La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 27 de junio de 2011

¿Insólito?: dos gitanas intentan secuestrar a joven estudiante salteña

En menos de 48 horas, dos denuncias fueron radicadas en la comisaría 2 contra dos gitanas, de entre 48 y 50 años, quienes circulan a bordo de un Peugeot 206 gris, dominio IGL 889, y que, mediante engaños, intentan sustraer objetos de valor o dinero a desprevenidos peatones, según fuentes policiales. Una de las denuncias fue realizada por Alcira Méndez (48), madre de una adolescente de 17 años, alumna del Instituto Sara Lona, ubicado en la avenida Chile.

Alcira expresó que luego de que su hija se retirara del establecimiento el lunes, a las 13.55, fue interceptada, cuando caminaba cerca de un supermercado de la zona, por dos gitanas, quienes desde un automóvil plateado la llamaron para “leerle las manos”. En todo momento le decían que debía entregarles, para que se aclararan las líneas de su palma, un celular o joyas. La menor sospechó que intentaban robarle, por lo que les pidió que la dejaran tranquila. Entonces, la conductora del vehículo exclamó: “­Esta se está haciendo la viva, traela, dale!” y tras ello, la otra mujer intentó subirla bruscamente al rodado, hecho que fue frustrado, ya que la conductora volvió a gritar: “­Soltala y vamos que atrás vienen otros con la misma campera que esta!”, en referencia a los compañeros de curso de la joven, quienes vestían el atuendo de la promoción 2011 del colegio. Las gitanas, inmediatamente, se dieron a la fuga.

Tras presiones del INADI, joven delincuente es recompensado en lugar de ser castigado

El adolescente que había sido expulsado del colegio debido a que la directora del establecimiento encontró marihuana en el bolsillo de su campera retomará las clases hoy, pero en una escuela pública. La información fue confirmada por la ministra de Educación, Silvia Rojkés de Temkin.

La funcionaria destacó asimismo el trabajo de su equipo de especialistas en relación con este caso. "Además de garantizarle un lugar en la escuela pública, escuchamos la opinión del padre, a quien se le dio a optar entre dejar a su hijo en el colegio o cambiarlo. Él optó por otro establecimiento", añadió, y dejó entrever que su ministerio había ordenado que el colegio volviera a tomar al alumno con todas las garantías que asegura la ley y asumiera la responsabilidad de asistirlo. "Debe quedar en claro que el objetivo de esta gestión de gobierno es que nadie queda afuera del sistema".

Se le preguntó a la ministra por qué en general las autoridades escolares, cuando surge un problema, tienden a llamar la Policía y no al Ministerio. "Responden a viejas prácticas que queremos revertir, con un trabajo a favor de la infancia, a favor de la democratización de las escuelas. Un trabajo que involucre a los ministerios de Educación y Desarrollo Social, a la Dirección de Familia y Minoridad y también a la Justicia", respondió.