La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

miércoles, 19 de octubre de 2011

Mujer despechada apuñala a su esposo en pleno centro salteño: ¿intento de viricidio?

El pasado lunes en el microcentro de la capital de Salta, más precisamente en un restaurante llamado Fai situado en la avenida San Martín 757 (y podría haber terminado de peor manera), un hombre identificado como César Cabrera (38), agente del Servicio Penitenciario Provincial, fue apuñalado en el pecho por su esposa, Silvia Barrionuevo, tras haberlo descubierto mientras almorzaba con una atractiva joven, cuyo nombre el herido se negó a proporcionar.

Faida García (45), dueña del comedor donde sucedió el ataque, aseguró que “a las 13.15 (del lunes), un uniformado llegó acompañado de una joven, se sentaron en la mesa siete y encargaron una Sprite de un litro y dos platos de milanesas con papas fritas (un consumo total de $67). El se sentó mirando hacia la salida del local y ella frente al hombre. Nuestro mozo, Diego Guzmán (21), les dejó la bebida y se retiró. En ese instante, ingresó una mujer de aproximadamente 32 años y se paró frente a ellos. Comenzaron a hablar, pero en ningún momento se sintió una discusión fuerte. Sin ser notada, se retiró y momentos más tarde, nuestro empleado llevó los pedidos a la mesa, pero notó algo raro y cuando se acercó vio que el hombre se sacaba un cuchillo (tipo sierrita) del pecho”.

La empresaria dijo que al ver la herida del hombre se dirigió corriendo hacia la mesa, retiró los platos y le puso gasa en la zona lastimada.

2 comentarios:

  1. Hoy en la localidad de San Lorenzo un hombre apuñaló a su mujer y después se suicido. Según la lógica de las feministas, el tipo revienta su visión maniquea del mundo. Porque tras matar a una mujer se convierte automaticamente en un feminicida, entonces, como se vive en un mundo "patriarcal", alguien así puede pedorrearse de gusto y eructar de placer tras un asesinato, razón por la cual un suicidio sería impertinente.
    No sé por qué existe una campaña en contra tan violenta contra el viejo y comprensible crimen pasional. Porque así como la loca está que apuñaló al marido en el centro de Salta no es una viricida que odia a los hombres, así tampoco el loco que asesinó a su mujer en San Lorenzo tampoco es un feminicida. Son sólo dos personas que no saben amar.

    ResponderEliminar
  2. Entiendo que el objetivo del título es dejar en evidencia lo absurdo del concepto de "feminicidio", pero tomen en cuenta que en realidad la figura del "viricida" existe: son aquellas mujeres que matan a sus cónyuges.
    A los hombres que matan a sus cónyuges (femeninas) se los llama "uxoricidas".
    La prensa debería usar esos términos para ponerle un freno a toda la malicia hembrista.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.