La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 31 de octubre de 2011

Preocupación por Iruya: lentamente se convierte en un nido de drogadictos

Casi todos los que conocen o visitaron este paraíso, ubicado a 320 kilómetros al norte de Salta capital, sospechaba que si había consumo de sustancias ilegales era propiedad exclusiva de los hippies, mochileros y turistas que llegaban con sus extrañas costumbres.

A partir de esta situación, se puede decir que cae un mito respecto del consumo de drogas en esta zona salteña. Una imagen traicionada por las representaciones sociales y por el sentido común que generalmente nos hacen ver cosas equivocadas.

Algunas autoridades sanitarias confirmaron, de manera confidencial, desde su experiencia en esa localidad, que no es que sean los extraños quienes traigan las drogas, sino que cuando llegan puede conseguirla en Iruya.

Y eso cambia toda la óptica.

Los docentes, que son quienes más contacto tienen con los adolescentes y niños, también afirman que las adicciones existen y que son los mismos iruyanos los que venden paco y marihuana.

“Los que vienen de afuera no se van a arriesgar a traer su droga hasta aquí; si uno se pone a pensar tienen que pasar por varios controles de Gendarmería. Entonces vienen y la compran aquí. Lamentablemente, Iruya ya se hizo famosa por eso”, afirmó una docente.

Lo que más preocupa a la gente del lugar es que el pueblo no está preparado para contener ni atender a los chicos adictos. En el tema del paco, que es lo que más temor provoca, no tienen herramientas para tratar las adicciones ni la prevención.

1 comentario:

  1. Iruya es parte del corredor quebradeño de Humahuaca (de hecho Iruya es territorio jujeño anexado a Salta). Hace unos días publicaron un artículo sobre la inseguridad en la Quebrada de Humahuaca... lo de Iruya se entiende en ese mismo marco. Si no solucionan los problemas más graves en Jujuy, dificilmente puedan hacerlo cabalmente en Salta.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.