La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

sábado, 29 de octubre de 2011

Una capilla de adoración perpetua para Rosario de Lerma

La parroquia de Santa Rita de Casia, en la zona norte de la ciudad de Rosario de Lerma, puso a consideración de los fieles de esta parte del Valle de Lerma el servicio de adoración perpetua en la reciente inaugurada capilla contigua a este templo religioso católico.

Esto permitirá tener siempre la iglesia abierta, con la exaltación de la oración litúrgica de miles de fieles voluntarios que ya se han inscripto para asistir durante cierto período estipulado para el llamado “encuentro personal con Jesús durante las 24 horas del día, toda la semana y todo el año”.

En el país y en Salta existen pocos espacios conocidos para este rito arrastrado por siglos dentro de la fe católica.

“Este lugar fue construido con el esfuerzo de toda una comunidad. Ahora podremos tener una hora o más de la semana para poder asumir concretamente un tiempo de adoración”, explicó el padre Alejandro Pezet, a cargo de la iglesia Santa Rita, después del traslado del párroco Sigfrido Moroder a la zona de Alfarcito. No sólo es para orar un momento con la palabra de la Biblia; puede hacer lectura espiritual o simplemente silencio y contemplar a Dios. Esta vieja tradición católica se remonta a varios siglos atrás, practicada en la Europa medieval.

“La palabra en la adoración consiste en invocar al Espíritu Santo, buscar la lectura del día o del domingo, leyendo pausadamente y meditando. Con la contemplación logramos la acción de asumir un compromiso, es vivir la semana dando algún testimonio de vida”, especificó el cura. Por el momento hay cientos de anotados para el rezo tradicional frente a la eucaristía; sin embargo, se necesitan muchos más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.