La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

viernes, 2 de septiembre de 2011

Periodista y militante del GEN relata situación inverosímil: ¿operación de prensa hembrista?

Salió de su trabajo a las nueve de la noche, tomó un taxi pero nunca terminó su viaje. El taxista comenzó a decirle cosas obscenas, en un momento apagó el reloj, y el terror de Verónica aumentaba, más aún cuando le pidió que parase y se negó a hacerlo. “Todavía no sé qué voy a hacer con vos”, le respondió y ella sintió lo peor: que podía llegar a ser la próxima Marita Verón, la joven tucumana que sigue sin aparecer desde 2002, víctima de una presunta red de trata de personas.

“La sensación de inseguridad que tenía, era tan extrema, que sentí que podía llegar a ser la próxima Marita Verón”, contó Verónica L’Argentiere.

La luz roja de un semáforo fue su salvación. “Frenó en un semáforo, y sin pensarlo abrí la puerta, él se dio vuelta sorprendido y con cara de bronca (era pelado con cicatrices en la cabeza y de bigotes); salí corriendo, me temblaban las piernas”, relató Verónica al recordar el lamentable momento que le tocó pasar.

En un primer momento, Verónica, quien es locutora en una radio de la capital, solamente había compartido lo sucedido a un grupo de amigas por Facebook, alertando que tengan cuidado ante las amenazas de posibles secuestros de mujeres. Después su relato se propagó por una cadena de mail, y hoy empezó a contarlo en los medios de comunicación. “Me animé a contarlo porque me sentí vulnerada como mujer, nadie tiene porqué pasar por esto. Y como profesional de la voz y la comunicación, uno le hace notas a la gente que le pasan estas cosas pensando que sólo les pasa a los otros”, señaló desde el estudio de Radio Prensa.

13 comentarios:

  1. No parece una operación de prensa feminazi, sino más bien efectos de la psicósis que crearon esas vaginoarenosas mujeres.
    Ahora, gracias a la propaganda, toda mujer se siente una potencial víctima de una violencia sin rostro que va a llegar para llevárselas. Parecen niños a los que se los asusta diciéndoles que se los va a llevar el "hombre de la bolsa".
    Todas las mujeres tienen que saber que los hombres, por naturaleza, tienden a ser caballeros blancos, por lo que si una está en una situación en peligro en la calle, sólo debe alertarlo para que algún hombre en las cercanías intervenga a su favor. Obviamente que mientras más lindas son, más chances de obtener ayuda tienen (así funciona la naturaleza animal), pero siempre hay alguno que es caballero en su sentido completo y ayuda al que sea.

    ResponderEliminar
  2. Si tanto la traumó esa supuesta mala experiencia, creo que Verónica, en lugar de estar haciendo esa campaña para quedar como la nueva Susana Trimarco de Tucumán, debería estar buscando al taxista secuestrador (si es que existe). Es decir, el número de taxistas en Tucumán es limitado, y todos ellos están debidamente registrados, por tanto debería estar movilizándose para buscar a ese tipo y hacerlo pagar (si es que todo pasó como ella cuenta, claro).

    Vinko

    ResponderEliminar
  3. Anduve averiguando y al parecer no es sólo político (o mejor dicho, politiquero) este asuntillo, sino comercial. Vean, doña L'Argentiere abrió una página en Facebook: http://www.facebook.com/pages/Mujeres-CUIDARNOS-ES-QUERERNOS/222362874479822
    Allí, claramente, se ve que posteó -además de, como lo llamaría Jan Harold Brunvand, varias leyendas urbanas- una entrada en donde se lee lo siguiente:

    "Gente esto puede ayudar... lo leimos por ahi, puede sernos util: Comenzamos el jueves 8 de setiembre un nuevo curso de defensa personal. Ambos sexos. El mismo tendrá una duración de 3 meses, es teórico practico y las clases son semanales con una duración de 3 horas"

    Y luego agrega:

    "Vamos a ponernos en contacto con el profesor para organizar una clase masiva en alguna plaza por ejemplo, para q todos sepamos como defendernos! q les parece? les gusta la idea?"

    A mi me suena a que le está haciendo publicidad al profesor Salvatierra, titular de la Academia de Artes Marciales "Dragón Blanco". Y quizás no sea una movida inmundamente 2.0 para promocionar a ese karateka, tal vez L'Argentiere tiene en mente usar su influencia para ser intermediara de quienes lucran con el negocio de la protección femenina (vendedores de sprays antivioladores, geolocalizadores, etc).
    Al final Verónica es astuta como una zorra (¿o zorra como una astuta?).

    Vinko

    ResponderEliminar
  4. es increible leer estos comentarios! porque no se informan y despues hablan? q facil es hablar sin fundamento y sin conocimiento de causa. Veronica trabajo en ese partido durante unos meses como asesora, no es militante, no le interesa la politica. Lo unico q falta q digan q tiene algun interes economico! nada mas alejado! lo unico q pretende es q se difunda la informacion de como estar alerta para q esto no suceda mas. No van a poder desprestigiarla porq no solo es excelente profesional (tuve la posibilidad de trabajar con ella) sino q es una persona intachable. Me parece Vinko q estas muy interesado en ella, porq comentas lo mismo en otras paginas donde se la menciona, q interes particular tenes contra ella? se nota q los comentarios estan cargados de machismo y bronca hacia ella, porq no comenta lo mismo de todos los otros casos q se estan dando a conocer ultimamente? tambien estas otras mujeres son parte de una operacion de prensa hembrista o "feminazi" como descabelladamente calificas??? por favor q ridiculo! se nota q no tenes hijas, ni hermanas ni amigas...

    ResponderEliminar
  5. Yo no tengo nada en contra de esta locutora, pero si tengo un compromiso con la Verdad. Al único al que le creo sin pruebas es a Cristo, los demás tienen que probar lo que dicen, sobre todo si suena inverosímil y sospechoso.
    Vamos por partes:
    1) Con respecto a los otros casos, hay que verlos uno por uno. ¿Cuántos tipos hay que se comieron denuncias por "violación" y fue sexo consentido? Si no saben, yo respondo: miles.
    El 90% de las violaciones denunciadas son causas armadas, y los actos reales denunciados sólo llegan a ser el 5% de las violaciones cometidas (es decir, la violación auténtica pocas veces se denuncia, porque casi siempre ocurre en el ámbito familiar, o vecinal, etc).
    Ahora bien, con respecto a los "secuestros", eso es una gran paranoia. No grande, grandísima en muchos casos. Yo no niego que existan secuestradores y secuestrados, pero las sinarquías hembristas han instalado esa idea de manera tan fuerte, que cualquier acto de violencia callejera (un hurto, por ejemplo) ya es calificado como "secuestro". En este blog subieron, a fines de junio, una noticia de una chica que decía que dos motochorros la habían intentado secuestrar. Eso es absurdo, nadie secuestra a nadie usando una moto, viola el sentido común (y si eso fue verdad, a los tipos los tendrían que meter presos pero no por tentativa de secuestro, sino por el delito de flagrante imbecilidad).
    También en Tucumán hubo un caso de una madre pidiendo por la reaparición de su hija, y resulta que la minita (menor de 15) la estaba pasando bomba con el novio.
    Entonces a lo que voy es que hay más denuncias de intento de secuestro, que intentos de secuestro reales.
    (La situación cambia en torno al secuestro de niños, pero esa es otra discusión.)
    2) El asunto de la locutora cambia radicalmente si no es un tema político ni comercial, pero ambas aristas se vislumbran en el horizonte. De todos modos supongamos que es cierto el mero altruísmo: en ese caso el proyecto corresponde a una moda, una moda tan boba como ser flogger o wachiturro.
    La psicósis colectiva que -como dice el primer anónimo- crearon las hembristas, es particularmente dañina. Porque un flogger o un wachiturro sólo se hace daño a si mismo al elegir ser así, pero las hembristas le hacen un daño a la sociedad impulsando su agenda perversa (que incluye toda clase de maneras de manifestarle el odio a la vida que organiza a esas mujeres). Hoy empiezan con creer que todo hombre extraño es un potencial victimizador, después empiezan a desconfiar de los hombres conocidos, y mañana terminan aisladas en burbujas, reproduciéndose con máquinas (ese sería el paraíso hembrista, pero a demasiadas mujeres les gusta tanto el zodape que, sencillamente, no pueden renunciar a los hombres y les sabotean sus planes; de cualquier manera, aún a las p*tas el hembrismo les sirve, ya que su agenda está planteada para que lo femenino se subvierta y lo masculino se esclavice ante sus caprichos: el mundo al que las sinarquías hembristas nos empujan es un mundo de reventadas a las que no se las puede tratar como tal, y de lesbianas que odian la vida porque ningún hombre las mira, las mujeres hechas y derechas ya no tienen cabida).

    Finalmente, dos PS:

    PS1: yo no hablo de "feminazi" para no faltarle el respeto a los nazis (las feministas, obviamente, son peores que los nazis). Yo hablo de de "hembrismo" (que es el "machismo" pero de mujeres).
    PS2: vean esto:
    "para q todos sepamos como defendernos! q les parece? les gusta la idea?"
    Y esto:
    "es increible leer estos comentarios! porque no se informan y despues hablan? [...] porq no solo es excelente profesional (tuve la posibilidad de trabajar con ella) sino q es una persona intachable."
    ¿Notan el uso de signos de exclamación y de pregunta, y el tipeo de "q" en lugar de "que"? El primer fragmento es de la locutora, el segundo de la comentarista, que no es la locutora (sino alguien que trabajo con ella) y que, sin embargo, escribe exactamente igual. mmmmm

    ResponderEliminar
  6. El mail es genial:

    Siempre pensé pacata y erroneamente que quienes manejan la red de trata de personas buscan chicas jovencitas, flacas, que visten de cierta manera... es mas desde que empezaron a pasar estas cosas les recomendaba a mis amigas y primas que se cuiden, que no anden solas por la calle de noche... jamás ni en un millon de años imaginé que algo asi podia pasarme a mi.

    jajajajaja

    Que sinceridad!

    Yo una vez gané un premio del programa de radio que conduce y la vi en persona. Y si, la mina es una gorda cabezona, el taxista tenía mal gusto para el secuestro evidentemente.

    ResponderEliminar
  7. Hoy estuve viendo facebooks toda la mañana y en uno (no me acuerdo cual) alguien hablaba del pelado que atacó a la locutora, y hasta daba el número de licencia y de patente. O sea que la historia parece que si es real... a que les supo fachos?

    ResponderEliminar
  8. su patente es IHJ 064 y el nº de licencia es 752, y es un fiat seguro y creo q siena... da la cara vinko!!

    ResponderEliminar
  9. Ya lo dije el 3 de septiembre de 2011 a las 20:20:

    "Si tanto la traumó esa supuesta mala experiencia, creo que Verónica, en lugar de estar haciendo esa campaña para quedar como la nueva Susana Trimarco de Tucumán, debería estar buscando al taxista secuestrador (si es que existe). Es decir, el número de taxistas en Tucumán es limitado, y todos ellos están debidamente registrados, por tanto debería estar movilizándose para buscar a ese tipo y hacerlo pagar (si es que todo pasó como ella cuenta, claro)."

    El tipo existe y lo encontraron. Bien, que ahora prueben que es culpable y listo, que pague si tiene que pagar o que lo dejen en paz si no hizo nada malo.
    A lo que voy es que ya está: el tipo es un caso particular, un cretino entre muchos trabajadores honestos, una manzana podrida a la que hay que apartar. Hasta ahí tiene que llegar el poder ciudadano.

    ResponderEliminar
  10. Coincido con Vinkovic: el pelado es un mencho, posiblemente merquero, que va por la vida diciendo guarangadas, pero de ahí a ser parte de una red de trata de blancas y andar fabricando Maritas Verones es como mucho.
    En La Gaceta salió un mail de la mina que identificó la chapa y la licencia del pelado, y cuenta que solamente la incomodó, no que se cometió ningún delito.
    Tienen que probar que toda esa historia del intento de secuestro es cierta, o es exageración para vengarse de que el tipo la incomodó.

    ResponderEliminar
  11. Nadie más que a mi le gusta ver a un delincuente detrás de las rejas, pero no hay nada peor que un inocente en ese estado. Por ello no hay que juzgar sin pruebas (y tampoco hay juzgar en contra de las pruebas).
    Lo que L'Argentière describió es una tentativa de secuestro, una cosa muy grave. Lo que la mujer de La Gaceta describe en este link (http://www.lagaceta.com.ar/nota/458804/Policiales/Estos-son-mailes-asustaron-tucumanas.html) es una TENTATIVA DE NADA. A lo sumo, algún cuervo ambicioso puede ver algo así como un caso de acoso sexual, pero resultaría casi imposible probarlo.
    Si el taxista es un guarango, un maleducado, un fresco, está mal, pero no es un asunto legal, sino moral. Para condenar a alguien hay que condenarlo por lo que hicieron, no por lo que creemos que harán, porque si no se pierde la presunción de inocencia.
    Yo lo que veo aquí es mucha histeria femenina, una ola de mujeres que no toleran recibir un piropo (alguna vez culpé por ese fenómeno a la falta de educación artística, pero eso es otra discusión). En los tiempos de mi abuelo todo ese nerviosimo femenino se curaba ofreciéndole un buen pedazo de carne entubado a la ofendida.

    ResponderEliminar
  12. Amen Vinko.

    Si esto no fue una movida de prensa hembrista impulsada por Verónica L'Argentiere (cada vez lo sospecho más), las hembristas le están sacando provecho.
    Leí por ahí que hay una oficial llamada Silvia Gomez que atiende este tipo de denuncias: INDIGNANTE! Que la policía se ponga a buscar a los asesinos de Paulina Lebbos y de Elda Hovannes en lugar de estar escuchando a estas mujeres que las invitaron a curtir (porque el taxista este y muchos mas de los denunciados ante la oficial Gomez no son más que tipos que encaran minas, no que las obligan a nada). Yo pago mis impuestos para tener seguridad, no para que anden persiguiendo a inocentes.

    ResponderEliminar
  13. http://www.facebook.com/pages/No-al-trafico-de-influencias-de-los-medios-de-comunicaci%C3%B3n/296209477072041?sk=wall

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.