La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 29 de noviembre de 2011

Reclutan jóvenes bolivianos para delinquir en Argentina y viceversa

La Quiaca y Villazon (Bolivia) viven dos realidades diferentes: una cuenta con algo más de preparación y leyes específicas de tal manera poder combatir efectivamente los delitos, mientras que la ciudad boliviana, en cambio, tiene ‘agujeros‘ legales por todos lados y aun prevalece el ‘quien tiene plata manda‘.

A los innumerables delitos fronteras afuera debe sumársele que los delincuentes bolivianos ahora reclutan menores de edad, niños o adolescentes argentinos, con el fin de cometer sus fechorías. La extrema pobreza de los barrios quiaqueños ubicados al oeste que colindan con el río Internacional, son el lugar favorito de los antisociales extranjeros, donde con solo algunos pasos están de un lado u otro del límite fronterizo.

Fuentes confiables señalaron a El Tribuno de Jujuy que el hecho de que los niños o adolescentes sean utilizados para cometer delitos, entre ellos, la venta de drogas, no es nuevo y que las fuerzas de seguridad tienen conocimiento de ello, pero que lo grave es que el fenómeno va en aumento. El problema se ha agravado porque la delincuencia sabe que los menores de son inimputables en el lado argentino, lastimosamente no ocurre lo mismo en Bolivia. Lo grave es que, cuando los chicos se inician tempranamente en los delitos, pueden ir mutando o evolucionando hasta llegar a ser peligrosos, incapaces de tener miedo a nada.

Tal es el caso una menor quiaqueña (que por razones legales no se suministraron datos filiatorios), quien por intervención del Consulado logró ser restituida a su familia después de una separación de casi un año, por la acción de criminales que la envolvieron en situaciones delictivas sin su conocimiento. La joven argentina entró regularmente a Bolivia con personas que la invitaron a conocer lugares turísticos; los supuestos ‘benefactores‘ cometieron ilícitos en el departamento de Potosí que, por sus características, estaban planeados y la joven quedó en medio del drama como autora por ser reconocida junto a los antisociales. 

La inmediata intervención de la Cónsul Reina Sotillo fue oportuna, en momentos de varias penurias de la joven para proteger a nuestra compatriota, asi resolver este espeluznante caso y restituir a la muchacha. Sin embargo, la adolescente debió someterse a un proceso legal por las circunstancias ocurridas y el Consulado librar la batalla de probar que la menor había sido también víctima de los delincuentes, la menor lamentablemente estuvo detenida en una cárcel común como si fuera una adulta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.