La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

miércoles, 26 de octubre de 2011

Políticos salteños le recuerdan al país la promoción de prácticas fraudulentas en el kirchnerismo

Representantes del PPS detectaron irregularidades en una mesa del departamento Rivadavia, en donde habrían votado más personas de las que componían el padrón de la urna. 
 
Al respecto el dirigente Ricardo Gómez Diez clarificó, “la mesa del departamento de Rivadavia, tenía 351 electores según el padrón y según el escrutinio había 370 votos”.

Continuo su argumentación, “nunca pueden haber ido a votar el 100% de electores, y menos aún ir más de los que figuraban en el padrón”, y advirtió que “es una urna que ha sido totalmente manipulada”. Gomez Diez aseguró en un medio radial que “seguramente ha sucedido en otras mesas más”.

Por su parte la ex-candidata de la lista UDESO y dirigente del PPS, Virginia Cornejo, expresó que “no pueden haber ido a votar los 350 empadronados de esa urna y todavía encima que hayan más votos de los que figuran en las planillas”.

Finalizó remarcando “lo peor de todo es que quienes deben darnos el ejemplo a los ciudadanos sean los que hagan estas cosas”. 

Vuelco en la investigación del crimen de las francesas: ¿comenzarán a revisar las conexiones con el narcotráfico?

El fiscal penal Eduardo Barrionuevo solicitó la nulidad de parte de la resolución mediante la cual se dictó el auto de procesamiento de Gustavo Lasi, Santos Clemente Vera y Daniel Vilte Laxi, sindicados como los autores materiales de la violación, asesinato y robo de las jóvenes universitarias francesas Cassandre Bouvier y Houria Mounmi.

La misma medida reclamó en lo que se refiere a la decisión de procesar como cómplices a Fernanda Cañizares, la novia de Lasi y los jardineros Chato Sandoval y Omar “Pajarito” Ramos.

El caso fue investigado por el juez de Instrucción Formal 1, Fernando Martín Pérez, y sorprendió debido a su rápida resolución.

El descubrimiento de pruebas contundentes, incluidos los objetos robados a las jóvenes, el arma homicida y los exámenes de ADN comprometen severamente a los tres acusados.

Además, la declaración de Lasi, acorralado por las pruebas, otorgó un marco de coherencia a la interpretación del crimen.

El defensor de Vera, José Vargas, intentó en estos días que se desestime el examen de ADN que registra restos orgánicos de su cliente y el cuerpo de las víctimas, deslizando la posibilidad de pruebas fraguadas en contra de su defendido.

Fueron dos los exámenes genéticos que se realizaron. El primero puso en evidencia a Gustavo Lasi mientras que el segundo comprometió a este y a Vera.

El abogado Vargas denunció que las muestras se habrían extraviado y que sería imposible realizar una contraprueba con un perito de parte designado por él.

Oficialmente, el Poder Judicial desestimó la acusación.

Por tecnicismos legales, cerca de veinte delincuentes encarcelados podrían quedar en libertad

La defensora oficial civil Natalia Buira adelantó que hará una presentación judicial en las próximas horas porque detectó que 19 chicos están privados de la libertad sin razones que lo justifiquen.

Buira iniciará un hábeas corpus para que se revierta la situación, tras haber analizado informes sobre el Centro de Jóvenes en Conflicto con la Ley Penal de Castañares y otros organismos que alojan a chicos y adolescentes.

La defensora detalló que, sobre un total de 48 chicos que permanecen el instituto ubicado al norte de la ciudad, 8 son menores de 16 años y no pueden estar ahí porque a esa edad son inimputables.

Además, Buira señaló que pudo averiguar que en el centro de Castañares permanecen otros 3 chicos que no fueron considerados culpables de ningún delito.

Buira destacó que en la División de Protección al Menor y la Familia de la Policía hay 5 chicos, de los cuales ninguno está acusado de un ilícito. Sin embargo, fueron derivados a este espacio por problemas como adicción o violencia en sus hogares.

Sobre 7 chicos que permanecen en el Instituto Michel Torino, también hay 3 que no son punibles porque no cumplieron los 16 años.

La defensora señaló que los menores de 16 años no pueden estar privados de la libertad aunque se los haya denunciado por un delito y que tienen que acceder a otro tipo de medidas socioeducativas para rehabilitarse.

Natalia Buira indicó que tampoco se puede mantener encerrados a chicos que sufren problemas sociales pero no tienen responsabilidad penal. “Ellos son las víctimas, deberían buscar una forma de contenerlos”, sostuvo.

La defensora planteará el hábeas corpus esta semana en representación de la Fundación Sur Argentina, organización con sede en la ciudad de Buenos Aires, que se dedica a la protección de los derechos de la infancia en el país.

Detienen a varios motochorros

Siete peligrosos motochorros, que actuaban en distintas zonas de la ciudad, fueron detenidos en una serie de operativos realizados por personal de diversas comisarías.

En uno de los casos, los acusados eran buscados por “aprietes” cometidos con cuchillos y puntas, y al ser detenidos, los investigadores comprobaron que además actuaban como “motochorros”.

En otro hecho, tres jóvenes fueron señalados por una mujer de 57 años, quien fue brutalmente golpeada a patadas, para sustraerle su monedero, en el que tenía tan solo $20.

En el último caso, se logró detener a un hombre sospechoso de actuar como motochorro y dealer, a quien además le secuestraron seis bochas de marihuana.

Tres de los aprehendidos, identificados como Jorge “Cometrolo” Cortez (18), Gonzalo “Muelablanda” Rivero (26) y Marcelo “Pativaca” Cortez (20), primo del primero, fueron capturados durante un operativo realizado ayer a la mañana. La pesquisa se inició luego de que una mujer de apellido Ataco denunciara que su hijo de 15 años sufrió un “apriete” el 10 de octubre pasado a las 23, cuando caminaba hacia su casa por la plaza del barrio Ceferino.

Otros tres peligrosos motochorros, identificados como José “Gringo al revés” Mamaní (18), Carlos “Radiografía Gorda” Unco (19) y Luciano “Colifrunci” Flores (18) fueron detenidos luego de que una mujer los denunciara tras ser atacada. El hecho ocurrió el domingo pasado a la mañana, y dos horas después otra mujer denunció la misma situación. Ambos ilícitos ocurrieron en el barrio Grand Bourg.

El último de los motochorros detenidos, Elvio Ezequiel “Opa” Figueroa (24), fue apresado en un procedimiento realizado por personal de civil de la comisaría 10, encabezado por su titular, Hortensia Aramayo, y el subcomisario Marcelo Valencia.

El acusado integra un grupo conocido como Los Opas Figueroa, todos hermanos y que tienen a maltraer a los vecinos.