La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Sacerdotes tucumanos inician cruzada contra la cultura de la muerte

El P. Jorge Gandur, párroco de la iglesia Nuestra Señora de la Caridad en Tucumán, señaló que la fecundación in vitro va contra la dignidad humana y significa la muerte de seres inocentes; por tanto un católico no es coherente si promueve o colabora con esta práctica.

En su carta pastoral publicada por la revista Familia y Vida Nº 18 del mes de septiembre, el sacerdote se refirió a la instalación de una clínica de fecundación artificial frente a la Capilla de Adoración Eucarística Perpetua. "En la fecundación in vitro hay una inmensa cantidad de embriones que mueren como consecuencia de la manipulación a que son sometidos", señaló, a la vez que condenó la práctica de congelar embriones cuyo destino se desconoce.

"Los mismos institutos que la practican (la fecundación in vitro) en las ciudades de Buenos Aires, Rosario y Córdoba, hace poco más de un año han informado judicialmente que tienen 15.000 embriones abandonados, los cuales habrán de ser eliminados sucesivamente a medida que cumplan el plazo de cinco años de congelamiento", advirtió.

El P. Gandur señaló que "el óvulo fecundado y congelado no es sólo un óvulo o gameto femenino congelado: ¡Un óvulo fecundado y congelado es un ser humano congelado! Y así como ante la Eucaristía cantamos ¡Dios está aquí!, ante un óvulo fecundado proclamamos: ¡Un hijo de Dios está aquí: indefenso, vulnerable y congelado!".

El sacerdote dijo que esto, junto al aborto y la eutanasia, muestran "el avance de la cultura de la muerte; porque todos sabemos que no pocos parlamentarios actualmente ocupan largas horas de su vida promocionando leyes que incuestionablemente lesionan nuestra Fe y los dictados de la Ley natural, universalmente válida".

El sacerdote argentino advirtió que "la inseminación artificial también disocia la paternidad haciendo intervenir a terceros en la generación, lo cual contradice no sólo la Fe, sino los dictados de la Ley natural". Dijo que por eso "en estas líneas, quiero refrescar en sus conciencias la obligación moral de informarse adecuadamente antes de pensar en ejecutarla".

El P. Gandur pidió a los fieles formarse adecuadamente para defender la vida de los nacidos y a ejercer dignamente los derechos cívicos, no apoyando "a quienes se embanderan decididamente, y como principales paladines, en pro de estas prácticas indignas de la medicina y de la ética".

El texto también fue suscrito por el sacerdote y médico, P. Álvaro Sánchez Rueda; el Capellán de la Policía de la Provincia de Tucumán, P. Horacio Gómez; el P. Julio César Gómez Aranda, entre otros.
 

1 comentario:

  1. Está muy bien lo que están haciendo esos curas. Ojala sigan para adelante.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.