La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

jueves, 28 de julio de 2011

Intentos frustrados de secuestros de bebés en Tucumán y Jujuy: ¿tráfico de personas?

Un confuso incidente ocurrido frente al hospital Del Niño Jesús en la ciudad de San Miguel de Tucumán tuvo como protagonistas a una adolescente, su hermanito de pocos meses de vida y un individuo quien, según la muchacha, quiso llevarse por la fuerza a la criatura. Este terminó arrestado por personal de la Seccional Segunda, que lo puso a disposición de la Fiscalía III.

El lunes al mediodía, esta joven de 16 años (su identidad se mantiene bajo reserva por razones legales) se acercó a los suboficiales Víctor Marcelo Díaz y Antonio José González, quienes recorrían la plaza San Martín, frente a ese centro asistencial de salud.

La adolescente les narró que esperaba en el paseo público a su madre para ir todos juntos al hospital, cuando se le acercó un sujeto robusto, con un portafolios gris en la mano. Según ella, le dijo: “¡Qué lindo chico tenés! ¿Me lo regalás? Me lo quiero llevar”. La jovencita quiso retirarse, pero el desconocido insistió y le dijo, alterado: “¡Dame al chiquito!”.

Como la denunciante quiso regresar a su casa, los uniformados se ofrecieron a acompañarla hasta la parada de ómnibus. En el trayecto apareció la madre de la muchacha, quien repitió para ella el incidente ocurrido minutos antes.

Cuando terminó con su narración, la menor divisó al sujeto que quiso llevarse a su hermanito por la fuerza. Los policías se acercaron hasta él, lo interceptaron y pidieron apoyo para ir todos juntos hasta la Segunda.

En esa sede, el individuo fue identificado como L.G., de 51 años y domiciliado en Los Aguirre. Quedó demorado hasta que se comunicó lo ocurrido a la Fiscalía III. El secretario Jorge Aguilera dispuso que quede aprehendido y que se tome declaración a la madre y a su hija sobre este hecho.

FUENTE 

El rapto se produjo alrededor de las 23:30 del pasado 21 de julio, sobre avenida José de la Iglesia y Avellaneda. En esas circunstancias una mujer que caminaba junto a su bebé de alrededor seis meses se dirigía a su domicilio luego de salir de su lugar de trabajo, fue interceptada por un joven de alrededor de 19 años de edad con domicilio en el barrio de Malvinas -identificado como Gonzalo Márquez-, quien sin mediar palabra se acerco a la joven madre y comenzó a golpearla hasta derribarla. Una vez que logro su objetivo el malviviente tomo a la criatura que estaba en el interior de un cochecito y escapo en dirección a las playas del rio Xibi Xibi, introduciéndose en el mismo. 

La mujer, que comenzó a perseguirlo mientras que a los gritos pedía auxilio, fue socorrida por ocasionales transeúntes quienes llamaron a la policía. En minutos los uniformados se abocaron al rastrillaje por las márgenes del espejo de agua, interceptando a unos metros de las playas del rio al individuo que se ocultaba entre los matorrales. Al verse descubierto arrojo a la criatura a las orillas del río y trato de correr en dirección al lago de Popeye, allí logro ser reducido esposado y trasladado a las celdas de la comisaria donde quedo detenido.

En tanto los auxiliares de la ley se abocaron a la investigación del porque del rapto de la criatura, aunque una de las hipótesis que se manejan es que el mismo haya sido contratado para el rapto o que, según lo que el detenido mencionó, lo hizo debido a que su novia no puede tener hijos y el quería satisfacer esa necesidad de la pareja, en tanto el juzgado lo imputó por el delito de sustracción de un menor, quedando en calidad de detenido en las celdas de la Brigada de Investigaciones de la capital jujeña.

2 comentarios:

  1. ese tal marquez se esta haciendo pasar por loco, para no cantar lo que sabe. a un bebe lo pueden vender para adopcion, pero tambien para producir pedofilia.

    ResponderEliminar
  2. Que historias espeluznantes. Al que pone en riesgo la vida de todo menor de cuatro años le deberían caber las penas más altas (incluyendo la pena de muerte).

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.