La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 22 de noviembre de 2011

Hay fuertes sospechas de que una sicaria estaría operando impunemente en Tartagal

Desde hace más de 10 días hay acusaciones y denuncias entre profesionales del hospital Juan Domingo Perón de Tartagal que llegaron hasta las amenazas de muerte. Así lo denunció en la Comisaría Nº 42 la gerente del hospital, Viviana Brahim, quien la noche del jueves formalizó una denuncia policial contra la médica Noemí Aparicio, a quien acusó de haberla amenazado de muerte. “Con un revólver y un tiro en la cabeza la va a pagar; ahí van a terminar todas sus denuncias”, manifestó Brahim, quien dijo que eso le manifestó otra médica de apellido Paredes.

Dos semanas atrás la gerente del hospital de Tartagal se había presentado en la misma Comisaría Nº 42 para denunciar que una paciente del servicio de ginecología, identificada como Norma Subelza, domiciliada en General Mosconi, le había manifestado que la doctora Aparicio le había cobrado la suma de $600 para hacerle un aborto terapéutico. 

Aparicio, al ser consultada por la denuncia realizada por la paciente, habría manifestado a viva voz que ese tipo de prácticas (cobrarles a los pacientes) en el hospital Perón “es algo habitual, común y corriente”. En el hospital los profesionales consultados por la situación prefirieron no hablar pero, off de récord, todos tienen opinión formada. 

2 comentarios:

  1. Es necesario pasar a la legalidad los miles y miles de abortos ilegales que se ralizan año a año en nuestro pais por medicos inescrupulosos y clinicas que realizan estos actos ilegales. Hoy por hoy, solo un bajo porcentaje lo hacen de manera segura, y son aquellas personas de alto poder adquisitivo.

    ResponderEliminar
  2. q halla una medica abortista es como q halla una maestra que venda droga (ah cierto q aqui en Tartagal hubo una maestra vende drogas que la detuvieron en 2009)

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.