La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 26 de septiembre de 2011

La peor inmigración

Una joven boliviana de 19 años, identificada como Geovana Gutiérrez, dejó abandonado a su bebé de apenas cinco meses, el jueves pasado desde el mediodía, en un inquilinato donde reside, ubicado en la calle Virgilio Tedín al 260 del barrio Hernando de Lerma.

Una asistente social informó que el nene presentaba un cuadro de desnutrición grave y politraumatismos producto de golpes. “La criaturita estaba descuidada, en un estado total de abandono y con señas de ser víctima de violencia”, explicó la Policía. “Por la noche, alrededor de las 22, Geovana Gutiérrez regresó a su hogar, donde fue insultada e increpada por vecinos de la zona”, contaron los investigadores del caso.

Media hora más tarde, la mujer se presentó en la comisaría 2 para radicar una extraña denuncia que fue calificada de poco creíble. Aseguró que tres colombianos a bordo de un remise la habían raptado a las 6.30 de la mañana, cuando ella se dirigía al centro de salud de la zona, y que luego la habían violado y mantenido cautiva en el barrio El Huaico. “Por eso tuve que dejar a mi hijo solo”, relató a los policías. Inmediatamente, el personal de la dependencia llevó a la joven a hacerse los estudios pertinentes; sin embargo, no se detectaron en ella signos de abuso. 


Werner Jaisli, el excéntrico suizo que saltó a la fama por haber construido en las afueras de Cachi, un ovnipuerto, supuestamente luego de haber recibido órdenes telepáticas del comandante de un plato volador, fue detenido ayer por la policía, luego de comprobarse su participación en el robo a una pareja de turistas uruguayos.

Los visitantes, que habían pasado el fin de semana en la localidad, advirtieron el faltante de cartera y billeteras cuando llegaban de regreso a Salta en su auto. Inmediatamente denunciaron el hecho en la Comisaría 1, desde donde se informó a la dependencia cacheña, cuyo titular Héctor Faustino Laime, en conjunto con el jefe de la Unidad Regional 6, Víctor Reyes, dieron curso a una pesquisa. Al revisar las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del establecimiento, descubrieron la acción delictual del europeo.


Los dos niños franceses que durante un año permanecieron en Salta, como rehenes del odio, la sinrazón y el sentimentalismo nacionalista, han reanudado su vida normal en el país donde nacieron y vivieron todas sus vidas.

Los niños habían sido secuestrados de un modo cruel y dañino por su madre y el hombre con el que ésta convive, según han dicho en agosto pasado los siete jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Los secuestradores instalaron la mentira prefabricada en la opinión pública y en el inconsciente colectivo de una sociedad sorprendentemente permeable a la manipulación. Su objetivo era sensibilizar rápidamente a los salteños y, a través de ellos, conseguir torcer la voluntad de los jueces.

Tucumán: a falta de Montaña Mágica tenían un Montecito Encantado

Se logró averiguar que en la zona conocida como La Calera, a tan sólo 2 kilómetros de Aguilares -antes de llegar a Los Sarmientos- había un sector de monte y abundante vegetación donde se veía pasar a jóvenes en diferentes días y horarios, lo que llamaba la atención a los vecinos. El lugar era conocido por los adictos como "El Montecito Encantado".

Tras varios días de estar en el monte, en hora de la siesta, miembros de seguridad encontraron una senda muy transitada y con huella de pisadas humanas recientes, por lo que decidieron seguirlas hasta el final. Caminaron alrededor de cuatro kilómetros y al llegar a donde terminaban las huellas se dieron con la novedad de que había disimulada entre la vegetación varias plantas de marihuana, bien regadas y cuidadas.

Los uniformados entonces procedieron a la extracción de quince plantas de cannabis sativa linneo -marihuana-, con un tamaño promedio de 1,50 metro de alto, cada una.

Según se indicó que esas plantas, debidamente fraccionadas, resultan suficiente para armar aproximadamente 1.500 dosis, con el ya consabido daño que provoca su introducción en el tráfico urbano.