La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 20 de septiembre de 2011

Peces muertos en territorio salteño

Tres oraneses que visitaron el Río Bermejo a la altura de la Finca Las Varas, sobre la Ruta 5, en pleno Chaco Salteño, denunciaron la presencia de muchos peces muertos.

Los vecinos se dieron con un panorama aterrador, porque encontraron muchísimos peces muertos sobre la orilla y en medio de la empalizada, peces grandes y pequeños, dorados, surubíes y otros que completaron una zona devastada.

Según el testimonio brindado por Ricardo Zarra en Radio Noticias, uno de los que fueron hasta el lugar y tomaron fotografías del paisaje aterrador, esto debe ser causado por el derrame de tóxicos en las aguas del Río Bermejo

Jujuy: brindan capacitación para delincuentes

Avivando bribones

El día sábado 17 de setiembre dio comienzo una campaña organizada por la Juventud de la Asamblea de Trabajadores Desocupados (ATD) con el objeto de informar a la juventud y a la sociedad en general, algunos aspectos que tienen que ver con los derechos de cada ciudadano. La campaña se desarrolla bajo el lema “El Código de Faltas esta en falta”, y tiene por objeto informar principalmente a los jóvenes, dada la cercanía de la Fiesta Nacional de los Estudiantes, “Que hacer si me llevan detenido”.

Según la ATD, esta primera actividad se enmarca en una campaña mayor impulsada por AJI 20, NOA Diversa, Abogados por los Derechos Humanos y la Red por el Derecho a la Identidad, “tendiente a lograr la derogación de la anacrónica institución llamada Código de Faltas, que en la actualidad solo sirve para disfrazar de legal las actitudes a veces casi delictivas del personal policial, toda vez que el avasallamiento de los derechos de los ciudadanos comunes configura delito”.

Fuerzas de seguridad garantizan el orden que progrecínicos intentan romper

Ciento seis personas demoradas fue el resultado que dejaron este fin de semana los operativos de seguridad implementados en todo el territorio provincial en horarios nocturnos.

Como resultado del mismo ciento seis personas fueron alojadas en dependencias policiales. Entre las mismas se cuentan 35 menores  que fueron puestos a disposición de sus padres, 50 por averiguaciones de antecedentes y 12 por deambular en estado de ebriedad, entre otros.

Desde la Jefatura de la Policía de Jujuy se dio a conocer que dichos dispositivos tendrán continuidad los próximos fines de semana contando para ello con la participación de la Dirección Seguridad de Tránsito y el Departamento Judiciales, entre otras dependencias, especialmente teniendo en cuenta que para entonces se estarán desarrollando a pleno las actividades enmarcadas en una nueva edición de la Fiesta Nacional de los Estudiantes.

FUENTE

La desaparición de una bolivianita pone a la luz a la peligrosa porosidad de la frontera argentina-boliviana

Daniela Loayza estaba sola y asustada en una estación de servicio de Villazón, Bolivia, cuando llamó a María Elena, su madre. Los investigadores tenían los teléfonos de la familia intervenidos y así pudieron dar con el lugar exacto donde se encontraba la menor de 13 años que había desaparecido el 7 de septiembre, cuando iba a la escuela en el barrio porteño de Villa Lugano. Rápido, se montó un operativo para rescatarla y llevarla al consulado argentino en Bolivia. 

Según fuentes de la investigación, el principal sospechoso del secuestro de la menor es el hermano de su padrastro un hombre de 30 años, indentificado por la policía como Juan Francisco Contreras Silio, que tiene antecedentes penales por abuso sexual y estuvo detenido en el penal de Ezeiza. Ahora los investigadores están abocados a encontrar a este hombre y poder hablar con Daniela para que declare cómo fueron los hechos. Uno de los puntos oscuros del caso es cómo Contreras Silio pudo sacar del país a una menor que estaba siendo buscada por todas las fuerzas de seguridad.


Tras el caso de una adolescente que desapareció de Buenos Aires y fue hallada siete días más tarde en Bolivia, el juez federal de Orán, Raúl Reynoso, opinó que la frontera norte del país es difícil de controlar.

El episodio generó dudas sobre la vulnerabilidad de los límites nacionales y cuestionamientos sobre cómo pudo cruzar a otro país una adolescente sin un documento que certificara la autorización de sus padres. Los planteos se generan mientras Bolivia debate una nueva ley de trata y tráfico de personas.

“Muchas veces se opina con mucho desconocimiento sobre la frontera con Bolivia. Son más de 200 kilómetros que, por cuestiones geográficas, son difíciles de controlar. En algunos puntos, la gente puede pasar caminando de un país a otro”, señaló Raúl Reynoso.

El caso de Daniela Loayza también generó interrogantes sobre las herramientas para prevenir el tráfico de personas entre diferentes naciones con fines de explotación laboral o sexual.