

El caso, y es aquí donde comienzan los cuestionamiento, iba destinado a engrosar el registro de muerte por abortos, cuya estadísticas brindaron y explicaron los funcionarios del hospital sin reparar casi en lo terrible de este flagelo. No fue sino por una denuncia anónima que la justicia pudo intervenir, de una manera lamentable por cierto, ya que tuvieron que interrumpir el velatorio para poder hacer una autopsia reveladora.

Así, cumpliéndose con aquel dicho de que los muertos hablan por los rastros dejados en sus cuerpos, se pudo establecer detalles inesperados sobre la vida de esta menor, quien muy posiblemente ni siquiera sabía que era un embarazo. Como será que su novio, un adolescente, al declarar dijo que tampoco sabía que la menor estaba embarazada, lo que profundizó otro debate que aún está pendiente: la educación sexual entre los niños y adolescente en los establecimientos educativos.

Fue gracias a aquella denuncia al 911 que la muerte de esta niña se conoció, hecho que no sólo reavivo el debate por la despenalización del aborto, sino que también encendió la luz en torno al manejo de los médicos con respecto a este tipo de casos, ya que se esperaba que fuera alguno de ellos los que deberían haber hecho la denuncia por la muerte, al menor, irregular de la menor.

En una de esas vueltas, y gracias a los oficios de los peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, el juez pudo saber qué tipo de fármaco fue el que llevó a la muerte a la menor. Este dato no fue menor, puesto que reveló otro detalle clave: se trata de una droga que sólo es vendida a mayores de edad y con una receta médica.

Para sacarse la incógnita, el juez citó a la madre de la niña a declarar, pero ésta no acudió al primero llamado, por lo que la citación se reiteró y el viernes pasado, ya entrada la noche, el juez y la madre se vieron las caras en el último piso de la ciudad judicial.

Allí, la madre comenzó a esbozar una historia poco clara y, por supuesto ajena de toda culpa. La estrategia, en cambio, se derrumbó cuando el magistrado le hizo ver que el fármaco que había causado la muerte de su hija sólo podía haber llegado a las manos de la niña, paradójicamente, de las manos de un mayor. En esos momentos, según fuentes judiciales, la madre incurrió en contradicciones y ante la falta de respuestas claras, el juez decidió su detención, la cual hasta el miércoles seguía firme. Lo que ahora trata de establecer el juez es si la droga fue adquirida mediante receta, y de ser así qué médico/a firmó el pedido, por lo que el caso, como ya mencionamos, todavía esta en sus albores.

Exhibición de artes marciales a beneficio de una localidad del departamento Susques

La Escuela de Sipalki-Do Jujuy conjuntamente con la Fundación Soo Nam Yoo realizará el “Festival de las Artes Marciales” el 26 de noviembre a las 20 horas en la Sociedad Española, en beneficio de la comunidad de Olaroz Chico ubicada en la localidad de Susques.

Sergio Varela, sabom de la escuela de nuestra provincia, anunció que participaran varias escuelas de diferentes artes marciales como ser, Judo, Aikido entre otras. La entrada para este festival es un libro nuevo o usado con destino a la comunidad de la Puna Jujeña.

“La idea de esta exhibición es colaborar con la comunidad de Olaroz Chico en la Puna jujeña, una localidad que no dispone de luz eléctrica, queremos aportar lo que podamos, con la idea de difundir el arte marcial en general”, remarcó Varela.

Por otro lado dijo que realizó la invitación a escuelas de otras artes marciales las cuales ya confirmaron su presencia. “Vamos hacer un festival de artes marciales con exhibición, combate exhibición, manejo de arma, defensa personal donde cada escuela va a poder mostrar lo mejor, lo más llamativo de su arte”, adelantó.

“Calculamos que será un espectáculo de dos horas para ir en familia donde se van a ver cosas muy lindas mas si a esto le sumamos que puedan aportar una pequeña colaboración, creo que será una fiesta en todo sentido”, culminó.

La provincia de Salta declara monumento natural al tapir

El Tapir o Anta (Tapirus terrestris) fue declarado Monumento Natural de la Provincia de Salta, mediante decreto Nº: 4625/11, del mes de noviembre. El ministro de Ambiente, Francisco López Sastre explicó: "A partir de ahora, el Tapir es un monumento natural inviolable y no se puede realizar en él actividad alguna, con excepción de la investigación científica, educación e interpretación ambiental, control y vigilancia. El trabajo que sigue a esta declaración, a través de la Agencia de Áreas Protegidas, es elaborar el correspondiente Plan de Manejo y Desarrollo del Monumento Natural, debiendo ser considerados los lineamientos estratégicos derivados del Plan de Acción para la Conservación del Tapir en Argentina (2009). Estamos muy contentos con este avance legal, ahora queda avanzar en el plan de manejo para proteger y conservar esta especie amenazada".

El Tapir es el mayor herbívoro nativo de la Argentina y constituye una especie emblemática, que se encuentra categorizada por la Secretaría de Ambiente de Nación como “Especie Amenazada” y “en Peligro de Extinción” por la Sociedad Argentina para estudio de los mamíferos.

El tapir sería la tercera especie declarada monumento en la provincia de Salta, sumándose así a la lista que ya conforman el Yaguareté, también monumento natural nacional y el Guacamayo verde (Ara Militaris Boliviana) recientemente declarado Monumento Natural de los salteños mediante el decreto número 4402/11 de octubre de 2011.

Los más de 7 mil alumnos que visitaron el Bioparque durante este segundo semestre del año, pudieron conocer algunos tapires que se recuperan del tráfico ilegal y del mascotismo en la Estación de Fauna. Uno de los ejemplares que reside en este espacio de recuperación, es una hembra que ingresó en el 2005 tras un procedimiento policial en conjunto realizado a los propietarios de un circo. Allí se presentaba este tapir como “el elefante más pequeño del mundo”. Para esto, se lo pintaba con látex sintético, cubriéndole los poros del cuerpo y también se le cortaron las pezuñas de todos sus miembros posteriores y anteriores. Actualmente, presenta dificultad para caminar debido a que las uñas le crecen en diferentes sentidos e irregulares. Este ejemplar no podrá reproducirse ni vivir fuera de un recinto porque no podría soportar el peso extra de una cría ni manejarse con libertad, debido a su discapacidad para caminar.

Los animales silvestres no son mascotas, ellos pertenecen a su hábitat. Por denuncias o consultas: 911 – 0387 – 4214187, ministerio de Ambiente.