La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 20 de junio de 2011

El Creador de la Bandera y Líder de la Revolución de Mayo

 
En los diez años que corren desde el primer grito de libertad en el Río de la Plata hasta su muerte en 1820, el creador de la Bandera brindó una asombrosa cantidad de servicios a la Patria naciente: fue político, diplomático y militar y antes había sido economista, tarea que cumplió desde el Consulado porteño. Nació y vivió en Buenos Aires, pero los años más importantes de su vida transcurrieron entre los pueblos del norte y especialmente en Jujuy, donde reorganizó las destrozadas tropas del Ejército Auxiliar del Perú después de Huaqui (1811),  recompuso la imagen de la Revolución ante el pueblo, hizo jurar y bendecir la bandera, condujo el Éxodo Jujeño y llevó sus huestes a los espectaculares triunfos de Tucumán y Salta.

A fines de 1813, Belgrano está nuevamente en Jujuy. Viene de Vilcapugio y Ayohúma, donde las fuerzas patriotas han sido derrotadas, con grandes pérdidas.  Más de quinientos patriotas han muerto en los campos de batalla y se ha perdido casi todo el parque de artillería y centenares de fusiles.

Las acciones “han sido crueles y casi he venido a quedar como al principio”, escribe don Manuel a un amigo, mientras encara otra vez la tarea de reorganizar el ejército y contra todo lo que se pudiera imaginar logra juntar aproximadamente 1800 soldados. Pero debe retroceder al sur, perseguido por las vanguardias realistas y está en Tucumán en enero de 1814. Entrega el mando a José de San Martín y pronto tendrá que afrontar un proceso por los fracasos militares en el Alto Perú. La Historia ya no le reservaba nuevas horas de sacrificios en Jujuy, tierra que lo amó, lo ama aún y lo amará por siempre.

En Jujuy promueven recuperar el respeto por la bandera argentina

El Colegio de Profesores de Historia de Jujuy, a través de su presidente, profesor David Hugo Mareño, propone a la comunidad educativa y a la sociedad en general, una serie de acciones destinadas a recuperar el respeto hacia los símbolos patrios nacionales y provinciales. Esta iniciativa surge “ante la próxima conmemoración de la muerte del Dr. Gral. Manuel Belgrano, creador de la Bandera Nacional y de la Libertad Civil” aseguró.

El proyecto impulsa el dictado de charlas, con asistencia obligatoria para los alumnos abanderados y escoltas de los distintos establecimientos educacionales, para abordar cuestiones como el tratamiento y uso de la Bandera Nacional Argentina y de la Bandera Nacional de la Libertad Civil o Bandera Provincial. 

Deben darse cuenta que durante dos siglos, generaciones de argentinos han contribuido a engrandecerla, mantenerla libre y soberana, con sentimientos patrióticos de argentinidad. No hay que permitir que usemos la bandera como pancarta de propagandas ideológicas, en actos políticos partidarios, piquetes o reclamos de toda índole, con frases de reclamo o consignas ideológicas o bien, con rostros de personas o algunas personalidades impresos en la misma”, opinó.

Para evitar estas acciones, Mareño recomienda la implementación de multas. “Es algo extremo pero necesario ante hechos de falta de respeto y ultraje a los símbolos nacionales y provinciales, que son la imagen representativa de todo lo que constituye, caracteriza y definen a una Nación y una Provincia, y la identifican como tal”, concluyó.

El renacer anual de las águilas guerreras en los Andes tucumanos

En el marco del Día de la Bandera, celebrado en conmemoración de la muerte del General Manuel Belgrano, creador de nuestra enseña patria, se concretó el viernes un nuevo tradicional cambio de banderas en El Infiernillo.

La costumbre, que lleva ya 42 años realizándose, consiste en el cambio de las banderas de Argentina y Tucumán en el cerro más alto de la provincia, ubicado a 3.042 metros de altura, sobre la ruta 307, que une la ruta 38 con los Valles Calchaquíes, entre Tafí del Valle y Amaicha del Valle.

La conmovedora ceremonia, organizada por Vialidad Provincial, se debe a que las banderas permanecen izadas en los mástiles durante todo el año y por efecto del viento sufren serios deterioros y queda hecha jirones. Por esa razón son reemplazadas y luego los restos incinerados.