La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 14 de noviembre de 2011

Contundente rechazo del Senado de Salta a los macabros planteos abortistas

El Senado de Salta, que preside el vicegobernador Andrés Zottos, aprobó en su sesión del jueves una declaración institucional mediante la que se exhorta a los legisladores nacionales por Salta a rechazar los proyectos de ley que apuntan hacia la despenalización del aborto y que actualmente están siendo debatidos en el Congreso Nacional.

Zottos, hombre cercano a la Iglesia Católica romana (y a la de Bizancio), ya se había pronunciado enfáticamente contra el aborto, pero ahora, mediante uno de sus incondicionales, el senador chicoanense Luis D'Andrea, consiguió no solo que el Senado aprobara por unanimidad una declaración antiabortista sino que exigió que los legisladores nacionales salteños se opongan "terminantemente" a cualquier intento de despenalizar el aborto.


Entre otras cosas, en los fundamentos del proyecto de D´Andrea se lee: “hay ciertas cuestiones trascendentales que se tornan debatibles en el seno de la sociedad que, por falta de educación o por la manipulación dolosa de conceptos, han causado en el orden natural grandes tragedias humanas. Una de esas cuestiones es lo concerniente al Aborto, vale decir, de lo que respecta al asesinato de la persona por nacer, del crimen que elimina a la criatura más indefensa que existe (aún más vulnerable que un recién nacido), porque el ‘embrión dentro del seno materno es lo más inocente en absoluto que se pueda imaginar… pues es débil e inerme, hasta el punto de estar privado de aquella mínima forma de defensa que constituye la fuerza implorante de los gemidos y el llanto del recién nacido´. No se debe desconocer que destruir a un embrión humano significa impedir el nacimiento de un ser humano”.

“Se debe reafirmar también que no hay excusa que justifique tal atentado: ni el hecho de ser producto de una violación, ni el riesgo de salud de la madre, ni la circunstancia de ser hijo de una mujer demente, ni la inviabilidad de la criatura, ni las enfermedades con las que podría venir al mundo, ni las carencias económicas o afectivas de que podría ser potencial víctima, porque en todas estas circunstancias existe un derecho, el primero, porque es fuente y origen de todos los demás. Es el derecho inherente y fundamental de toda persona: el derecho humano a la vida”.

1 comentario:

  1. Toda la verdad junta pronunciada en el discurso de D'Andrea. Adhiero a todo lo que dijo el senador, incluyendo lo de negar la posibilidad de abortar sea el caso que sea (violación, eugenesia, etc).

    Alicia, Madre y Esposa

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.