La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 18 de octubre de 2011

Una dealer aprovechaba los beneficios carcelarios y vendía droga con la pulsera en el tobillo

El arresto domiciliario no había sido una limitación para ella. La mujer se asoció con su hermano y vendía droga a los adictos del barrio Juan XIII, más conocido como "La Bombilla". Pero el negocio se terminó el sábado a la tarde, cuando la Policía llegó a sus domicilios, secuestró marihuana y cocaína y detuvo a los hermanos.
 
La investigación se había iniciado por un pedido del Tribunal Oral Federal de Tucumán luego de un juicio por tenencia de estupefacientes para su comercialización. Los jueces habían encomendado al juez Mario Racedo que prosiguiera la línea investigativa que había surgido luego del debate oral.
 
Según lograron averiguar, dos hermanos, que vivían en casas vecinas se ocupaban de la venta, y tenían como socio a otro hermano en una vivienda a la vuelta, aunque los fondos de los domicilios se conectaban. Con las pruebas reunidas, Racedo ordenó que se realicen los allanamientos de manera simultánea.

1 comentario:

  1. Por eso hay que hacer como hacen en Singapur: pena de muerte.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.