La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 14 de junio de 2011

Tras los escándalos del INADI, la sede de Tucumán es "misteriosamente" robada

El escándalo

Después de la trifulca del jueves en la sede de la Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi), donde explotó la crisis por su conducción entre el presidente, Claudio Morgado, y su vice, María Rachid, se terminaron yendo ambos.

La Presidenta decidió la intervención del organismo por 180 días y designó para ese cargo a Pedro Mouratián. Pero el escándalo parece lejos de acallarse.

Empleados del Inadi acusaban anoche a Rachid de haberse llevado expedientes de esa dependencia en sus últimas horas como vicepresidenta. Mientras, desde el entorno de la ex presidenta de la Federación de Gays, Lesbianas y Transexuales amenazaban con destapar presuntos casos de corrupción durante la gestión de Morgado.


El descargo de la aberrosexual María Rachid

El día anterior a mi renuncia, intentábamos ver documentación del organismo que debería explicar algunas irregularidades que surgían del informe de la auditoría interna del Instituto y de algunos expedientes a los que pudimos acceder.
FUENTE

La "casualidad" tucumana

El domingo en horas de la madrugada delincuentes saquearon la sede del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) Tucumán, ubicada en avenida Gobernador del Campo 11 de esta capital.

Rompieron el vidrio y las rejas de la puerta principal, ingresaron y se alzaron con documentación de suma importancia, además de un CPU con toda la información de la institución.

5 comentarios:

  1. q institucion mas absurda e inservible q es el inadi.es como un 678 mas formal.

    ResponderEliminar
  2. Se cae de maduro que el INADI Tucumán borró huellas. Esos parásitos no hacen más que apretar a los que tienen plata -pero no para dársela a los pobres, sino para dársela a un grupito de pillos, un grupillo, que piensa que el Estado los tiene que premiar por ser como son, pero nunca por haber hecho algo en favor de los demás.
    Lo peor es que son un nido de corruptos. Quieren imponer una moral, y ellos mismos son seres moralmente repugnantes, con el culo sucio sucio (y en muchos casos también llovido). El Estado argentino le haría un favor a su pueblo cerrando para siempre esa parodia de institución.

    ResponderEliminar
  3. El INADI es un engendro, una institución que no tiene nada que ver con las tradiciones legales argentinas. Una gran mierda de este órgano fantoche del Estado es que los tipos toman partido (como la causa gay), cuando lo que deberían de hacer es obrar como una instancia de mediación entre el Estado y la minoría discriminada, tomando el lado del Estado porque es precisamente una parte del mismo.
    El INADI es la mierda del imperialismo norteamericano, donde la idea de "asimilación" (somos todos ciudadanos con iguales derecho e iguales obligaciones) queda desplazada por la idea de "discriminación positiva" (donde en lugar de ciudadanos, hay ciudadanos gays, ciudadanos negros, ciudadanos wookies, cada uno con sus derechos especiales, pero sin el acceso por parte de todos al goce de ellos).
    La principal causa de discriminación en este país es la pobreza, si eliminan la pobreza todas los actos reales de discriminación desaparecen. El INADI es la manera más burda de decir que no se va a erradicar la pobreza y que la corrupción seguirá gobernando.

    ResponderEliminar
  4. Sólo dos Estados latinoamericanos bancan (con impuestos de la gente) soretadas como el INADI: Argentina y México. En el resto de los países -salvo Brasil, donde la discriminación es cosa seria por los pocos blancos que tienen que tolerar vivir en una selva africanoide- los temas de discriminación son tratados judicialmente. Es decir, si a vos te discriminan por algo, vas y hacés la denuncia, y después un juez determina si tenés razón o tiene razón el otro. Aquí también funciona igual, pero con el agregado de que está el INADI alentando a la gente para que lo haga.
    O sea a vos te discriminan por pobre, entonces vas a hacer la denuncia y resulta que también sos morochito, por lo que el INADI dice que pertenecés a un "pueblo originario" y el acto de discriminación que sufriste no es una cuestión laboral, social o lo que fuese, es odio irracional a los pueblos originales por parte del que te discriminó. Entonces al que discriminó lo mandan a un centro de lavado de cerebro del INADI (con el cual el INADI justifica un presupuesto, dando clases sin importarles un carajo si te sirven o no) y al mismo tiempo te despierta la conciencia de que sos parte de un "pueblo originario". Entonces vos, que sólo querías que el tipo que te discriminó no te discrimine y vivir una vida tranquila de ciudadano argentino, terminás poniéndote la vincha de tu tribu, y reclamándole al Estado que te de plata por haber nacido indio.
    Esa es la gran mierda que significa el INADI. Instituciones así están bien para países que no son estatistas, como EEUU, donde la sociedad civil se mueve sin depender como parásitos del Estado, y se justifican la aparición de asociaciones para hacer lobby (tanto el lobby de defensiva como el lobby de ofensiva). Pero en un país como el nuestro, donde el 50% de las personas son empleados públicos, y donde hay un 25% que viven con planes sociales DEL ESTADO, introducir esas visiones de mierda sólo ayuda a disgregar a una sociedad que dentro de todo tenía un buen grado de unión, pateaba para la misma dirección.
    El INADI no resuelve problemas, los multiplica, agrega nuevos a los que ya teníamos.

    ResponderEliminar
  5. Lo peor del inadi es la enorme cantidad de impresentables que amontona. Deberían poner un cupo del 20% de gente presentable, asi por lo menos podria haber uno que no de verguenza ajena escucharlo hablar. Me acuerdo de una abogada que salió hablando de Goane, y era rebruta para hablar. Busqué el video en Youtube pero lamentablemente no lo pude encontrar.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.