La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

miércoles, 22 de junio de 2011

Prensa tucumana históricamente vinculada a la masonería desinforma sobre la realidad de la misma


Se instalaron formalmente en Tucumán a mediados de 1880 y desde entonces su presencia en la historia de la provincia es una realidad que muy pocos conocen. La masonería, la sociedad secreta más antigua y misteriosa del mundo, también escribió algunas de las páginas más señeras de la historia provincial. Y todo se hizo desde el templo que la logia Estrella de Tucumán posee en la calle 9 de Julio al 300. Allí se reúnen regularmente (casi siempre dos veces al mes) unos 60 masones cuyos nombres se mantienen en secreto

Un integrante de alto rango de la logia tucumana, que prefirió no revelar su identidad, aseguró que la fraternidad ha iniciado una suerte de aggiornamiento con la finalidad de atraer a las nuevas generaciones. "No somos una secta secreta, sino más bien discreta", dijo.  

En este sentido, comentó que en Tucumán hay una buena cantidad de jóvenes que están interesados en la masonería. A tal punto que se han recibido más de 10 solicitudes de ingreso en los últimos meses.

La logia Estrella de Tucumán Nº 71 se fundó en 1880. Se dice que, mucho antes, los ingleses que llegaron a Tucumán ya habían fundado logias en Monteros, Concepción, el ingenio La Corona y Tafí Viejo.

Aunque a nivel nacional la masonería acompañó la génesis de la Argentina como país libre (la mayoría de los próceres que participaron en la declaración de la Independencia eran masones), es en el siglo XX cuando esta sociedad milenaria comenzó a provocar profundos cambios sociales y políticos en nuestra provincia. La creación de los Talleres Ferroviarios de Tafí Viejo, de la Universidad Nacional de Tucumán y de varios colegios profesionales, por ejemplo, fueron impulsados por la masonería local. Muchos clubes y asociaciones también se iniciaron por impulso de la logia.

6 comentarios:

  1. Estos masones son más pestilentes que los ríos contaminados de Salta.
    El motivo por el que dan la cara y se muestran como un "honorable club de caballeros" es porque fueron tanta las denuncias en su contra que no tuvieron opción. Entonces mantienen la doble cara: son gente que hace beneficiencia ante la opinión pública, y corruptos que hacen negociados en la sombra.

    ResponderEliminar
  2. La infame masonería está en Tucumán desde mucho antes de 1880. Lo que sucede es que muchos hombres eran masones, pero no había oficialmente una logia local (por lo que los masones tucumanos decimonónicos solían participar en reuniones con masones de otras provincias).

    La masonería se apoderó del país en la mitad del siglo XIX, y fue el GOU el que se los sacó. Hubo un poco más de diez años de gobierno, y después los masones reaparecieron. Todos los presidentes desde entonces (todos, excepto Lonardi) tienen vinculos o cercanías peligrosas con la masonería.
    Hasta el gobierno del Turco traidor, la masonería era un tema que aparecía en la prensa, la gente si hablaba de los masones y su nefasta influencia. Con el Turco se desvaneció todo eso. En Italia, por ejemplo, ante algún movimiento extraño de los jueces o de los políticos los principales diarios señalan una posible movida de los masones, mientras que aquí se habla de estos hijos de puta como si se hubiesen extinguido antes de Perón, y hoy en día se juntaran solamente para darse grados irrelevantes, disfrazarse y tomar el té.

    ResponderEliminar
  3. Esta logia, es una sociedad de tipos que responden a los dictados de la Masonerìa Universal que pretende - y casi que ya lo logrò - tener el dominio polìtico del mundo. Desde Londres o desde Washington se manejan los hilos que mueven a los tìteres locales.

    ResponderEliminar
  4. En Italia estalló un escándalo con la Logia P4, en donde se están ventilando un montón de cosas turbias relacionadas al gobierno de Berlusconi, y aquí La Garcheta habla de las logias como si fuesen meros salones para ir a charlar y a jugar el dominó.

    ResponderEliminar
  5. coincido con los comentarios anteriores. en Argentina se habla de la masoneria como si fuese un tema prehistorico. y lo que es peor es que gracias a la fiebre kirchnerista de hoy en dia se repudia a infames masones como Sarmiento o Roca pero por haber sido "racistas", cuando su verdadero crimen fue haber sido masones (en su epoca el racismo no estaba condenado como ahora pero si lo estaba el ser mason... hoy es al reves, podes ser mason tranquilamente pero si le decis negro a un negro sonaste).

    ResponderEliminar
  6. Yo vengo estudiando el tema de Alperovich y su relación con la masonería tucumana. Pero, al igual que Evola, yo no caigo en la simplificación "judíos controlan masonería", sino que veo más bien una cooperación entre ambas internacionales.
    La defensa feroz de los Alperovich a Boudou es, a mi entender, parte de esa estrategia.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.