La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

viernes, 30 de septiembre de 2011

Narcos salteños cada vez más parecidos a los Zetas: amenazan a locutores en Orán

Los periodistas Gloria Seco y Claudio Ruiz, de Radio Ciudad 99.5, de la localidad de San Miguel de la Nueva Orán, provincia de Salta, fueron amenazados en dos oportunidades en cuatro días por las denuncias que vienen realizando sobre comercialización local de drogas y narcotráfico. Los periodistas conducen el programa matutino diario “Arriba todo el Mundo”. 

El Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) habló con Gloria Seco, quien relató que el pasado sábado 24 de septiembre cerca de la medianoche un amigo suyo (se preservan sus datos para su protección, pero ofreció pruebas a la Justicia) le trajo a su domicilio un supuesto mensaje de parte de un conocido vendedor de droga local, con antecedentes penales por esa causa, con amenazas y advertencias de que tanto su seguridad como la de Ruiz y su familia estaban en riesgo. 

Tres días después, el martes 27, alrededor de las 8:30 horas, mientras Seco y Ruiz estaban realizando una entrevista radial al Juez Federal local Raúl Reinoso sobre las medidas judiciales por el tema del comercio ilegal de drogas en la ciudad, se reiteró un llamado intimidatorio de la misma persona, que fue entendido como la confirmación de la amenaza. 

 
Claudio Ruíz, director de FM Ciudad de Orán, expresó: “venimos denunciando la venta de droga indiscriminada en nuestro programa”. “En Orán permanentemente se secuestran billetes de baja nominación, balanzas, marihuana, paco y cigarrillos y las personas detenidas en los allanamientos son liberadas a los 10 días" manifestó en FM Capital.  

"Planteamos ésta situación al juez federal para que nos explique porque la gente recupera tan rápido la libertad y el juez nos dijo que no compartía nuestra opinión" comentó. 
 
Además, señaló que "el juez le dijo que señalara en que caso había ocurrido y le respondí que el ex boxeador Carioca Aquino habría sido detenido y liberado a los 15 días y no supo que responderme”. El periodista sostuvo que “el día sábado a las 22:30, cuando volvía a casa, un allegado a la radio nos comentó que recibió amenazas en su casa: 'Decile a la los perejiles de tus amigos que se metieron donde no se tienen que meter y ahora los vamos a callar'”, fue la amenaza al amigo del comunicador. 
 
Finalmente, Ruiz señaló que "ese día se sucedieron una serie de hechos extraños; autos con vidrios polarizados pasaban despacio por la vereda de casa y que el poder político no se mete en estas cosas". 

¿Rituales extraños?: profanan tumbas en Joaquín V. González

Personal que cuida el cementerio municipal de Joaquín V.Gonzalez alertó de la profanación de tumbas en el lugar. 

Los familiares y cuidadores temen que los causantes del macabro hecho regresen al cementerio e intenten realizar lo mismo con otras tumbas. Lo más terrorífico es que no solo rompieron las tumbas sino además se llevaron los cuerpos, algo más que extraño, que pasa la línea de lo normal.

Las criptas usurpadas manifiestan mucho tiempo de estadía y las rupturas muestran la vejez del cemento. Los nichos no podrían haberse caído o roto por el tiempo ya que las estructuras son de cemento y ante la usurpación quedaron expuestos con los pedazos de hormigon alrededor.

Uno de los cuerpos extraídos pertenecería a la señora María Pérez, fallecida el 18 de octubre de 1979. El cadáver de Roberto Paz, un empleado municipal que falleció hace 25 años, también desapareció. 

Quejas por la contaminación del Río Grande

Los pequeños desastres suelen impactar con mayor frecuencia y mayores efectos acumulativos en las poblaciones y son los que menos tratamientos tienen a raíz de que no son expuestos ni analizados porque en muchas ocasiones son imperceptibles o por lo menos tienen menor visibilidad que aquellos que impactan directamente en los habitantes. Uno de esos problemas es la contaminación de las aguas del Río Grande, el que recorre todo el largo de la Quebrada de Humahuaca, el Patrimonio de la Humanidad que tanto orgullo tienen los jujeños.

En la cuenca del Río Grande en la actualidad se puede encontrar diversos elementos contaminantes que ponen en serio riesgo el medio ambiente, existen muchos puntos determinantes como el de los arroyos afluentes que pasan por medio de basurales a cielo abierto, en otro caso la propia cuenca es la receptora de líquidos cloacales y de los canales de riego de los diversos terrenos utilizados para la producción agrícola de toda la región, además de recibir las aguas de la Quebrada de Yacoraite que tiene su nacimiento en las inmediaciones de una minera. Si bien en esta época del año las aguas son claras, semi transparentes, es cuando se observa con mayor nitidez la basura que contamina; botellas de plásticos, pañales, retazos de elementos de plásticos y de metales, telas, entre otros materiales. En el verano es todo lo contrario a raíz de que las aguas son turbias porque arrastran sedimentos y son caudalosas, entonces no es tan visible la basura ni los animales muertos que arrojan en el río.

Existen dos quebradas en donde los arroyos pasan por las cercanías de un basurero y arrastra bolsas de nylon y otros elementos que son llevados por el viento y son depositados en las mismas, eso ocurre con la Quebrada de Huichaira y la Quebrada de Hornillos, lugares donde los municipios de Tilcara y Maimará depositan los residuos. A esto se debe sumar la basura que arrojan en el río en la ciudad histórica de Humahuaca, donde los vecinos manifiestan que es pura responsabilidad del municipio local.

Por todo esto el tratamiento de residuos es necesario en toda la Quebrada de Humahuaca de la misma manera que la toma de conciencia por parte de los habitantes y en ese sentido en Tilcara en las escuelas ya se trata el tema. Por otra parte es urgente el tema de los líquidos cloacales, existe un proyecto de obra de una red cloacal que fue dado a conocer meses atrás, pero que no se tiene noticias de su avance.

Quince muchachos atrapan a un malviviente

A las 12.40 del último miércoles, tres alumnas de un colegio secundario de El Colmenar se encontraban conversando en la esquina de Pedro de Mendoza y William Cross, cuando un joven que se les acercó, amenazó a una de ellas con un revólver, le quitó el teléfono celular y escapó. 

"Me quedé quieta porque no sabía qué hacer. Mis compañeras comenzaron a gritar que nos estaban robando y uno de los chicos del otro curso, que estaba junto a sus compañeros en la vereda de enfrente, cruzó la calle para ayudarme", contó la víctima.

Según el testimonio de los menores, que tienen 15 años y cursan el noveno año, el alumno se enfrentó con el presunto ladrón. El muchacho llamó a sus compañeros y entre todos comenzaron a perseguir al fugitivo. "Lo alcanzamos cerca de la escuela que está al lado del Club Experimental. Éramos como 15 y lo agarramos entre todos; le quitamos lo que había robado y lo golpeamos. Al ser muchos no podía sacar el arma. En ese momento, pasaron dos policías en moto y dejamos que ellos lo atraparan", afirmó el menor.

Sin embargo, en ese breve respiro, el supuesto ladrón se recuperó, acercó su mano a la cintura y sacó nuevamente su arma. De esa manera, se enfrentó al agente Julio Mena. Le apuntó al pecho y, al parecer, trató de disparar. Pero el arma no le respondió y el policía consiguió aprehenderlo. 

jueves, 29 de septiembre de 2011

Milagro Sala, "una negra que no se calienta ni un pito por los pobres"

Milagro Sala y su familia en sus famosas vacaciones en Punta del Este (enero 2011)
En medio de una huelga de hambre que ya lleva 24 días, el secretario general de los ex trabajadores de Zapla, Juan Carlos Martínez, denunció en Radio 10 que la líder del Movimiento Tupac Amaru distribuye los bolsones de alimentos que recibe de la Nación "entre piqueteros que nunca trabajaron".


"Esa negra, mientras reciba los bolsones de la Nación no se calienta un pito por los pobres; acá es cada cual para cada cual", manifestó Martínez, quien se quejó: "Estamos huérfanos y somos viejos de 60 a 90 años".

"Quiero que quede bien en claro que no somos piqueteros. Es una vergüenza que Milagro Sala se ensucie por una bolsa y se las regale a los piqueteros que nunca trabajaron", insistió Martínez, quien clamó a la Presidente: "Nos estamos muriendo de hambre hace 24 días".

El circo setentista: Lorenzetti hace un safari dedehachehachista en Tucumán pero no visita el antiguo aeropuerto

Lorenzetti recorrerá hoy el Pozo de Vargas, ubicado en Francisco de Aguirre al 4.000, en la capital tucumana, donde habrían sido arrojados cuerpos de detenidos desaparecidos en la década del 70.

Luego se trasladará al ex Arsenal "Miguel de Azcuénaga", en donde se denunció la existencia de fosas comunes.


Mucha gente ya no lo recuerda y otros, aquellos que tienen menos de 30 o 40 años de edad, lo desconocen, porque no habían nacido o eran demasiado chicos.


Ese día cuando todavía no habíamos salido del estupor de hechos similares, recibimos una noticia que nos conmocionó, el avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina, matrícula TC-62 había sido derribado a las 13:05 horas, por una bomba colocada y hecha estallar por control remoto, en plena carrera de despegue, que la habían colocado en el desagüe que pasaba por debajo de la pista de aterrizaje del Aeropuerto de Tucumán “Teniente Matienzo”, quedando un cráter en el cemento de 12 metros de diámetro por 2 de profundidad.

Se trasladaban 114 efectivos de la Gendarmería Nacional, con destino a la Provincia de San Juan, de los cuales, en el día del atentado, se habían registrado seis fallecimientos y veintitrés heridos, nueve de ellos de gravedad.

Esta operación realizada por elementos terroristas subversivos se llevó a cabo con una gran precisión, pero por la pericia de la tripulación se evitó que este atentado criminal alcanzara proyecciones de catástrofe, salvando las vidas de más de un centenar de almas que se encontraban a bordo, como así también el desastre que podía haber ocasionado de haberse precipitado sobre el Barrio Obrero situado a continuación de la cabecera de pista de dicho Aeródromo.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

La intolerable suciedad del Jardín de la República

La circunvalación de San Miguel de Tucumán por la autopista, especialmente en el tramo que va del ingreso a San Cayetano hasta la salida al aeropuerto, es un espectáculo ignominioso para la ciudad. No solo son visibles toda clase de inmundicias y escombros, sino que se huelen olores nauseabundos. Un panorama mucho más apropiado para el célebre film italiano de 1962, "Mondo Cane", que para una ciudad del Siglo XXI. ¿Así pretendemos recibir a los turistas?.

En muchos otros lugares dentro de la ciudad y aledaños a ella, la desaprensión ciudadana también forma basurales; es que aparentemente la cultura del vecino tucumano no alcanza a comprender los perjuicios que ocasiona, tanto al medio ambiente como a la imagen del Jardín de la República, este tan frecuente desorden de conducta.

¿Qué impresión se puede llevar un visitante cuando, al comenzar a subir por la pintoresca ruta que lo lleva de San Pablo a Villa Nougués, se encuentra en una de las primeras curvas con un horrible depósito de residuos? Desperdicios sueltos dejadas por algunos desconsiderados acampantes lo acompañarán parte del trayecto. También puede impresionarse repugnantemente cuando advierte la roña de los canales de desagües, llenos de desperdicios, bolsas y recipientes de plástico, botellas de vidrio y otras porquerías. 

Si bien es cierto que la ciudad (o la provincia) más pulcra, es la que menos se ensucia y no la que más se limpia. La acción del Estado resulta ineludible, tanto para corregir los malos hábitos culturales, como para retirar los desperdicios, mal que le pese; porque no resulta razonable que se dejen los basurales y la inmundicia a la vista de todos. Algo hay que hacer y el inicio, por cierto, es proceder a recoger la inmundicia. Traemos a la memoria a ese turista extranjero que tiempo atrás, para darnos una lección de lo que hay que hacer, se puso a limpiar la plaza Alberdi, ¿lo recuerda? No es necesario que un visitante nos enseñe a limpiar. ¿Por qué no poner a algunos de los tantos beneficiarios del programa Argentina Trabaja, a recoger los desechos y eliminar los basurales? Una nota del diario La Gaceta del 21 de febrero de este año, informaba que Tucumán contaba por entonces, con 15.000 favorecidos por el programa y que durante el 2011, ese cupo se duplicaría.

 

martes, 27 de septiembre de 2011

Granujas protestan tras ser sancionados en su colegio

Un controvertido caso donde se involucra una denuncia por discriminación se desencadenó en el ex Colegio Nacional. Allí, alumnos quisieron ingresar hoy por la mañana al establecimiento y no pudieron hacerlo, ya que no tenían el uniforme correspondiente, según versiones oficiales, aunque los chicos dicen que era por sus piercings. 

Esto derivó en una protesta de los chicos por la decisión de las autoridades, y lograron la adhesión de casi la totalidad de sus compañeros, muchos que si habían ingresado al colegio. La protesta se generalizó en todo el edificio, con la presencia incluso de la Policía de la Provincia en el interior del establecimiento. 

La Vicedirectora del colegio, Mariel Pistán, se defendió diciendo que ya se habían fijado las pautas con respecto al uniforme desde principios de año: “es una actitud de ellos de no aceptar las normas. En el cuaderno de comunicaciones de cada alumno están impresas las normativas que los mismos padres han firmado. Los padres son conocedores de esto desde el ingreso de los chicos al colegio, en el mes de marzo. Tuvimos reunión con los padres en el mes de abril, acordando esta situación de la necesidad de una identificación con respecto al uniforme, para evitar el ingreso al establecimiento de quien no corresponda”, fue el derecho a réplica ejecutado por parte de las autoridades del Colegio Nacional.

Vecinos tucumanos piden el retorno de las religiosas a la Casa Cuna

Tras nueve meses en el exterior, me encontré con la triste noticia de que las hermanas de la Sala Cuna se retiraban de la institución, la cual quedará bajo administración estatal. No será lo mismo, como tampoco lo son aquellos hospitales que ya no cuentan con la presencia de religiosas. Y es que la caridad no es sinónimo de filantropía o asistencialismo, aunque se concrete en idéntica labor social. 

En cierta ocasión, alguien dijo a Teresa de Calcuta que ni por un millón de dólares tocaría un leproso. Ella respondió: "Tampoco yo; ni siquiera lo haría por dos millones de dólares. Sin embargo, lo hago de buena gana, gratuitamente, por amor de Dios". Eso es la caridad y fue lo que motivó a don Alfredo y Guillermina Guzmán a donar equipada la Sala Cuna hace 100 años. Pido a los familiares descendientes del matrimonio benefactor que, si de ellos depende, mantengan vivo el espíritu de tan magnífica obra. Hay otras congregaciones que sí tienen vocaciones y gustosamente asumirían su atención.

Las aguas bajan turbias

Desde julio que en Bolivia se produce un derrame sistemático de petróleo sobre el Río Bermejo. El gobierno salteño minimizó la contaminación, pero solicitó actuación inmediata al ejecutivo nacional.

La pérdida se produjo en Bolivia, en julio o antes, y acompaña el cauce del río Pilcomayo, afectando todo lo que está a su paso. En este país, los funcionarios y los voceros de la empresa argentina Pluspetrol (de la que se produce la fuga) trataron, en un primer momento, de minimizar el perjuicio. Dijeron que no había manchas de más de 80 metros, sino que la emanación de un fluido de hidrocarburo había sido ínfima. Sin embargo, a los pocos días la Liga de Defensa del Medio Ambiente de Bolivia (Lidema) informó que el derrame de afectaba a las comunidades tarijeñas de Talita, Campo Grande y Naranjitos porque utilizan agua del río Bermejo para consumo humano y tienen plantaciones de cítricos y caña de azúcar.

Las conclusiones sí son contundentes: los especialistas señalan la urgencia de tomar todos los recaudos necesarios para sanear el área y evitar posibles nuevos derrames y remover todo el sedimento afectado por el hidrocarburo.

lunes, 26 de septiembre de 2011

La peor inmigración

Una joven boliviana de 19 años, identificada como Geovana Gutiérrez, dejó abandonado a su bebé de apenas cinco meses, el jueves pasado desde el mediodía, en un inquilinato donde reside, ubicado en la calle Virgilio Tedín al 260 del barrio Hernando de Lerma.

Una asistente social informó que el nene presentaba un cuadro de desnutrición grave y politraumatismos producto de golpes. “La criaturita estaba descuidada, en un estado total de abandono y con señas de ser víctima de violencia”, explicó la Policía. “Por la noche, alrededor de las 22, Geovana Gutiérrez regresó a su hogar, donde fue insultada e increpada por vecinos de la zona”, contaron los investigadores del caso.

Media hora más tarde, la mujer se presentó en la comisaría 2 para radicar una extraña denuncia que fue calificada de poco creíble. Aseguró que tres colombianos a bordo de un remise la habían raptado a las 6.30 de la mañana, cuando ella se dirigía al centro de salud de la zona, y que luego la habían violado y mantenido cautiva en el barrio El Huaico. “Por eso tuve que dejar a mi hijo solo”, relató a los policías. Inmediatamente, el personal de la dependencia llevó a la joven a hacerse los estudios pertinentes; sin embargo, no se detectaron en ella signos de abuso. 


Werner Jaisli, el excéntrico suizo que saltó a la fama por haber construido en las afueras de Cachi, un ovnipuerto, supuestamente luego de haber recibido órdenes telepáticas del comandante de un plato volador, fue detenido ayer por la policía, luego de comprobarse su participación en el robo a una pareja de turistas uruguayos.

Los visitantes, que habían pasado el fin de semana en la localidad, advirtieron el faltante de cartera y billeteras cuando llegaban de regreso a Salta en su auto. Inmediatamente denunciaron el hecho en la Comisaría 1, desde donde se informó a la dependencia cacheña, cuyo titular Héctor Faustino Laime, en conjunto con el jefe de la Unidad Regional 6, Víctor Reyes, dieron curso a una pesquisa. Al revisar las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del establecimiento, descubrieron la acción delictual del europeo.


Los dos niños franceses que durante un año permanecieron en Salta, como rehenes del odio, la sinrazón y el sentimentalismo nacionalista, han reanudado su vida normal en el país donde nacieron y vivieron todas sus vidas.

Los niños habían sido secuestrados de un modo cruel y dañino por su madre y el hombre con el que ésta convive, según han dicho en agosto pasado los siete jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Los secuestradores instalaron la mentira prefabricada en la opinión pública y en el inconsciente colectivo de una sociedad sorprendentemente permeable a la manipulación. Su objetivo era sensibilizar rápidamente a los salteños y, a través de ellos, conseguir torcer la voluntad de los jueces.

Tucumán: a falta de Montaña Mágica tenían un Montecito Encantado

Se logró averiguar que en la zona conocida como La Calera, a tan sólo 2 kilómetros de Aguilares -antes de llegar a Los Sarmientos- había un sector de monte y abundante vegetación donde se veía pasar a jóvenes en diferentes días y horarios, lo que llamaba la atención a los vecinos. El lugar era conocido por los adictos como "El Montecito Encantado".

Tras varios días de estar en el monte, en hora de la siesta, miembros de seguridad encontraron una senda muy transitada y con huella de pisadas humanas recientes, por lo que decidieron seguirlas hasta el final. Caminaron alrededor de cuatro kilómetros y al llegar a donde terminaban las huellas se dieron con la novedad de que había disimulada entre la vegetación varias plantas de marihuana, bien regadas y cuidadas.

Los uniformados entonces procedieron a la extracción de quince plantas de cannabis sativa linneo -marihuana-, con un tamaño promedio de 1,50 metro de alto, cada una.

Según se indicó que esas plantas, debidamente fraccionadas, resultan suficiente para armar aproximadamente 1.500 dosis, con el ya consabido daño que provoca su introducción en el tráfico urbano.

domingo, 25 de septiembre de 2011

De la educación sexual a la revolución educativa

Las víctimas de las guerras

Debido a una encarnizada disputa política entre Juan Manuel Urtubey y Juan Carlos Romero, El Tribuno –es decir el diario más influyente de la provincia de Salta– ha buscado la manera de embestir en contra del gobernador. Esta ofensiva romerista dirigida hacia Urtubey se caracteriza por emplear el poder comunicativo de la prensa para resaltar todos aquellos puntos de la agenda gubernativa en los que sea posible detectar una seria falencia. Así, El Tribuno ha martillado al oficialismo político poniendo a consideración de la opinión pública a una serie de problemáticas sociales frente a las cuales la gestión de Urtubey no ha podido ofrecer una solución satisfactoria. En esa lista se encuentran, por ejemplo, el tema del subdesarrollo de las comunidades aborígenes, los graves cuadros de desnutrición de niños pequeños y los manejos incompetentes de las situaciones críticas en la zona norte de la provincia durante los tiempos de catástrofes naturales. Otro tema impuesto por El Tribuno con el fin de lacerar la credibilidad de Urtubey ha sido el de la deficiente educación sexual impartida en las escuelas provinciales.

Es en este último tópico en donde el romerismo ha provocado el mayor daño, pero no en contra de Urtubey sino en contra del pueblo salteño. En efecto, en su afán de fustigar al gobernador, El Tribuno le ha dado un tratamiento casi irresponsable a un asunto tan delicado como este. En concreto, lo que ha estado haciendo el diario de la familia Romero es atacar al Ministerio de Educación de la provincia de Salta por no desarrollar los programas de educación sexual según las directivas impuestas desde el gobierno nacional. Pretenden, de ese modo, exponer una contradicción en el discurso de Urtubey, quien, por un lado, dedicó su reelección a la memoria de Miguel Ragone –aquel gobernador depuesto en 1974 a causa de sus excesos socialistas y desaparecido un par de años más tarde–, y que, por el otro, se alinea a las posiciones vaticanas en temas moralmente controversiales. El propósito de El Tribuno sería el de mostrar a Urtubey como un oportunista, que maneja un discurso a nivel provincial y otro muy diferente a nivel nacional.

Sin embargo esa actitud veletista, mercenaria y ruin de Urtubey no es una exclusividad suya: hoy por hoy casi todos los políticos oficialistas se comportan del mismo modo, puesto que todos deben asumir su función en un país donde el federalismo es sólo un principio teórico y no una práctica real. (Han sido muy pocas las ocasiones en las que los políticos del NOA han podido expresar el auténtico sentimiento del pueblo de la región. Un caso así se dio cuando se votó la infame modificación de la ley de matrimonios para permitir que los aberrosexuales contraigan nupcias entre ellos. En esa oportunidad, mientras la mayoría de los jujeños, patéticamente, votaban con el kirchnerismo más demente y en contra de las convicciones de casi toda la gente de su provincia, los delegados de Salta se manifestaron coherentemente con el sentir popular y votaron, todos ellos, en contra de semejante descarrío. Por ello Matías Hessling, un activista de la perversa causa aberrosexualista, se quejó de que Salta no tuviese a su patética Stella Maris Córdoba o a su vergonzante Liliana Fellner para invitarla a sus celebraciones de la decadencia y sentir que alguien diferente a los suyos les brinda su real apoyo.)   
Hiroshima mon horreur

Juan Carlos Romero, en lugar de trabajar para el volteamiento de un régimen corrupto y corruptor como el nefasto cristinismo, trabaja sólo para acorralar a Urtubey. Intenta arrojar a la basura a los frutos, cuando lo que debería de hacer es cortar a las ramas y al tronco de donde brotan. Al ejecutar ese movimiento lo único que ha conseguido el senador es poner al pueblo de Salta en una situación incómoda. Ahora, culpa de la campaña de El Tribuno, la educación sexual planteada por las mentes más corruptoras, degeneradas y depravadas del país puede llegar a efectivizarse en La Linda, causándole un serio daño a miles de jóvenes salteños. Lo que hace Romero frente a Urtubey es similar a lo que hizo EEUU frente a Japón cuando le lanzó la bomba atómica sobre Hiroshima: tan inconmensurado es su deseo de triunfo, que una infinidad de inocentes termina pagando un precio altísimo por la lucha de poder entre ellos.

En El Defensor del Norte Argentino ya se ha publicado bastante acerca de que trata la educación sexual que intentan imponer los progresistas, y por qué todo buen argentino debe rechazar tan repugnante adoctrinamiento. Pero el esfuerzo hecho desde aquí es minúsculo –como suele ser todo esfuerzo hecho por gente decente que sólo anhela garantizar el bien común–, pues desarticular la propaganda no sirve para nada si esa acción no da paso a una discusión sobre cuestiones de fondo.

Hacia un conservadurismo revolucionario

Durante la última semana, una ONG llamada “Grupo Sólido” visitó San Miguel de Tucumán y Yerba Buena con el objetivo de brindar charlas a los jóvenes de la provincia. El tema que abordaron en los encuentros fue el de la sexualidad. Valiéndose de estrategias de mercadotecnia y empleando las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, lo que la gente de este grupo proyecta es impulsar una “revolución del amor” que se contrapondría a la “revolución sexual” posmoderna.

La mentada “revolución del amor” no sería otra cosa más que buscar la recuperación de todos aquellos valores erosionados por tantos años de tergiversaciones urdidas por los promotores del control demográfico, de la naturalización de conductas sexuales desviadas y de la iatrificación de la vida cotidiana (miembros, todos, del mismo poder sinárquico). Lo interesante del concepto del Grupo Sólido es que la propuesta sugiere utilizar las innovaciones para evitar que éstas destruyan un orden, es decir se estaría en presencia de la incitación a una “revolución conservadora”.

Tal actitud, la de revolucionar conservadurísticamente, es la actitud más productiva frente a la violencia progresista. En efecto, mientras que el conservador clásico se limita a bloquear o demorar el cambio propuesto por la innovatividad de los elementos desviados de la sociedad, el conservador revolucionario se propone utilizar lo generado por esos elementos para contraatacar. De esa manera, por ejemplo, ante la discusión acerca de la conveniencia o inconveniencia de los nefastos casamientos homosexuales, la postura del conservadurismo revolucionario consiste en ir hacia la problematización de la premisa, planteando la pregunta más fundamental a la que nadie da respuesta: ¿cuál es la causa de la homosexualidad? La evacuación de esa duda resulta más importante que cualquier palabrería para atacar o defender aquello que, ante los ojos de cualquiera, es una anormalidad abominable.

Acerca de los casos de abusos

Pues bien, analicemos ahora casos concretos asumiendo esta perspectiva que hemos enunciado.

El pasado sábado 21 de agosto ocurrió un hecho lamentable en la localidad de San Pablo, provincia de Tucumán. Un hombre se enteró que un joven veinteañero que había abusado sexualmente de su sobrina de 11 años hacía apenas unos meses, había sido puesto en libertad. Indignado, el hombre buscó al joven, peleó con él, y terminó disparándole en la cabeza.  

Por otra parte, en Rosario de Lerma, provincia de Salta, el 15 de junio de 2010, un hombre llegó a su hogar tras cumplir con su jornada laboral. Allí encontró a su hija, una menor de 16 años, gozando del coito con su novio, otro menor de 16 años. El hombre montó en cólera al presenciar la escena, tomó una barra de hierro, y no sólo la usó para apalear al joven sino que también se la introdujo parcialmente por el ano, ultrajándolo.

Los dos casos son diferentes, pero en ambos el disparador del delito es una conducta sexual inapropiada por parte de las víctimas de la agresión. Mucha gente comprende y hasta aprueba la reacción del tucumano, pues socialmente está instalada la idea de que el abuso sexual por parte de un hombre mayor de edad hacia una menor es repulsivo. Sin embargo los casos contrarios en los que una mujer mayor de edad abusa de un menor de edad son menos difundidos, porque son menos denunciados. Y, al ser consultada, mucha gente no sabe que opinar ante un evento así, ya que consideran que esa situación es menos traumática que aquella que involucra a hombres mayores y mujeres menores.  

Ahora bien, sucede que cuando se indica que un hombre mayor de edad ha abusado sexualmente de otro hombre, pero menor de edad, la indignación suele ser igual que cuando la víctima es una niña. Empero, tales casos de abuso, lamentablemente, tampoco son denunciados lo suficiente, y por tanto reciben poca difusión.

De cualquier modo resulta curioso que si se consulta a los miembros de la comunidad homosexual masculina, y se indaga acerca de la edad de sus iniciaciones en la actividad coital, una abrumadora mayoría confiesa que éstas ocurrieron durante los años de su tierna infancia o de su temprana pubertad. ¿Acaso allí no hubo abuso? La gran mayoría de los homosexuales varones han sido abusados de niños o de adolescentes, y sin embargo ellos no se identifican como víctimas de sus abusadores. Tampoco relacionan el hecho de la vejación de su cavidad anal al desarrollo de su orientación sexual. Un momento tan tremendo de ruptura del orden natural, ¿no es ese acaso el momento propicio para transmitir un hipotético germen que ocasionaría esa conducta sexualmente anormal de la sodomía? ¿No estaría, por tanto, la sangre de los homosexuales peligrosamente contaminada? No lo sabemos, y tampoco lo podemos saber porque la tendencia actual y posmoderna es imponer la idea de que un homosexual no está enfermo y por tanto no necesita de una cura. De esa manera, averiguar el verdadero origen de la afección conocida como “homosexualidad” se torna dificultoso o casi imposible.

Culpa y vergüenza

Veamos ahora el caso del padre que ultrajó al novio de su hija. En otra época, quizás, la resolución del caso hubiese sido distinta: el muchacho, avergonzado por haber sido herido en el ano, habría callado su dolor, evitando así hacer la denuncia ante el hecho ocurrido en la privacidad del hogar de otra persona, y habría asumido que su comportamiento –encamarse con la hija de alguien en la casa de ese alguien– no fue el más decente. Pero la decencia se perdió, y hoy se vive en un mundo en el que todo vale.

Es en este punto en donde entra en juego la idea de discutir las cuestiones de fondo a las que aludíamos anteriormente. El tópico que salta a la vista es el del papel de la vergüenza y de la culpa en la sociedad actual.

La antropología cultural ha descripto dos paradigmas en torno a la fijación de un orden de conducta: la vergüenza y la culpa. En las sociedades de la vergüenza, se espera que las personas tengan un comportamiento íntegro y decente. Si no lo hacen, es decir si violan los códigos legales y también los morales, son castigados, pero castigados socialmente. Es decir, si, por ejemplo, una mujer casada comete adulterio y ello se hace público, entonces esa mujer pasa a ser despreciada por el resto de la gente, lo que la somete a un agobiador sentimiento de vergüenza del que es muy difícil salir (en los países islámicos se suele apedrear hasta morir a alguien así, o, en el mejor de los casos, expulsarla fuera de la comunidad). Por otro lado, en las sociedades de la culpa, se espera de las personas lo mismo que en las otras sociedades, pero con la diferencia de que en estos casos quienes no cumplen con las expectativas no son sentenciados (al menos no formalmente) por el resto de la comunidad. En las sociedades de la vergüenza las personas evitan hacer cosas reprobables para no sentir la vergüenza de ser juzgadas y condenadas por los otros, en tanto que en las sociedades de la culpa las personas se abstienen de las malas acciones para no cargar con la culpa de no haberse comportado debidamente. En el último tipo de sociedad, nos atreveríamos a decir, la empatía está mucho más desarrollada.

Mientras las sociedades de la vergüenza externalizan el orden moral, las de la culpa lo internalizan. Esa diferencia es clave, pues unas apuestan a lo comunitario mientras que las otras lo hacen a lo individual. La gran diferencia ética entre Occidente y Oriente subyace en la manera en que unos y otros impulsan el autocontrol. En Oriente uno debe autocontrolarse para no poner en riesgo a la familia, ya que a las faltas de uno las pagan también los otros. En Occidente, en cambio, no sólo pasa lo mismo que en Oriente, sino que además el propio honor está en juego. Dicho de otro modo, el oriental es una persona que no hace el mal para evitar ser castigado por los demás (denle un anillo que lo haga invisible y, en consecuencia, impune, y se convertirá en la criatura más maligna del universo), mientras que el occidental, el producto de la civilización grecorromana y de la judeocristiana, no sólo no hace el mal para no ser castigado sino también porque está convencido de que la opción más adecuada es asumir la obligación de hacer el bien. No en vano el cristianismo es la (única) religión del amor [1 Juan 4:16].   

En rigor, la descripción que hemos hecho de la culpa en Occidente se aplica al periodo premoderno. A partir del periodo moderno, el factor comunitario del autocontrol comienza a desvanecerse en favor del engrandecimiento de la responsabilidad individual: la mirada amonestadora del otro ante una falla es una nada comparada a la propia mirada amonestadora ante el mismo evento. Desde el siglo XV en adelante la idea es que cada hombre pague por sus faltas pero no así sus familias. Un hombre o una mujer que roben serán juzgados como ladrones, pero su familia no deberá ser tratada como la criadora de ladrones. Si bien ese precepto es antiquísimo, la voluntad de establecerlo efectivamente se torna una necesidad durante el periodo moderno, y se intentan diseñar diversas estrategias jurídicas, educativas y culturales que consigan ponerlo en práctica (de todos modos aún hasta el día de la fecha es común ver como los miembros de un vecindario se enemistan, a veces ferozmente, con la familia de alguien que ha violado gravemente a la ley).

A medida que se fue consolidando la separación entre la esfera de lo público y la esfera de lo privado en Occidente, esto es, a medida que se fue acentuando el individualismo en detrimento del comunitarismo, la exigencia de inculcar culpa se volvió más necesaria. El concepto de pecado, instrumento privilegiado para generar culpa, adquirió un rol predominante en la vida volitiva de los seres humanos, puesto que se convirtió en la forma más óptima de garantizar el autocontrol. La confesión, casi innecesaria en las sociedades de la vergüenza, cobró una dimensión gigantesca, proliferando no sólo las consultas con sacerdotes, sino también prácticas similares como la redacción de diarios personales y las sesiones con los psicoterapeutas. Para ponerlo más claramente: toda persona en Occidente, para vivir como gente de bien, debe mantener el equilibrio entre el honor personal (elemento social) y la culpa o cargo de conciencia (elemento individual), evitando el pecado, que es el lugar en donde lo social y lo individual se articulan. Al pecar, un occidental dilapida su honor social, pero sobre todo se carga de culpa individual. El occidental evita el pecado no sólo para no perder el honor, sino, y principalmente, para no sentir culpa. Tomás de Aquino, un pensador premoderno, ponía al Mundo entre Dios y el Hombre; Descartes, un pensador moderno, pone a Dios entre el Hombre y el Mundo: de ese modo para el moderno todo acto que cause daño será reportado inmediatamente ante Dios y no ante los otros hombres, mientras que para el premoderno sucedía al revés.  

De cualquier modo, Occidente ha ido perdiendo poco a poco su identidad como un producto esperable de la lógica de la modernidad. Que en Occidente se juegue cada vez más seriamente a ser Dios no es una casualidad. No obstante, el problema aquí es que la idea de culpa, que antaño era un principio regulador de la acción individual, se ha convertido hoy en día en un principio regulador de la acción colectiva, o más bien de las decisiones políticas. Se puede señalar a cierto relato muy popularizado por Hollywood –y que se tradujo en la instalación de un portaaviones norteamericano en Medio Oriente–  como un motor global de la culpa a nivel político. Con la posmodernidad, la idea de honor personal comienza a desvanecerse (por ejemplo ahora es más aceptado que antes la deshonra de que una mujer no llegue virgen al matrimonio; el motivo de ello es el perfeccionamiento en los intentos de jugar a ser Dios: la idea de que la mujer se casase virgen se correspondía a la idea de que ese estado garantizaba que no era madre ya, y que, por tanto, los hijos engendrados por la pareja eran productos del marido legítimo; las pastillas anticonceptivas les permiten ahora a la mujeres copular sin quedar embarazadas, lo que hace que una mujer pueda decidir cuando procrear descendencia, consensuándolo o no con su pareja). Al mismo tiempo que el honor personal empieza a quedar en desuso, en Occidente la culpa, poco a poco, pasa a ser un problema colectivo mas no individual. Nadie en Occidente se siente culpable por nada, sino que la culpa es casi siempre transferida a otra instancia, generalmente al Estado. Un caso ilustrativo: hace muy poco, unos adolescentes visitaban durante la madrugada una zona obscura de Bella Vista, ciudad del sur tucumano, con la intención de encontrar un lugar para compartir un momento íntimo, pero unos malvivientes los interceptaron, les robaron sus pertenencias, y sometieron sexualmente a una menor del grupo. La reacción más común es indignarse por la inseguridad en la que se vive, culpando por ende al Estado, que falló en sus funciones; empero el hecho de que un grupo de adolescentes haya estado circulando a esas horas de la noche y por esos lugares con el único propósito de vivir una experiencia amorosa riesgosa, indica que ellos también son culpables de la situación que vivieron.

El patriarcado, el matriarcado, el mercado

Culpar a la víctima es algo que está mal visto en nuestra sociedad contemporánea. Para el imaginario popular, toda víctima es un ser indefenso avasallado por un actor ebrio de poder que se cree impune. Si se piensa en las vicisitudes de la subversión setentista, ¿no es esa la posición oficial? ¿No se habla hoy en día de ese ejército de cretinos terroristas como si hubiesen sido víctimas indefensas de un “genocidio”?

La construcción de la víctima, la distribución de la culpabilidad, el grado de responsabilidad por las propias vivencias: tales son las cuestiones de fondo que el gobierno debería instalar para su discusión. Pero, al no estar articuladas como una demanda social, el gobierno omite hacerlo.

El psicoanalista Gérard Pommier, en un Congreso de Psicología que se realizó hace poco en Tucumán, dio una conferencia en la que hacia una lectura psicoanalítica de la realidad social contemporánea. Según este autor, se vive un recrudecimiento de las neurosis, lo que significa que hay un desfasaje cada vez más pronunciado entre la satisfacción de las inclinaciones naturales y el orden social que cada individuo debe interiorizar. Vale decir, la época de la posmodernidad sería una época en la que se vive a una distancia mayor del orden natural que en épocas anteriores. Pommier atribuye este fenómeno a la caída del orden patriarcal, que, desde nuestro punto de vista, se habría originado gracias a la transformación de la culpa en un parámetro del trabajo político. Así, en un mundo en donde la masculinidad es cercenada por la culpa, en donde se impone un ideal de paz internacional al mismo tiempo que se ejecutan toda clase de guerras sucias y asimétricas, la paternidad no logra completarse. Pero así como la paternidad fracasa, también lo hace la maternidad, producto femenino naturalmente más débil y frágil que su par masculino. Sin padres ni madres, sin órdenes patriarcales y sin órdenes matriarcales, es decir sin familias, las personas quedan huérfanas. Y esas generaciones de huérfanos son adoptados por los mercados. Los jóvenes de ahora no crecen para ser como sus padres o sus madres, crecen para ser ellos mismos. ¿Y qué son ellos mismos? Pues simples paquetes de identidad diseñados por alguna corporación empresarial y que ellos compran en los supermercados.   

En este escenario, las políticas educativas deberían implementarse no para legitimar situaciones decadentes, como sucede actualmente. Por el contrario, si se va a permitir (y a obligar a) que todo ciudadano argentino se someta a un proceso de educación común, público y que excede el marco familiar, entonces las políticas educativas deberían partir del principio de que es necesario educar para la virtud, reubicando al sentimiento de culpa en el ámbito de la conciencia individual, recuperando la idea de honor como fundamento de la dignidad y trabajando arduamente para demostrarle a los jóvenes la importancia de sentir vergüenza y de obrar de un modo que sobrepase el egoísmo.   

Antonella Díaz

sábado, 24 de septiembre de 2011

Tucumán vive la Fiesta de la Virgen de la Merced

El sábado 24, la arquidiócesis de Tucumán festejará la fiesta de su patrona, que tendrá el lema: “María, acércanos a Jesús en el hermano”. Se celebrarán misas a las 0.30, 6, 7, 8 y 9 que tendrán lugar en la basílica Nuestra Señora de la Merced  (24 de septiembre 253, San Miguel de Tucumán).
 
A las 11 se celebrará la misa solemne con las autoridades locales, y a continuación la imagen de la Virgen saldrá en procesión hasta el colegio Sagrado Corazón de Jesús de las Hermanas Esclavas (Alberdi 509). A las 16 se realizará el acto cívico-militar en la plaza Belgrano, y luego se hará la procesión con la imagen de la Virgen por las calles Alberdi y 24 de septiembre hasta la catedral Nuestra Señora de la Encarnación (24 de septiembre 420). A las 19, el flamante arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Zecca, presidirá la misa solemne.

Agradecen en Jujuy la conservación del patrimonio arquitectónico


La terminación reciente de los trabajos de refacción de la Escuela Normal "Juan Ignacio Gorriti", generó un efecto positivo en la sociedad, que ve con buenos ojos las acciones del gobierno provincial por recuperar edificios históricos que tienen una gran valor arquitectónico. A lo de la Normal se suman también las obras que se vienen ejecutando, en igual sentido, en el Colegio 1 "Teodoro Sánchez de Bustamante" y las que próximamente se comenzarán a realizar en Casa de Gobierno.

Nueva edición del Festival del Puestero

La agrupación de gauchos Coronel Luis Burela, de El Carril, es la principal responsable de la novena edición del Festival del Puestero, que se desarrolla desde el viernes y hasta el domingo, y también tendrá como escenario la cancha del Club Nobleza.

Se cumplirá hoy, desde el mediodía, la jornada de destrezas criollas. A las 11, habrá una misa de acción de gracias; a las 12 será el desfile de fortines gauchos y luego del almuerzo habrá doma y pialada de novillos. Esta misma noche, pero en la plaza San Martín de la localidad carrileña, habrá una festival gratuito organizado por la Municipalidad local.

El domingo 25, en tanto, será la gran jineteada, con 50 montas en 3 categorías: crinas, grupa y bastos. Habrá siete tropillas de las mejores de Salta y Jujuy. Para darle más categoría al espectáculo campestre, se prepararon 7 broches de oro, uno por cada tropilla.

Finalmente, desde las 20 se cumplirá el festival folclórico en el que se destacan conjuntos como el ascendente Los Juglares, Las Voces del Interior, Los Chamameceros Santiagueños, Los hermanos Saravia y Milagro Vilte.

viernes, 23 de septiembre de 2011

Tucumán se manifiesta a favor de la vida y en contra de los profetas del odio y la destrucción

Defensores de la familia y  de los niños por nacer tejieron un escarpín gigante, de más de 650 cuadrados a crochet, para reclamar políticas de protección de la vida humana.

Fue una multitud la que participó este jueves de la convocatoria, denominada "Marcha de los Escarpines", que se concentró en plaza Independencia y recorrió las calles del microcentro tucumano en horas de la mañana.

En cuanto al propósito de la movilización, los organizadores señalan que busca “concientizar que no todos están de acuerdo con el homicidio prenatal, en sus distintas formas de dar muerte, llámese, aborto, ligadura de trompas que esteriliza a la mujer, anticoncepción de emergencia, colocación de Dius, etc. Que como argentinos pretendemos que nuestros legisladores con el voto de confianza que le dimos en las elecciones, nosotros los argentinos, legislen para la Patria y la Vida, y no para fines de poderes internacionales oscuros, ajenos a la Familia y a la Vida. Decirles que queremos ser Nación y para ello hay que proteger la maternidad y la Familia. Advertirles que Argentina es un país despoblado y codiciado por sus riquezas naturales, que no se equivoquen con la implementación de leyes que nos dejan desprotegidos”.

“Hacerles saber que Argentina defiende la Vida y la Familia que el aborto trae guerra, muerte y destrucción, es algo que no podemos permitirnos ni como católicos ni como argentinos”, finalizan.

Santiagueños acusan a Alperovich de tomar medidas solamente cosméticas para resolver los problemas ambientales

Jorge Rocchia Ferro (izq.), cuñada de Alperovich (cent.) y Catalina Lonac (der.)
Al aludir Darío Moreno al cierre de la destilería del ingenio La Florida, consideró que “fue una decisión meramente política del gobierno de Tucumán, por la visita del secretario de Medio Ambiente de la Nación. Lo mismo sucedió, cuando horas previas al arribo a Tucumán de la ex secretaria de Medio Ambiente, Romina Piccolotti, cerraron el ingenio San Juan. Hace un año solicité se inspeccione el Ingenio La Florida, y todos miraban para otro lado. Hoy, se mediatiza el cierre del sector de destilería, y no me consta que esta situación continúe porque, cualquier medida judicial, puede hacer caer una resolución de cierre de la destilería, firmada por un funcionario de cuarta categoría, no confirmada por el Secretario de Medio Ambiente, Alfredo Montalván, ni homologada por un Decreto del gobernador, José Alperovich. O sea el gobierno de Tucumán, encubre la actividad lesiva de sus industriales, que producen de manera no sustentable” concluyó.

Lamento de hembristas paranoiqueadoras: jovencita "raptada" admite su mentira

Una jovencita que había manifestado haber sido raptada por dos individuos mantuvo en vilo a la Policía, que se abocó a la búsqueda de esos sospechosos. Pero todo quedó desestimado cuando la damnificada confesó que había mentido, para evitar un castigo de sus padres.

Todo comenzó el pasado viernes. A las 21.00 se presentó en la sección Seguridad Personal un hombre de 50 años domiciliado en Los Pocitos (departamento Tafí Viejo), acompañado por su hija de 14 años (las identidades se mantienen bajo reserva por razones legales). Delante de su madre, la muchacha manifestó que ese día salió de la escuela a la que concurre -ubicada en el barrio sur- hacia avenida Salta al 500, alrededor de las 18.20, para tomar un colectivo de la línea 101 con destino a su hogar.

Mientras esperaba sola en la parada, manifestó que se detuvo delante suyo un auto blanco, del que se bajó un sujeto de unos 55 años de edad, delgado, alto, con bigote y un tatuaje verde en el brazo. Dijo que éste quiso introducirle un trapo en la boca, pero ella llegó acubrirse con su mano. Sin embargo, el sujeto la obligó a subir a la parte trasera del auto, mientras le decía al conductor que maneje. La muchacha manifestó que ambos conversaban en voz baja, pero escuchó a uno de ellos decir: “¿Adónde la vamos a llevar a esta pendeja (sic)?”.

La adolescente lloró y les pidió que la dejaran ir. Entonces, el desconocido que la forzó a entrar al vehículo tomó su mochila, le sacó un celular “Samsung” (que no funcionaba) y 40 pesos. También destruyó su carpeta.

Dijo que finalmente decidieron dejarla en el complejo deportivo “General Muñoz”, ubicado en avenida Juan B. Justo al 2.200. Añadió que eran cerca de las 20.30 y que una mujer que la vio llorar la acompañó a la parada del colectivo y le dio dinero para el boleto. Llegó a su hogar casi una hora después y narró lo ocurrido a su madre.

Efectivos de Seguridad Personal -bajo directivas del comisario Víctor Luis Barraza- comenzaron a realizar las primeras actuaciones, según el protocolo de intervención para este tipo de situaciones. Se informó a los madres y a la jovencita que sería llevada a recorrer las calles por las que fue llevada por sus captores.

Pero todo quedó en la nada cuando el lunes último se presentó la madre de la muchacha, quien pidió que se archive la causa ya que todo lo manifestado era falso. Dijo que al día siguiente del hecho (el sábado último) vio muy nerviosa a su hija.
 
Finalmente, ella confesó entre llantos que en realidad el día anterior, tras finalizar el horario de clases, se fue con sus compañeros a la plaza Independencia para pasar el rato. Explicó que no se dio cuenta de que el tiempo transcurría y, como se hizo tarde para regresar a su casa, decidió inventar la historia de un supuesto rapto para eludir el castigo paterno. La chica confesó a su madre que no pensaba que su mentira iba a traer consecuencias. 

jueves, 22 de septiembre de 2011

Resistencia vecinal en contra de la plutocracia azucarera ecocida

En un café céntrico, el diálogo es más formal con Alberto Fabián Barrera, un docente nacido en Concepción y que lamenta la forma en que su comunidad sufre este mal.

“Una de las cosas que queremos es exigirle al ingenio Ñuñorco la instalación de filtros, porque contamina mucho el medio ambiente, ya que no sólo elimina sus desechos a través del río Pueblo Viejo, sino que también lo hace con la eliminación del hollín a través de sus chimeneas, lo que ocasiona serios trastornos en la vista y en las vías respiratorias de los habitantes”, se queja.

Al mismo tiempo, el docente considera que “debería haber una fuerte política de exigencia de parte del Departamento Ejecutivo de la provincia para la instalación en todos los ingenios de un sistema de filtros que es un factor contaminante”.

Consideró luego que los ingenios han sufrido con el avance del tiempo un proceso de desgaste, se han vuelto obsoletos, aunque existen adelantos tecnológicos.

En este punto, Fabián hace referencia al modo de presión que ejercen los empresarios para evitar realizar inversiones en materia de avances para el tratamiento de sus desechos, al indicar que amenazan con cerrar fuentes de trabajo.

“Nunca se han respetado las políticas de no contaminación, a costa de mantener fuentes de trabajo. Es una presión maquiavélica la que realizan los empresarios, porque dicen que dan fuentes de trabajo para 300 personas, pero sin embargo dañan a muchísimas más y nadie se anima a clausurar sus industrias a pesar de que contaminan”, enfatizó.

Pero consideró que este argumento es antojadizo de parte de las empresas ya que sólo se busca no invertir, no gastar dinero en algo que no les dará un rédito inmediato. “Las empresas han incorporado tecnología para la cosecha y para la producción de la caña, pero no se ha invertido en el tratamiento de los desechos. O sea que tecnología hay, sólo falta la voluntad de utilizarla para evitar seguir haciendo daño. Tampoco las autoridades les exigen nada”, concluyó.

El docente hizo notar que en la zona oeste de la provincia de Tucumán se asientan todas las industrias citrícolas y azucareras, que eliminan muchísimos desechos tóxicos, causando un grave perjuicio a la salud de las personas y un severo daño al medio ambiente.

Le recortan el negocio a FUNDAPAZ: documentarán a cientos de indígenas

Ciudadanizan a los rehenes de FUNDAPAZ

Más de 700 aborígenes verán por primera vez su nombre impreso. Tras una serie de notas publicadas por El Tribuno, y un pedido de amparo presentado ante el Defensor del Pueblo de la Nación, que daban cuenta de la situación en que se encuentran los aborígenes de Santa Victoria Este, en el departamento Rivadavia, el Registro Civil de la Provincia anunció que se darán documentos de identidad a estos salteños, que hasta el momento, no existían para el Estado. Por esta causa, nunca recibieron bolsones de alimentos, pensiones por discapacidad o asignación universal, entre otros beneficios.


FUNDAPAZ o el lucrativo negocio de la caridad

Fundapaz trabaja en la regularización de las tierras fiscales de los lotes 55 y 14, en Santa Victoria Este. Lo hace a través de la OFC, Organización de Familias Criollas que, junto a la Unidad Ejecutora Provincial (UEP), que depende del Ministerio de Gobierno, Seguridad y Justicia, proponen resolver el conflicto mediante un polémico éxodo, con el que intentarán reubicar a decenas de familias criollas, centenarias en la zona. Esta misma idea apoya la Asociación de Comunidades Aborígenes Lhaka Honhat, de estrechos vínculos con Asociana, Acompañamiento Social de la Iglesia Anglicana del Norte Argentino. Lhaka Honhat reclama la tierra que habitan los criollos como propia. De concretarse esta propuesta, las familias criollas, que en muchos casos dieron el nombre a esos lugares, deberán dejar atrás hasta las tumbas de sus familiares, con la promesa de nuevas tierras con mejores servicios y oportunidades. 


Según representantes de FUNDAPAZ, desde principios de julio su organización está siendo víctima de una injusta campaña en la que mediante notas en la prensa salteña se la acusa de quedarse con buena parte del dinero de proyectos financiados por el fondo de la Ley Nacional de Bosques que, precisamente, FUNDAPAZ gestionó para comunidades indígenas, y que éstas no pueden obtener por falta de algunos requisitos legales exigidos por la misma ley. Los fondos son de la Nación y los canaliza el gobierno provincial.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Miles de personas inocentes en peligro: aberrosexuales tergiversan hechos y presionan para que los dejen donar sangre

“No te pueden inhibir a donar sangre por tu orientación o actividad sexual, es estigmatizante y discriminatorio”, así lo manifestó la delegada en Jujuy de la Asociación de Travestís, Transexuales y Transgeneros de la Argentina, Aylen Chambi en referencia al caso que trascendió días pasados en medios nacionales sobre un joven que tuvo que mentir sobre su condición sexual para poder donar sangre.

La delegada de ATTTA Jujuy comentó que “primero: el ser humano le tiene tabú al sexo; segundo: porque le tiene tabú al propio cuerpo por esa construcción de género tan marcada que tenemos en la Argentina, la construcción hegemónica machista de que los conductos se han hecho para entrar o para salir nada más, por donde sale nada puede entrar. Freud dice que somos cuerpos sexuados, dar la mano, abrazar, todo es parte  de un intercambio sexual y que todo nuestro cuerpo es erógeno, pero las personas le tienen miedo a disfrutar, le tiene miedo al hecho que también pueden disfrutar al tener una relación con una persona del mismo sexo o utilizar al cuerpo para mantener una práctica sexual; le tienen miedo, le tienen vergüenza y es por la carga que se le da”.

Añadió al respecto que “está marcado el machismo, cuando el niño llora cuando esta por ingresar al jardín le dicen ‘deja de llorar no seas maricón’, y nadie se acuerda que todos lloramos cuando íbamos al jardín porque teníamos miedo al abandono, porque era el desarraigo. La iglesia marca esto como desviaciones, como conductas pecaminosas que si haces esto te vas a ir al infierno, no sos digno de ser hijo de Dios. Las leyes contribuyen a eso, en la Argentina todavía tenes 2 provincias en las que el código contravencional todavía está condenando el travestismo, entonces todas estas cosas hacen que se vea como malo, como fuera de lo que es normal. Siempre hay que pensar lo que cada persona considera normal, hay personas que creen que la homosexualidad es contra natural y hay más de 500 especies de animales que practican la homosexualidad como parte de su vida”.

Aylen Chambi sostuvo finalmente que “con el devenir del tiempo todo esto se ha ido desvirtuando, se ha considerado que estas personas son enfermas, que son personas que no están dentro de un estatus igualitario al del resto de la comunidad y estas son las normas  que hacen que no se vean a las personas de la diversidad sexual como personas comunes, sino que se las vea como un grupo a parte y totalmente peligroso”.

Los Kirchner no lo hicieron

En pleno año 2011, luego de casi una década de pretendido crecimiento a “tasas chinas”, este gobierno nacional, que manejó el presupuesto en dólares más alto de la historia argentina, ¿cumplió alguna de sus promesas?

En pocas líneas, repasamos todo lo adeudado, todo lo que nos dijeron que iban a construir:

Provincia de Salta

Obras para reparar Tartagal, tras las dos inundaciones.
Frenar el desmonte de la cuña boscosa, que mata de hambre a la etnia Wichi.
Radarizar el territorio fronterizo, por orden de la Corte Suprema.
Tren urbano en la capital provincial.
Reparar el tramo del “tren a las nubes” que llegaba hasta Chile.

Provincia de Jujuy


Autopista que una la capital provincial con la ciudad de Salta.
Radarizar la frontera.
Exigirle a Milagros Sala que le de escrituras a los dueños de las viviendas sociales que siguen en mano de la Tupac Amaru.

Provincia de Tucumán

Autovía en la 38 desde Famaillá hasta el límite Sur.
Saneamiento del Río Salí-Dulce.
Autovía hasta Salta en la ruta 9.
Tren San Miguel de Tucumán a Tafí Viejo.
Reapertura de los talleres ferroviarios de Tafí Viejo.

Resumiendo: el dinero de las grandes obras se va en politiquería, en prebendas, en subsidios. Con ello, se gana elecciones, ya que la mitad del electorado depende en buena medida del Estado Nacional.

Eso sí, nos podemos matar en cualquier ruta o ferrocarril. Nos pueden inundar de droga y nos va a faltar energía. Los bosques desaparecerán y el agua va a quedar contaminada en todos los cursos existentes.

Ya habrá tiempo de echarle la culpa a algún “enemigo del modelo” mientras disfrutamos del fútbol para todos en un plasma financiado a 50 meses.

martes, 20 de septiembre de 2011

Peces muertos en territorio salteño

Tres oraneses que visitaron el Río Bermejo a la altura de la Finca Las Varas, sobre la Ruta 5, en pleno Chaco Salteño, denunciaron la presencia de muchos peces muertos.

Los vecinos se dieron con un panorama aterrador, porque encontraron muchísimos peces muertos sobre la orilla y en medio de la empalizada, peces grandes y pequeños, dorados, surubíes y otros que completaron una zona devastada.

Según el testimonio brindado por Ricardo Zarra en Radio Noticias, uno de los que fueron hasta el lugar y tomaron fotografías del paisaje aterrador, esto debe ser causado por el derrame de tóxicos en las aguas del Río Bermejo

Jujuy: brindan capacitación para delincuentes

Avivando bribones

El día sábado 17 de setiembre dio comienzo una campaña organizada por la Juventud de la Asamblea de Trabajadores Desocupados (ATD) con el objeto de informar a la juventud y a la sociedad en general, algunos aspectos que tienen que ver con los derechos de cada ciudadano. La campaña se desarrolla bajo el lema “El Código de Faltas esta en falta”, y tiene por objeto informar principalmente a los jóvenes, dada la cercanía de la Fiesta Nacional de los Estudiantes, “Que hacer si me llevan detenido”.

Según la ATD, esta primera actividad se enmarca en una campaña mayor impulsada por AJI 20, NOA Diversa, Abogados por los Derechos Humanos y la Red por el Derecho a la Identidad, “tendiente a lograr la derogación de la anacrónica institución llamada Código de Faltas, que en la actualidad solo sirve para disfrazar de legal las actitudes a veces casi delictivas del personal policial, toda vez que el avasallamiento de los derechos de los ciudadanos comunes configura delito”.

Fuerzas de seguridad garantizan el orden que progrecínicos intentan romper

Ciento seis personas demoradas fue el resultado que dejaron este fin de semana los operativos de seguridad implementados en todo el territorio provincial en horarios nocturnos.

Como resultado del mismo ciento seis personas fueron alojadas en dependencias policiales. Entre las mismas se cuentan 35 menores  que fueron puestos a disposición de sus padres, 50 por averiguaciones de antecedentes y 12 por deambular en estado de ebriedad, entre otros.

Desde la Jefatura de la Policía de Jujuy se dio a conocer que dichos dispositivos tendrán continuidad los próximos fines de semana contando para ello con la participación de la Dirección Seguridad de Tránsito y el Departamento Judiciales, entre otras dependencias, especialmente teniendo en cuenta que para entonces se estarán desarrollando a pleno las actividades enmarcadas en una nueva edición de la Fiesta Nacional de los Estudiantes.

FUENTE

La desaparición de una bolivianita pone a la luz a la peligrosa porosidad de la frontera argentina-boliviana

Daniela Loayza estaba sola y asustada en una estación de servicio de Villazón, Bolivia, cuando llamó a María Elena, su madre. Los investigadores tenían los teléfonos de la familia intervenidos y así pudieron dar con el lugar exacto donde se encontraba la menor de 13 años que había desaparecido el 7 de septiembre, cuando iba a la escuela en el barrio porteño de Villa Lugano. Rápido, se montó un operativo para rescatarla y llevarla al consulado argentino en Bolivia. 

Según fuentes de la investigación, el principal sospechoso del secuestro de la menor es el hermano de su padrastro un hombre de 30 años, indentificado por la policía como Juan Francisco Contreras Silio, que tiene antecedentes penales por abuso sexual y estuvo detenido en el penal de Ezeiza. Ahora los investigadores están abocados a encontrar a este hombre y poder hablar con Daniela para que declare cómo fueron los hechos. Uno de los puntos oscuros del caso es cómo Contreras Silio pudo sacar del país a una menor que estaba siendo buscada por todas las fuerzas de seguridad.


Tras el caso de una adolescente que desapareció de Buenos Aires y fue hallada siete días más tarde en Bolivia, el juez federal de Orán, Raúl Reynoso, opinó que la frontera norte del país es difícil de controlar.

El episodio generó dudas sobre la vulnerabilidad de los límites nacionales y cuestionamientos sobre cómo pudo cruzar a otro país una adolescente sin un documento que certificara la autorización de sus padres. Los planteos se generan mientras Bolivia debate una nueva ley de trata y tráfico de personas.

“Muchas veces se opina con mucho desconocimiento sobre la frontera con Bolivia. Son más de 200 kilómetros que, por cuestiones geográficas, son difíciles de controlar. En algunos puntos, la gente puede pasar caminando de un país a otro”, señaló Raúl Reynoso.

El caso de Daniela Loayza también generó interrogantes sobre las herramientas para prevenir el tráfico de personas entre diferentes naciones con fines de explotación laboral o sexual.