La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 19 de septiembre de 2011

Alerta sobre un posible fraude sanitario: denuncian cuestiones turbias detrás de la vacuna contra el VPH

El tucumano Manzur pasará a la historia como el máximo responsable

En el marco de un encuentro de especialistas de todo el país, el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, confirmó que desde octubre de este año se comenzará a aplicar de forma gratuita la vacuna contra el virus de papiloma humano (VPH), la cual previene el cáncer de cuello de útero provocado por la infección reiterada.


70.000 niñas en el NOA

La directora del Programa Integral de Salud del Siprosa, Sandra Tirado, estima que alrededor de 50.000 niñas de 11 años se vacunarán en Tucumán. 


La población objetivo que se busca inmunizar en la provincia de Salta es de aproximadamente 13 mil niñas.


Víctor Urbani, Ministro de Salud, explicó que el objetivo de vacunación de la campaña van a ser las niñas de 11 años, que nacieron en el año 2000, estimando que van a ser 6.000 niñas vacunadas en la Provincia de Jujuy.


Médico jujeño critica el gran negociado que hay detrás de la campaña

En relación a la Campaña de Vacunación contra el VPH lanzada por el Gobierno Nacional destinada principalmente a mujeres a partir de los 11 años, el Dr. Jorge Gronda expuso que los costos de la misma serían astronómicos, debido al alto valor que posee la vacuna, la cantidad de dosis que deben aplicarse de la misma y la población a cubrir.

El médico declaró a nuestro medio que resultaría más factible y sustentable crear campañas para incentivar a las mujeres a realizarse el Papanicolau que a vacunarse, puesto que el costo del estudio ronda aproximadamente en u$s 250 y cada dosis de la vacuna contra el VPH cuesta cerca de $1000.


Vacunas contra el VPH: un asunto poco claro

Acorde  a la prevención del cáncer de cuello de útero, las vacunas contra el VPH no son vacunas ni previenen la enfermedad. ¿Por qué entonces, son clasificadas como vacunas por la FDA y los CDC,  dos organismos que son divisiones del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Norteamérica?

De acuerdo con la definición, publicado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (United States Department of Health and Human Services), una vacuna es "un producto que debilita o mata  microorganismos (bacterias o virus) propuesto para la prevención o tratamiento de una enfermedad infecciosa".

Las enfermedades infecciosas son también conocidas como enfermedades transmisibles o enfermedades transmisibles que manifiestan patologías clínicamente evidentes como resultado de una infección: la presencia y el crecimiento de agentes biológicos patógenos en un organismo huésped. La contagiosidad de la enfermedad indica la relativa facilidad con la que se transmite la enfermedad a otros huéspedes. Una infección no es sinónimo de una enfermedad infecciosa.

Todo el mundo sabe que el cáncer no es una enfermedad infecciosa. Pues el cáncer no es contagioso "de persona a persona”. Por lo tanto, no es una enfermedad transmisible. Ergo, cualquier inyección adoptada para proteger contra cualquier tipo de cáncer, no es una vacuna.

Por otro lado, no se ha demostrado que las vacunas contra el VPH sean clínicamente eficaces, salvo contra alguna que otra verruga genitales en ínfimas ocasiones, y (según el Instituto Nacional del Cáncer) “no es una entidad biológica real", en otras palabras no es una entidad biológica valedera para la reversión de lesiones CIN1 (que es un grado) y a menudo tampoco para la reversión de lesiones CIN 2. Ni un solo caso de cáncer cervical ha sido incluido en los ensayos clínicos de esta vacuna.

Dado que el cáncer tarda un largo período en desarrollarse (de 15 a 20 años), pasará muchísimo tiempo antes que alguien pueda realizar una declaración creíble sobre estas vacunas contra el VPH evaluando si realmente tienen algún impacto sobre las tasas de cáncer de cuello uterino.

El equipo de SaneVax, consumidores y la comunidad médica mundial se preguntan porque las vacunas contra el VPH son designadas como “vacunas” en primer lugar. La única explicación posible para esta denominación, y la propaganda sobre “vacunas contra el cáncer” cuando se refieren a las “vacunas” contra el VPH es que se trate de una oscura maniobra para asustar a los consumidores y al mismo tiempo, limitar la responsabilidad de los fabricantes por los daños que causan sus productos. La FDA y los CDC no pueden permitirse ser ingenuos, y tampoco creemos que lo sean: se está engañando al público con alevosía, comercializando las “vacunas” contra el VPH como "vacunas contra el cáncer."

Edúquese a sí mismo. Haga sobre las vacunas, la misma investigación que haría antes de comprar una casa o un automóvil. Asegúrese de que su médico sea confiable y que si una vacuna, tratamiento o medicamento no es seguro, asequible, necesaria y eficaz, no va a recetarlo.

2 comentarios:

  1. ESTE TEMA DEBERIA TENER MUCHA MAS PUBLICIDAD. EN JUJUY TODOS CONOCEMOS AL DOCTOR GRONDA,Y TODOS SABEMOS QUE ES UNA PERSONA INTEGRA Y DECENTE. POR TANTO ES IMPROBABLE QUE ESTE MINTIENDO EN LO QUE DICE. YO NO QUIERO QUE A MI HIJA LA VAYAN A VACUNAR CON ESO QUE ES POCO CLARO.MI HIJA TIENE RECIEN 3 AÑOS PERO EN ALGUN MOMENTO LE VA A TOCAR SI NO HACEMOS ALGO PARA ACABAR CON LA CHANTADA DE LOS POLITICOS QUE SE CAGAN EN LA SALUD DE LA GENTE.

    ResponderEliminar
  2. Durand Cornejo presentó un proyecto para que los Papanicolau sean gratis en la provincia de Salta, y por supuesto el resto de la cámara de diputados lo cajoneó.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.