La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

viernes, 22 de julio de 2011

Manifestación en la Puna jujeña en contra de la explotación de litio

Varios centenares de personas, representantes de 86 comunidades y organizaciones indígenas y campesinas de Jujuy, Salta y otras provincias, interrumpieron el tránsito sobre la ruta 52, vía de acceso a las Salinas Grandes y parte del corredor interoceánico en la puna jujeña, en protesta por el avance de las mineras de litio. El corte se inició a las 10:30 horas y culminó a las 17:00. El tránsito de los vehículos fue habilitado cada dos horas.

FUENTE

Alperovich, el Zar tucumano: movida de prensa para vender un libro tucumano llega a los diarios nacionales

El Zar tucumano
Después de restringir la venta del libro El zar tucumano en algunas librerías, el gobierno de José Alperovich frenó la distribución de ejemplares que iban a ser entregados en quioscos de diarios por la agencia Rómulo Guzmán, la misma firma que reparte las revistas Noticias y Caras en la provincia.

La distribuidora había acordado con los autores del libro el reparto de 150 ejemplares en Tucumán y Salta. Sin embargo, un día antes de iniciar la distribución, Fernando Torres, de la agencia Rómulo Guzmán, comunicó: "No distribuiremos el libro porque recibimos presiones del gobierno".


El diputado nacional de la UCR, Juan Casañas, se quejó ayer en la Comisión de Libertad de Expresión por las presiones que el gobernador de Tucumán está ejerciendo en su provincia para impedir la difusión de su biografía no autorizada, "José Alperovich, el zar tucumano", que escribieron los periodistas José Sbrocco y Nicolás Balinotti.

Reliquias históricas en San Miguel de Tucumán

San Miguel de Tucumán es protagonista indiscutible de la emancipación nacional. De allí que la capital ofrezca tanto para conocer desde ese punto de vista. En los alrededores de la plaza Independencia quedaron impresas las huellas de la historia. Allí se encuentran los museos que recrean cómo era la vida cotidiana en los tiempos del nacimiento de la Argentina como nación. También en las iglesias y conventos pueden apreciarse muchas piezas relacionadas con las guerras de la independencia y con la cultura de aquella época y de décadas posteriores.

La Catedral guarda la cruz de Ibatín

En la esquina de Congreso y 24 de Septiembre se levanta la Catedral, en el mismo sitio que ocupaba la antigua Iglesia Matriz. Entre otras piezas de gran valor patrimonial se encuentra la cruz que acompañó al pueblo durante el traslado desde Ibatín, primer emplazamiento de la ciudad. También se conservan allí las imágenes de San Simón y de San Judas Tadeo, que estaban en la Iglesia Matriz de Ibatín. Dentro del templo reposan los restos del obispo José Eusebio Colombres, congresal de 1816 y fundador de la industria azucarera tucumana, y del general Gregorio Aráoz de La Madrid.

El santuario de la Virgen Generala

En la esquina de Rivadavia y 24 de Septiembre, la basílica de Nuestra Señora de la Merced guarda piezas vinculadas con las guerras independentistas. Allí tiene su santuario la imagen de la Virgen Generala, patrona de Tucumán y patrona del Ejército argentino, a quien el general Manuel Belgrano entregó su bastón de mando luego del triunfo en la batalla de 1812. Las pinturas del interior fueron realizadas por el italiano Giuseppe Bercetti, en 1948, y aluden a la gesta de Belgrano. Los vitrales que la adornan fueron traídos de Francia, mientras que las campanas fueron fundidas en 1812.

El convento que fue cuartel de Belgrano

El templo y el convento de San Francisco tienen cinco siglos de historia. El convento fue usado como cuartel del Ejército del Norte, que comandaba Manuel Belgrano, y funcionó como hospital de heridos en 1812 cuando se produjo la Batalla de Tucumán.

Arte de América, de Europa y de China

La Casa Padilla (25 de Mayo 36) vio desfilar más de dos siglos de historia provincial. Conserva obras europeas de primer nivel y objetos hispanoamericanos que denotan el pasado colonial, así como un muy valioso conjunto de piezas orientales.

"La casa de las cien puertas"

Allí vivió el presidente Nicolás Avellaneda y su nombre lleva el Museo Histórico Provincial que funciona en la antigua casona, ubicada en Congreso 56. La Casa fue declarada monumento Histórico Nacional en 1941. Se la conoció como "la casa de las cien puertas" y fue construida por el mismo arquitecto autor de la Catedral. En siete salas de exhibición el Museo cuenta aproximadamente con 10.000 piezas, distribuidas en las secciones de Numismática, Objetos Museológicos, Pinacoteca, Mapoteca, Documentos escritos, Archivo de imagen y Biblioteca "Lucas Córdoba", según informa el Ente Cultural Tucumán.

Platería, tejidos e instrumentos musicales

Hoy es el Museo Folclórico Provincial Manuel Belgrano, pero allí nació y murió el obispo José Eusebio Colombres. La casa era de la familia Colombres Thames. Ubicado en 24 de Septiembre 550, el museo posee una importante colección de platería del Perú que puede apreciarse en rastras, espuelas, mates, bombillas, vainas de cuchillo y adornos de monturas. Hay tejidos, como alfombras, mantas, tapices y ponchos, hechos en lana de llama, guanaco, vicuña, alpaca y oveja, e instrumentos musicales como guitarras, charangos, violines, arpas, quenas, sikus, erques, cajas y bombos.

Oratorios en Tucumán


Las capillas de Adoración Perpetua están abiertas los 365 días, mañana, tarde y noche. Sus integrantes son todos laicos de la iglesia Católica, que se reparten, de a dos, la responsabilidad de orar durante las 24 horas, incluido Año Nuevo o Navidad.

En Tucumán hay tres templos de oración perpetua, uno en Yerba Buena y dos en capital; el último (de la parroquia El Salvador) se abrió hace apenas un mes y ya tiene 600 adoradores. El del Hospital del Niño Jesús tiene 1.050 integrantes en forma permanente. En cada uno hay un libro en el que se anotan las intenciones para cada día.

Los varones generalmente ocupan los peores horarios, que son los de la noche. Los chicos, una vez por mes, han comenzado a ir a la capilla del hospital del Niño Jesús. Se los responsabiliza tres minutos cada uno los sábados por la mañana.

Las capillas de adoración perpetua se multiplican por el mundo a pedido del beato Juan Pablo II. La tarea fue encomendada al padre Patricio Hileman,quien viaja constantemente por ciudades y pueblos porque tiene la misión de alentar la fundación de 1.000 capillas de adoración perpetua en Latinoamérica.

Los templos se organizan en adoradores, capitanes que controlan que se cumplan los turnos, coordinadores de cada capilla, y misioneros de cada región.

"La idea de Juan Pablo II es que cada capilla sea un lugar donde el cristiano se sienta en paz, cómodo, que no le haga ni frío ni calor, por eso todos tienen calefacción y aire acondicionado, para que nada interrumpa la comunión con el Señor", explica Estela Maris, coordinadora de oratorio del hospital de Niños.