La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

domingo, 31 de julio de 2011

Serios interrogantes ante el homicidio de dos turistas francesas en Salta

La muerte de las dos turistas francesas, deja detrás de la conmoción una serie de interrogantes que sugieren la composición de un rompecabezas donde inevitablemente faltan piezas; o al menos, las que hay no terminan de encajar.

La primera duda es el tiempo. Quince días sin que nadie sepa ni pregunte nada, es por lo menos un tiempo exageradamente extenso para que alguien hospedado en un hotel no de señales y nadie pregunte nada.

Siendo Salta una plaza tan cotizada en cuanto a turismo se refiere, el establecimiento, por lo menos debiera tener un control de los ingresos y más todavía  de los egresos, toda vez que  ésta es una norma exigida por el Gobierno. Nadie deja un hotel tanto tiempo y no vuelve; aunque si bien existen ejemplos en que dejar los bártulos resulta más barato que pagar la cuenta. Pero éste no es tampoco el caso.

La segunda duda es el lugar. Llama la atención que el crimen haya ocurrido en la Villa de San Lorenzo, un sitio VIP, habitado por funcionarios de alto rango, empresarios y profesionales, todo lo cual sugiere una custodia preferencial, no sólo de la Policía de la Provincia de Salta sino también de empresas privadas. 

Es muy difícil de imaginar que habiendo salido a caminar las mujeres, hayan sido abordadas y mantenidas en cautiverio durante medio mes en la zona, para luego asesinarlas y arrojarlas en ese lugar. La actitud por lo menos precipita a pensar que hubo un móvil más concreto que un asalto sexual y que el lugar donde se cometió el crimen podría no ser donde se hallaron los cuerpos.

La tercera duda. Se relaciona con la forma en que fueron ultimadas. Más allá de que la autopsia revela indicios de un abuso sexual; un disparo en la cabeza y otro por la espalda manifiesta que el /los asesinos sabían lo que estaban haciendo y si no fuera por la nacionalidad francesa de las víctimas se pensaría de un típico ajuste de cuentas o un crimen por encargo.

La cuarta duda se relaciona con el calibre del arma utilizada. Se trata de un arma calibre 22 mm de uso civil y disponible para cualquiera si bien hoy tiene sus restricciones, pero “a priori” en casos de ajustes de cuentas, se tiende a pensar en armas de un calibre mayor.

La quinta duda es el móvil. Tampoco se puede descartar  que el hecho esté relacionado con el narcotráfico que tuvo por casualidad a Salta como escenario, vale decir,  un “sicariato” tal como se suele llamar en la jerga de los narcos al crimen por encargo pero en esta hipótesis juega en contra el calibre de la munición utilizada.

Es cierto que hay más dudas que certezas, pero se ha demostrado que el camino de la duda metodológica puede llevar a develar los interrogantes planteados. El tiempo y la constancia en la investigación serán los que determinen qué es lo que realmente ocurrió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.