La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 22 de noviembre de 2011

Detienen a maleantes que pretendían asaltar a jóvenes peregrinos católicos

Armas y bebidas incautadas
El procedimiento tuvo lugar entre las ultimas horas del viernes y madrugada del sábado y fue como consecuencia de un operativo de prevención con motivo de una peregrinación religiosa juvenil realizada en Libertador General San Martín, aunque los protagonistas del ilicito no estan relacionados con el evento.

El Comisario Inspector Martín Chocobar dijo: “fue el personal de la Seccional 41 de Calilegua, a cargo del comisario Serrisuela, quien ahondó en la tarea de prevención ideando un filtro en la ruta provincial 83 en una distancia de 3 Kms. desde la ruta nacional 34 hasta la llegada al Santuario de la Virgen de Guadalupe, ubicado camino al Parque Nacional Caliegua. Allí se implantó un exhaustivo control, el cual dio un triste resultado, donde se secuestró varias armas blancas desde cuchillos comunes hasta puñales y también un arma de fuego, consistente en un revolver y una gran cantidad de bebidas alcohólicas y una amplia variedad de distinta graduación mas de 60 sachets de vino y una gran cantidad de bebidas mas finas como Vodka, Gancia, Fernet, Frizets, cerveza y otras mas, totalmente todo lo contrario de lo que es una convocatoria religiosa“, aseveró Chocobar.
 
El jefe de Área 1 de la U.R. 4 Comisario Inspector Martín Chocobar aclaró que la peregrinación de los jóvenes de las parroquias estuvieron ajenos y fuera del operativo de prevención “quiero agradecer a este medio que me permite hacer una aclaración para no herir sensibilidades; este control se efectuó al 99% de jóvenes y personas particulares, ajenas a la peregrinación que iban camino al santuario, y fue mucho antes que pasara el grueso de la peregrinación; el operativo se hizo desde las 23:00 hs. hasta las 1:30 y en ese horario la peregrinación de los jóvenes ni siquiera salio de Libertador“.

Como si fuese un evento social, histórica o políticamente relevante, televisarán en vivo un juicio a un ex policía

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tucumán (TOF) autorizó la transmisión en vivo de los tramos más importantes del juicio oral que comenzará, el próximo 24 de noviembre, contra el ex policía Roberto Heriberto “El Tuerto” Albornoz.

El represor, quien ya fue condenado a prisión perpetua por ese mismo tribunal, se sentará una vez más en el banquillo de los acusados, esta vez, para responder por los delitos de violación de domicilio, privación ilegítima de libertad y homicidio agravado, en perjuicio de Juan Carlos Aguirre y Margarita Susana Azize Weiss, hechos ocurridos en 1976.

Mediante una acordada, firmada por los jueces Carlos Jiménez Montilla, Gabriel Eduardo Casas y Jaime Díaz Gavier, el TOF habilita la transmisión en vivo de los siguientes actos del debate: inicio del juicio, discusión final -alegatos- y la lectura de la sentencia, en su parte dispositiva y fundamentos.

Detienen a dos malvivientes que robaban en el cementerio de Aguilares


"El Monito", de 19 años, era el líder del dúo que formó con su amigo y socio Erick, de 20 años. Ambos desafiaron incluso las viejas leyendas del pueblo. Los vecinos de Aguilares cuentan relatos del único cementerio del pueblo. Se dice que en el predio, ubicado sobre la ruta 38, frente a una estación de servicio, se entretejen historias de espantos y de milagros.

Una de esas historias más famosas gira en torno a la tumba de "Marianito". Los pobladores del sur (no sólo de Aguilares, sino también de otras localidades vecinas) suelen dejar obsequios como chupetes, zapatillas, mamaderas, y carpetas escolares, entre otros objetos para agradecer a "Marianito" a quien consideran milagroso.

También hay otros relatos más tétricos como las historias de "El Viborón" que se tejieron alrededor de uno de los tantos monumentos o las leyendas sobre los espíritus en la tumba de Jorge Day, conocido como el médico del cólera, que luchó solo contra esa epidemia hace más de un siglo y que fuera asesinado a los 37 años.

A nada de eso le temieron "El Monito" y su compinche Erick, cuando planearon el robo, en horas de la madrugada. El dúo entró dispuesto a abrir los mausoleos para adueñarse de cualquier objeto metálico, especialmente de bronce.

Los intrusos fueron detenidos antes del amanecer, alrededor de las 5.30. Tras una rápida requisa en el lugar, los policías descubrieron que se estaban llevando crucifijos, candelabros, portavelas, cruces y placas recordatorias de bronce que habían desprendido de las paredes. Desde la madrugada del viernes, "El Monito" y Erick están alojados en la comisaría de Aguilares, mientras la causa se tramita en la fiscalía IV del Centro Judicial de Concepción. Como Erick no tiene apodo, algunos compañeros del calabozo, ahora, empezaron a llamarle "El Vampiro".

Hay fuertes sospechas de que una sicaria estaría operando impunemente en Tartagal

Desde hace más de 10 días hay acusaciones y denuncias entre profesionales del hospital Juan Domingo Perón de Tartagal que llegaron hasta las amenazas de muerte. Así lo denunció en la Comisaría Nº 42 la gerente del hospital, Viviana Brahim, quien la noche del jueves formalizó una denuncia policial contra la médica Noemí Aparicio, a quien acusó de haberla amenazado de muerte. “Con un revólver y un tiro en la cabeza la va a pagar; ahí van a terminar todas sus denuncias”, manifestó Brahim, quien dijo que eso le manifestó otra médica de apellido Paredes.

Dos semanas atrás la gerente del hospital de Tartagal se había presentado en la misma Comisaría Nº 42 para denunciar que una paciente del servicio de ginecología, identificada como Norma Subelza, domiciliada en General Mosconi, le había manifestado que la doctora Aparicio le había cobrado la suma de $600 para hacerle un aborto terapéutico. 

Aparicio, al ser consultada por la denuncia realizada por la paciente, habría manifestado a viva voz que ese tipo de prácticas (cobrarles a los pacientes) en el hospital Perón “es algo habitual, común y corriente”. En el hospital los profesionales consultados por la situación prefirieron no hablar pero, off de récord, todos tienen opinión formada. 

¿Cuánto falta para que los reciban con balas?: dealers tucumanos frenan un allanamiento con palos y piedras

A los segundos que vieron a los policías ingresar por el pasillo de la casa ubicada en Mendoza al 2.800, tomaron palos, látigos y machetes. Poco a poco los vecinos fueron sumándose, y en un momento llegaron a ser casi 40.

Cuando las piedras comenzaron a caer sobre los uniformados, el juez Federal Mario Racedo decidió suspender la medida en ese domicilio. Así, esa especie de ejército impidió que el sábado a la noche se allanara la casa desde donde, según presume la Justicia, distribuían droga en Villa Luján.

La investigación había comenzado en mayo. Los vecinos de la zona habían denunciado a un grupo de personas que vendían droga en el barrio. De esa manera, los investigadores lograron testimonios de vecinos y otras personas, que afirmaban que era incesante el movimiento de compradores en tres domicilios, ubicados en Mendoza al 2.800, Necochea al 800 y Azcuénaga al 100. Además, registraron a través de filmaciones a los clientes, provenientes de barrio El Bosque, y de las zonas conocidas como Villa Piolín, Villa 90 y Villa El Corpiño, cercanas a esos domicilios. Pero la sorpresa de los investigadores creció, cuando vieron que muchos de los compradores vivían en el microcentro.

Los investigadores se mostraban exultantes por haber podido llegar hasta una zona no considerada roja dentro del mapa de la droga. "Esta vez no fue La Costanera o algún otro barrio humilde, sino en una zona considerada de clase media", afirmó una fuente. Durante la pesquisa comprobaron que buena parte de los compradores que llegaban hasta las tres viviendas provenían de barrios cercanos, e incluso del microcentro de la ciudad.

El sábado a la noche los policías llegaron a la casa ubicada en Azcuénaga al 100. Allí vivían "La Vieja Josefa" y su hijo de 21 años, que eran los que vendían droga, según el relato oficial. En el lugar se secuestraron 36 "bagullos" de marihuana y elementos utilizados para fraccionar la droga. Todo estaba escondido en una caja de cartón, detrás de un ropero.

En Necochea al 800, los policías detuvieron a "Zancudo". Ese sería el lugar desde el cual se proveía de droga a los otros quioscos. En el lugar había 86 "bagullos" de marihuana, 84 semillas de cannabis sativa. Debajo de la mesa de la cocina había dos macetas con plantas de marihuana. También fue detenida la esposa de "Zancudo", "Tati".

En Mendoza al 2.800 hay un pasillo de unos 40 metros, en los que hay unas 10 casas. Cuando los policías intentaron llegar a la vivienda ubicada al final del mismo, fueron rodeados por los vecinos. Empezaron a gritarles que se retiren. Luego llovieron las piedras. Según explicó una fuente, el efecto sorpresa ya había sido superado, y seguramente se habrían deshecho de la droga. Por eso, Racedo prefirió que no haya disturbios, y citaría a los dueños de la propiedad al Juzgado en los próximos días.