La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 11 de octubre de 2011

Piquetazo indígena caotiza Jujuy


Miles de turistas sufrieron esperas de hasta cinco horas sobre la ruta nacional N° 9 en su intersección con la ruta nacional N° 52 que conduce a Purmamarca y el Paso internacional Jama. El corte tuvo su origen en una dura protesta de las Comunidades del Pueblo Kolla de Jujuy que exigen al gobierno provincial la entrega inmediata de títulos comunitarios de tierras.

El tránsito sobre la ruta, que forma parte del corredor bioceánico, quedó interrumpido a las 15 y recién a las 20 horas fue levantado para permitir el paso de los vehículos, que a esa hora formaban una fila de casi ocho kilómetros de largo sobre la ruta nacional N° 9 y unos cinco kilómetros sobre la ruta 52 que une Purmamarca con el Paso de Jama.

El corte se restableció a las 22 y permaneció hasta las cero de hoy, martes, hora en la que se volvió a permitir la circulación de los vehículos que llevaban dos horas de espera. Una vez levantado el corte, la marcha hasta la capital provincial fue lenta y tediosa, debido a la gran cantidad de automóviles que se encolumnaron rumbo al sur.

La indignación de turistas y locales, que gozaban del último día del fin de semana largo, se hizo sentir en cada uno de los vehículos varados. Algunas personas caminaron desde el lugar donde debieron detenerse hasta la encrucijada de las rutas, punto del corte, para pedir que los dejaran continuar el viaje, debido a que debían abordar sus vuelos de regreso desde la provincia de Salta. Pese a mostrar los ticket aéreos, debieron aguardar hasta las 20 horas. La falta de señal de telefonía celular en la zona, aportó una dosis más de angustia a los furiosos viajeros.

Explican por qué el gobierno no encuentra indigentes en el NOA: dibujo de estadísticas

Cifras Indigencia NOA (INDEC - 2do. Semestre 2010 - Personas): Jujuy 0,7%, S.M. Tuc. 1,8%, Salta 2,4%, Sgo. Estero 2,5%, Catamarca 3,7%.


¿Es posible que en Jujuy casi no existan indigentes? ¿Y que lo mismo pase en Salta? ¿O que, en promedio, el Noroeste argentino tenga una indigencia de apenas el 1,3% , que es casi la mitad del 2,4% promedio -según el último informe del INDEC- cuando históricamente se ubicó muy por encima? Todos estos interrogantes surgen porque el organismo oficial calcula la indigencia y la pobreza comparando los ingresos de la gente y de las familias contra el valor de la canasta básica. Pero esa canasta tiene un costo muy distinto si se lo calcula en base a los precios que toma el INDEC o con los precios que registran los institutos oficiales de estadísticas de las provincias.

Con los precios del INDEC, la canasta básica alimentaria para una familia tipo (matrimonio y dos chicos) cuesta $ 609,56 mensuales. Con los precios promedio de las provincias daría $ 1.046,15 : esta es una diferencia que equivale a más del 70%.

Una entidad que se ocupa de contrastar el valor de ambas canastas según los precios oficiales nacionales y los provinciales es el Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (conocido por su sigla CIFRA), una consultora netamente kirchnerista, que está vinculada a la fracción oficialista de la CTA, dirigida por el docente Hugo Yasky.

CIFRA aclara que “dada la manipulación de los índices oficiales de precios” y “ante la carencia de un índice de precios confiable para los alimentos”, el valor de la canasta básica posiblemente sea aun más caro que la que surge de ajustar por el IPC Provincias. Y eso se debería a que “los alimentos habrían tenido aumentos de precios mayores que el resto de los bienes y servicios”

Un ejemplo claro es Jujuy. Tiene un 37,7% de empleo en negro y por eso es más que llamativo que allí se registre un 0,4% de indigencia, el más bajo de todo el país, junto a Rawson-Trelew. 

En Jujuy, la Dirección Provincial de Planeamiento, Estadísticas y Censos (DIPPEC) informa que entre diciembre de 2006 y agosto de 2011, en promedio, los precios de alimentos y bebidas aumentaron el 214,9%. Si se aplicara este porcentaje, la canasta básica en esa provincia superaría los $ 1.300 mensuales. Pero según el INDEC, en ese período, los precios aumentaron apenas el 47,8%.

Estas diferencias se mantienen este año. Entre enero y agosto, en Jujuy el DIPPEC registró que los precios de los alimentos subieron el 12,3% y el INDEC midió en Capital y GBA apenas el 4,2%.

Con una canasta alimentaria básica familiar por encima de los $ 1.000 mensuales, los índices de indigencia cambian sustancialmente. Y ni hablar si superan los $ 1.300 mensuales. Se estima que, con una canasta bien valuada, en el caso del NOA, la indigencia podría superar holgadamente el 8% de la población.