La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 27 de septiembre de 2011

Granujas protestan tras ser sancionados en su colegio

Un controvertido caso donde se involucra una denuncia por discriminación se desencadenó en el ex Colegio Nacional. Allí, alumnos quisieron ingresar hoy por la mañana al establecimiento y no pudieron hacerlo, ya que no tenían el uniforme correspondiente, según versiones oficiales, aunque los chicos dicen que era por sus piercings. 

Esto derivó en una protesta de los chicos por la decisión de las autoridades, y lograron la adhesión de casi la totalidad de sus compañeros, muchos que si habían ingresado al colegio. La protesta se generalizó en todo el edificio, con la presencia incluso de la Policía de la Provincia en el interior del establecimiento. 

La Vicedirectora del colegio, Mariel Pistán, se defendió diciendo que ya se habían fijado las pautas con respecto al uniforme desde principios de año: “es una actitud de ellos de no aceptar las normas. En el cuaderno de comunicaciones de cada alumno están impresas las normativas que los mismos padres han firmado. Los padres son conocedores de esto desde el ingreso de los chicos al colegio, en el mes de marzo. Tuvimos reunión con los padres en el mes de abril, acordando esta situación de la necesidad de una identificación con respecto al uniforme, para evitar el ingreso al establecimiento de quien no corresponda”, fue el derecho a réplica ejecutado por parte de las autoridades del Colegio Nacional.

Vecinos tucumanos piden el retorno de las religiosas a la Casa Cuna

Tras nueve meses en el exterior, me encontré con la triste noticia de que las hermanas de la Sala Cuna se retiraban de la institución, la cual quedará bajo administración estatal. No será lo mismo, como tampoco lo son aquellos hospitales que ya no cuentan con la presencia de religiosas. Y es que la caridad no es sinónimo de filantropía o asistencialismo, aunque se concrete en idéntica labor social. 

En cierta ocasión, alguien dijo a Teresa de Calcuta que ni por un millón de dólares tocaría un leproso. Ella respondió: "Tampoco yo; ni siquiera lo haría por dos millones de dólares. Sin embargo, lo hago de buena gana, gratuitamente, por amor de Dios". Eso es la caridad y fue lo que motivó a don Alfredo y Guillermina Guzmán a donar equipada la Sala Cuna hace 100 años. Pido a los familiares descendientes del matrimonio benefactor que, si de ellos depende, mantengan vivo el espíritu de tan magnífica obra. Hay otras congregaciones que sí tienen vocaciones y gustosamente asumirían su atención.

Las aguas bajan turbias

Desde julio que en Bolivia se produce un derrame sistemático de petróleo sobre el Río Bermejo. El gobierno salteño minimizó la contaminación, pero solicitó actuación inmediata al ejecutivo nacional.

La pérdida se produjo en Bolivia, en julio o antes, y acompaña el cauce del río Pilcomayo, afectando todo lo que está a su paso. En este país, los funcionarios y los voceros de la empresa argentina Pluspetrol (de la que se produce la fuga) trataron, en un primer momento, de minimizar el perjuicio. Dijeron que no había manchas de más de 80 metros, sino que la emanación de un fluido de hidrocarburo había sido ínfima. Sin embargo, a los pocos días la Liga de Defensa del Medio Ambiente de Bolivia (Lidema) informó que el derrame de afectaba a las comunidades tarijeñas de Talita, Campo Grande y Naranjitos porque utilizan agua del río Bermejo para consumo humano y tienen plantaciones de cítricos y caña de azúcar.

Las conclusiones sí son contundentes: los especialistas señalan la urgencia de tomar todos los recaudos necesarios para sanear el área y evitar posibles nuevos derrames y remover todo el sedimento afectado por el hidrocarburo.